01|7|2022

Macri for export: el halcón, el águila y una sociedad que no quedó stand by

07 de abril de 2022

07 de abril de 2022

El expresidente se reunió con Trump en Miami. Vínculo de larga data y FMI. Viajes PRO, contexto global y relaciones bilaterales en clave electoral.

De gira por los Estados Unidos y en el marco de los periplos que están realizando figuras de Juntos por el Cambio (JxC) con ambiciones presidenciales, el expresidente Mauricio Macri se reunió este jueves con el exmandatario norteamericano Donald Trump en la residencia que el republicano tiene en Mar-a-Lago, Miami. El encuentro actualizó el buen lazo personal y político que existe entre ambos, que data de sus orígenes empresariales y fue de vital importancia para el préstamo stand by que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le entregó a la administración de Cambiemos en 2018, cuando el gobierno amarillo caía por el tobogán de la debacle económica y el ingeniero veía alejarse la chance de obtener la reelección.

 

“Hoy compartí un almuerzo con Donald Trump, donde intercambiamos opiniones sobre el contexto global, el vínculo entre Argentina y Estados Unidos y todo lo que nuestros países pueden seguir construyendo juntos”, publicó el líder del PRO en su cuenta de Twittertexto acompañado por una fotografía en la que el norteamericano tiene su tradicional gorra roja con la leyenda "Make America Great Again" (hagamos grande a América de nuevo, en inglés), el principal símbolo político de su carrera como republicano. Del encuentro también participó el exembajador norteamericano ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) Carlos Trujillo.

 

La estadía de Macri en Estados Unidos se realiza en momentos en que su exministra de Seguridad y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich, también recorre el país del norte y luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, visitara Europa, donde mantuvo una serie de encuentros con figuras políticas de la derecha continental. Los viajes de las tres representaciones del PRO avivan las disputas por la búsqueda de apoyo exterior ante las elecciones presidenciales de 2023. 

 

La relación de Macri con Trump es de larga data y supera sus respectivas administraciones presidenciales. Antes de llegar a la Casa Rosada o a la Casa Blanca, respectivamente, realizaron negocios inmobiliarios juntos en New York y compartieron proyectos empresariales. Una vez en el poder, profundizaron el vínculo a partir de visiones conjuntas en materia política, económica y relacionamiento exterior.

 

En abril de 2017 Macri lo visitó en Washington y en el 2018, en el marco de la cumbre internacional del G20 realizada en la Argentina, el magnate devolvió el gesto en Buenos Aires. El punto cúlmine llegó en dicho año, cuando Trump se transformó en un actor fundamental y determinante para que el FMI aprobara el préstamo de 57 mil millones de dólares a la Argentina, por el cual, finalmente, terminó desembolsando 44 mil millones.

 

Asimismo, ambos viven actualidades políticas similares: son exmandatarios que, a pesar de no lograr su reelección, persisten como líderes internos de sus partidos en los que todavía influyen de forma gravitante en el armado frente a las futuras elecciones. Trump, ante las legislativas de medio término en noviembre y Macri frente a las presidenciales de 2023. Además, son figuras que generan una fuerte polarización, entre sus defensores y aquellos que las rechazan.