13|6|2022

Maternidad y paternidad: cómo es el régimen de licencias que impulsa el Gobierno

02 de mayo de 2022

02 de mayo de 2022

Fernández anunció el envío de la iniciativa al Congreso, que había anticipado el 1 de marzo. Los detalles de la propuesta y los cambios que plantea. 

Dos meses después de haberlo anticipado en la apertura de sesiones legislativas 2022, el presidente Alberto Fernández anunció el envío al Congreso del proyecto de ley “Cuidar en Igualdad” para la creación del Sistema Integral de Políticas de Cuidados de Argentina, que incluye licencias más extensas e igualitarias.  

 

En un acto en el que reunió a todo el Gabinete y que juntó en el escenario a representantes de los diversos sectores del Frente de Todos, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, precedieron en la palabra al mandatario. En el estrado ubicado en la Plaza Colón, con la Casa Rosada de fondo, se ubicaron también el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y la titular del PAMI, Luana Volnovich. El proyecto, elaborado por una comisión redactora de especialistas y después de una ronda federal de intercambios, crea un sistema integral de cuidados con perspectiva de género, “un conjunto de políticas y servicios que aseguran la provisión, la socialización, el reconocimiento y la redistribución del trabajo de cuidado, entre el sector público, el sector privado, las familias y las organizaciones comunitarias y entre todas las identidades de género para que todas las personas accedan a los derechos de cuidar y ser cuidadxs en condiciones de igualdad”.

 

Entre los puntos fundamentales, incluye la obligación del Ministerio de Obras Públicas de destinar anualmente al menos el 8,5% de su presupuesto a la ampliación de la infraestructura pública de cuidados del país y la del Poder Ejecutivo de crear dos registros: uno de trabajadoras y trabajadores del cuidado remunerado y uno de espacios comunitarios de cuidado.

 

Más días de licencia

El verdadero punto fuerte del proyecto es la modificación del régimen de licencias de maternidad y paternidad público y privado, que cambian de nombre y se llamarán personas gestantes y no gestantes, es decir que incluye parejas del mismo sexo y no binarias. Tal como anunció Fernández en la Asamblea Legislativa, esto no implicaría ningún incremento de costos para quienes emplean, porque las nuevas licencias y las vigentes serán financiadas por la seguridad social.

 

El texto contempla la ampliación de licencias para personas no gestantes, de dos a 90 días independientemente de su género. Será progresivo: a partir de la entrada en vigencia de la Ley, se elevará la licencia a 15 días; luego de dos años, a 30; luego de cuatro, a 45; luego de seis, a 60 días y al cumplirse ocho años de vigencia de la Ley, 90 días. También incluye la extensión para personas gestantes de 90 a 126 días; la creación de licencias para quienes estén esperando adoptar y licencias por adopción; creación de una licencia de 2 a 6 días para cuidar o acompañar al cónyuge o conviviente que realiza técnicas de reproducción médicamente asistida y la extiende de 3 a 10 días en el caso que tuviesen hijos/as menores de edad a cargo; la extensión de las licencias para quienes tienen hijos o hijas con discapacidad, ante nacimientos o adopciones múltiples, nacimientos prematuros o con enfermedades crónicas.

 

A estas modificaciones del régimen actual, se agregan otras relacionadas con el reconocimiento del derecho a cuidar de monotributistas, monotributistas sociales y quienes tributan al régimen autónomo, a través de la creación de una asignación para personas gestantes, personas no gestantes y por adopción, equivalente al pago mensual del Salario Mínimo Vital y Móvil. Este mismo régimen alcanza al personal de casas particulares, personal temporario de trabajo agrario y para toda la Administración Pública Nacional. Para el caso del personal de casas particulares, crea una asignación para personas gestantes, personas no gestantes y por adopción de, como mínimo, un salario mínimo vital y móvil.

 

Las licencias especiales previstas en la Ley de Contrato de Trabajo también se modifican. Se amplían las que corresponden por fallecimiento de cónyuge o conviviente (estos últimos se agregan) y por hijo o hija, que pasa de 3 a 5 días y por fallecimiento de hermano o hermana, que pasa de 1 a 3 días. Además, se crean dos licencias: una especial para cuidado por enfermedad de persona a cargo, conviviente o cónyuge, que actualmente es de 2 días, a un máximo de 20 días por año y una por violencia de género, de hasta un máximo de 20 días por año. De acuerdo con el proyecto, los meses de licencia se incluyen como aportados en el cálculo previsional.

 

El anuncio del envío de este proyecto al Congreso, en el marco del Día de los Trabajadores y las Trabajadores, implica, por un lado, cumplir con el compromiso asumido hace dos meses y comenzar a dar respuesta a una demanda fundamental del movimiento de mujeres. Sin embargo, el destino de esta ley es una incógnita. La presencia de varias legisladoras oficialistas en el acto y de Massa en el escenario, además de referentes de la CGT y de las organizaciones de mujeres y de la diversidad augura un impulso transversal dentro del Frente de Todos. Ahora depende de que la oposición decida (o no) acompañar.