11|8|2022

Universidades católicas latinoamericanas: Argentina manda y gira a la derecha

01 de julio de 2022

01 de julio de 2022

La línea moderada del rector de la salteña Ucasal suma todo el poder en la organización regional. Bendiciones y vínculos políticos. La platense UCALP, apuntala.

Mientras el continente se inclina a la izquierda con la llegada al poder de Gabriel Boric en Chile, la proclamación de Gustavo Petro en Colombia y reza por el retorno de Lula Da Silva en Brasil, todas voces reivindicativas de la educación pública; las casas de altos estudios confesionales de la región giran a la derecha al elegir al argentino Rodolfo Gallo Cornejo para presidir la Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe (Oducal).

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Gallo Cornejo, rector de la Universidad Católica de Salta (Ucasal), será acompañado en la gestión de la organización continental por solo dos mujeres. Una es la peruana Patricia Campos (Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo), vicepresidenta y responsable de la subregión Andina, y la otra su compatriota Rita Marcela Gajate, rectora de la Universidad Católica de La Plata (UCALP) y elegida por sus pares –en su mayoría varones– para la vicepresidencia segunda que coordina la subregión Cono Sur.

 

La elección del ingeniero salteño por el 91% de los votos reposiciona a la Argentina dentro de la Oducal, tras doce años de gestiones de rectores chilenos y peruanos, y recupera la hegemonía que supo tener entre 1967 y 2009 con sucesivos presidentes connacionales en esta organización que nuclea a 109 casas de altos de estudios católicas de la región: el arzobispo Octavio Derisi (Universidad Católica Argentina), el sacerdote Aníbal Fosbery (Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino), el laico Juan Tobías (Universidad del Salvador) y el sacerdote Alfredo Zecca (UCA).

 

Gallo Cornejo llega a la presidencia de la Oducal un poco por el “efecto Francisco”, ese que provoca que casi ninguna institución eclesial prescinda de una argentina o un argentino en sus filas desde la llegada de Jorge Bergoglio al Vaticano; pero más por méritos propios, dado que sus pares regionales ponderaron, particularmente, su gestión académica, empresarial e institucional para “equilibrar con humanismo” las urgencias y las necesidades durante la pandemia.

 

Apadrinado por el arzobispo salteño Mario Cargnello, quien afronta denuncias de religiosas carmelitas locales por violencia de género y abusos de poder, Gallo Cornejo mantiene vínculos aceitados tanto con el gobernador Gustavo Sáenz, primer mandatario provincial egresado de la Ucasal, como con la intendenta capitalina Bettina Romero, con quienes ha gestionado acuerdos de cooperación mutua en torno a la capacitación de agentes estatales y a la inserción laboral de quienes egresan. También ha fomentado convenios con el sector productivo local y representaciones gremiales salteñas y jujeñas.

 

La gestión universitaria del rector de la Ucasal, que destacan como "exitosa" las universidades católicas latinoamericanas, contrasta con algunos hechos que sacudieron la tranquilidad de la conservadora y católica comunidad salteña en plena crisis sanitaria. Gallo Cornejo debió lidiar en 2020 con las protestas callejeras estudiantiles surgidas a raíz de los anuncios de aumentos en las matrículas y cuotas de las distintas carreras, y también con las críticas de los colectivos que impulsaron la ley de interrupción voluntaria del embarazo por la alineación institucional con la ola celeste en medio del debate intra y extrauniversitario por el aborto legal.

 

Gallo Cornejo prometió que sus prioridades al frente de la Oducal serán la digitalización de las universidades latinoamericanas, hoy con muchas desigualdades a nivel regional; la jerarquización de la educación superior en su misión de vincular los aspectos científicos y tecnológicos con los valores humanos y morales; y el modo de adherir al Pacto Educativo Global que propone el papa Francisco y a los desafíos planteados por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) con respecto a las enfermedades tropicales, la situación de la población migrante y el apuntalamiento de las democracias del continente.

 

El arzobispo de La Plata toma juramento a la rectora de la UCALP

En el cumplimiento de ese mandato regional, el rector de la Ucasal contará con el apoyo de Rita Gajate, la primera rectora mujer de la UCALP, a quien el arzobispo platense Víctor Tucho Fernández le encomendó trasformar la universidad en “un lugar de encuentro con los otros que se exprese en la escucha, el diálogo abierto, la confrontación de ideas, la apertura para desarrollar proyectos comunes”.

 

La elección frecuente de las opciones académicas que ofrecen las universidades privadas, en particular católicas, en el país no condice, sin embargo, con el ranking internacional de calidad de las casas de altos estudios, muy por debajo de las de gestión pública. El último relevamiento, que ubicó a la Universidad de Buenos Aires (UBA) como la mejor en el puesto 368, recién coloca a la UCA en la posición 2517, a la Ucasal en la 6897 y a la UCALP en la 13182. No obstante, en la región hay algunas excepciones como la Universidad Católica de Chile (360) o la Universidade Catolica do Rio Grande do Sul (609).