TODOS CONTRA TODOS

El Presidente insiste con la tregua: “El enemigo no está entre nosotros”

Fernández pidió unidad y citó la marcha peronista. Renovó sus críticas a Macri, a quien había calificado de "ladrón de guante blanco". Doble mención a CFK.

Continuando con su tono conciliador, que inauguró el sábado pasado, el presidente Alberto Fernández envió un nuevo mensaje de unidad a los propios, mencionó expresamente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en dos oportunidades y volvió a cargar culpas contra su antecesor, Mauricio Macri, a quien este martes había calificado, elípticamente, de “ladrón de guante blanco”. Esta vez, sin embargo, la mención fue con el nombre y el apellido del líder del PRO.

 

“Tampoco olvidemos que debemos estar unidos, la frase de la marcha (peronista) que dice ‘todos unidos triunfaremos’ tiene razón. Recordemos que cuando nos dividieron ganó Macri. También recordemos que entre nosotros no están los enemigos; los enemigos son los que sumieron a la Argentina en la crisis”, sostuvo el mandatario durante un acto en la Confederación de Sindicatos Industriales.

 

En medio de la interna que atraviesa el Frente de Todos, aplacada desde la semana pasada ante el silencio de la vicepresidenta pero agitada por la pulseada de Sergio Massa con Martín Guzmán, el jefe de Estado insistió en que las diferencias no son un inconveniente mayor. “¿Que un compañero piense distinto... cuál es el problema? En el fondo todos queremos lo mismo, que no nos confundan”, pidió.

 

Después de un repaso sobre la situación del país hasta el 10 de diciembre de 2019, algo que está siendo habitual en los discursos presidenciales, el recuerdo de la llegada de la pandemia y el inicio de la guerra en Europa, Fernández sostuvo que hay una recuperación económica lograda desde aquel entonces pese a esas circunstancias y reparó en que todo se hizo “enfrentando a tipos que no paran de decir barbaridades, olvidándose de lo que hicieron”.

 

“Esa es la diferencia entre un gobierno que piensa en la gente y uno que piensa en los negocios de sus amigos. Ya lo sabíamos, porque lo dijo Macri, que para ellos el trabajo es un costo. Para nosotros el trabajo es absolutamente necesario para que el país crezca y se desarrolle, pero Macri lo decía abiertamente: tan convencido estaba que lo abarató al punto de bajarle 20 puntos al salario en cuatro años”, insistió.

 

En línea con esas críticas a la gestión de Cambiemos, Fernández puso como ejemplo que “dejaron de construir los hospitales que Cristina dejó en marcha cuando dejó el Gobierno”. “Algunos piensan que no hay que construir hospitales, algunos dicen basta de crear universidades. Pero si vos no podés ir a la universidad, la universidad tiene que ir a vos. Eso es lo que pasó con Néstor, con Cristina y eso es lo que sigo haciendo yo, dándole lugar a las universidades”, agregó después en la segunda referencia a la vicepresidenta.

 

En este contexto, acompañado en el escenario por el ministro Matías Kulfas, el mandatario ratificó que el objetivo del Gobierno es “mejorar la vida de los argentinos” a partir del desarrollo y la producción y con una redistribución de las ganancias. “Mientras haya un pobre en la Argentina nosotros no podemos dormir tranquilos. Tenemos que trabajar para sacar a los que están hundidos en la pobreza, para estar al lado de la economía popular. Cuando alguien nos quiera hacer pelear, acuérdense de la marcha: todos unidos triunfaremos", repitió al final.

 

Rogelio Frigerio encabezando el encuentro donde se presentó el comienzo del dialogo para la reforma política.
Volvió Patricia Bullrich: terroristas se buscan

También te puede interesar