24|7|2022

Dietrich en Córdoba: fe anti-K, manual low cost y apoyo empresario

El exministro de Macri castigó al Gobierno en la Bolsa de Comercio. "Lo importante es ganar las elecciones", dijo. Inasistencia casi perfecta de su palo.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Como contó días atrás Letra P, Guillermo Dietrich es uno de los funcionarios del gobierno de Cambiemos que integra la lista de quienes pretenden recorrer el camino de vuelta para pasar del llano al cargo. Luego de las visitas que lo llevaron en los últimos meses a siete ciudades de Santa Fe, varias del conurbano bonaerense y a algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, este martes el exministro de Transporte de Mauricio Macri se presentó en la Bolsa de Comercio de Córdoba con la agenda de la aeronavegación bajo el brazo. Entre críticas a la gestión del Frente de Todos y manifestaciones de fe cambiemista, Dietrich habló frente a un empresariado receptivo a sus ideas y comentarios, en un auditorio en el que no dio el presente ninguna de las principales figuras de Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Todos tenemos que trabajar para que Juntos por el Cambio gane las elecciones. Yo trabajo para eso. No me importa en lo más mínimo qué voy a hacer en 2023. Lo único que importa para todos nosotros, para nuestros hijos y para los 44 millones de argentinos es que el kirchnerismo pierda y que nosotros ganemos las elecciones y que hagamos las transformaciones que hay que hacer en Argentina”, dijo Dietrich ante la consulta sobre su rol de cara a los comicios presidenciales del año próximo. Acto seguido, fue aplaudido por las aproximadamente 150 personas que ocuparon las tres cuartas partes de la sala, que no registró el lleno completo de otras ocasiones.

 

El público que ocupó las sillas tapizadas en color gris topo registró una amplia mayoría de varones, vestidos casi en su totalidad con saco, camisa y, en algunos casos, corbata. El menú del almuerzo casi evoca una de las frases célebres de Carlos Melconian. El plato principal fue pechuga de pollo, pero acompañado por milhojas de papa en lugar de la calabaza que auguraba para los tiempos de ajuste el actual titular del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea. El postre, mousse de chocolate.

 

Entre las mesas, se ubicaron integrantes de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (CEDUC), como Roque Lenti, presidente de GNI; César Martínez, presidente de Grupo Betania; y Martín Teicher, director de Grupo Elyon. También asistieron el empresario estacionero Luis Pavone y Antonio Beltramone, quien fuera presidente de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) entre 2018 y 2020 y hoy se desempeña como consultor de empresas en el Banco Interfinanzas.

 

Manuel Tagle, presidente de la Bolsa de Comercio y anfitrión, sostuvo durante su discurso de bienvenida que Dietrich hizo "un trabajo extraordinario" durante su gestión, elogió la puesta en marcha de "la reforma de la aeronavegación, introduciendo las low cost" y ponderó el hub Córdoba impulsado durante el gobierno de Cambiemos. “Esta conectividad facilitó el turismo, pilar fundamental de nuestra economía. Ese turismo extranjero que viene a traer dólares y no los consume. Algo que hoy necesitamos imperiosamente, para poder sobrevivir como país y abastecer el aparato productivo”, añadió.

 

Tagle: "Están dadas las condiciones para que la clase política tome las medidas para que el país salga del estancamiento"

En línea con la prédica que viene sosteniendo y que lo convierte en referente ineludible del Círculo Rojo mediterráneo, Tagle aseguró, aludiendo implícitamente a 2023, que “están dadas las condiciones para que la clase política tome las medidas en serio para que el país salga del estancamiento y de la postración que tiene una gran parte de la sociedad argentina. Argentina tiene que ser una potencia”.

 

Entre quienes lo escuchaban estaban Marcelo Almendros, gerente en Fiat Services, y Guillermo Campra, productor agropecuario, quienes asistieron en representación del G25 Córdoba, la organización que nuclea a figuras del empresariado afines a JxC. Sin embargo, llamó la atención la ausencia de referentes de primera línea del PRO y de JxC, que suelen estar presentes en los eventos que regularmente convoca la entidad. El caso más cercano fue en marzo, durante la asunción del extitular del Banco Central Guido Sandleris como Asesor de Asuntos Estratégicos del Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa. Graciela Villata, del Frente Cívico de Córdoba, fue una de las pocas caras políticas en el auditorio.

 

Dietrich: “Vine a Córdoba en Fly Bondi y vuelvo en Jet Smart, porque Aerolíneas me costaba 15 mil pesos más”

En representación del gobierno provincial, concurrieron Fernando Sibilla, secretario de Industria, y Leonela Ferraresi, asesora de Gabinete dentro del Ministerio de Industria, Comercio y Minería de Córdoba. No se vieron representantes de la Secretaría de Transporte provincial, que encabeza Franco Mogetta, pese a que el ámbito aerocomercial fue un actor central de la convocatoria. Así lo demostraron Esteban Tossutti, presidente de Flybondi, y Gonzalo Pérez Corral, director de JetSmart Argentina, quienes fueron parte del panel y disertaron sobre la realidad que atraviesa el sector y los planes de inversión de las aerolíneas low cost. Coincidieron en un duro mensaje contra el regreso de las bandas tarifarias para los pasajes aéreos, una medida que "implica volver 30 años atrás”, consideraron.

 

Dietrich devolvió gentilezas en el arranque de su exposición. “Vine a Córdoba en Fly Bondi y vuelvo en Jet Smart. Viajar en Aerolíneas Argentinas me costaba 15 mil pesos más”, lanzó.

 

Durante su exposición, en la que cuestionó los aportes del Estado para el sostenimiento de la aerolínea de bandera y descalificó la gestión aeroportuaria gubernamental, Dietrich recogió el anhelo de Tagle: “No tengo dudas de que Argentina puede ser una potencia. Yo sigo en la política porque creo que vamos a ser una potencia. De lo contrario, no estaría en la política y no estaría acá”, dejando entrever su mirada al futuro.

 

Consultado sobre los motivos de la derrota de Cambiemos en 2019, el exministro afirmó que “salir del populismo es muy complejo. Entrar es fácil y salir es muy difícil. Nosotros hicimos el recorrido con aciertos y errores, claramente los hubo. El problema es que objetivamente es muy difícil gobernar cuando tenés a Frankenstein del otro lado”.

 

En cuanto al rol que jugará el expresidente en las próximas elecciones, Dietrich manifestó que “es una decisión de Mauricio Macri si será o no presidente", pero se mostró optimista más allá de los nombres. "Tenemos una enorme oportunidad. Estamos viviendo un proceso de aprendizaje y si volvemos, tenemos un proceso virtuoso de 20 años para potenciarnos”, arriesgó.