TODOS CONTRA TODOS

Magistratura: con su jugada judicializada, el cristinismo abre la puerta a negociar

Mientras la oposición se prepara para endurecer su discurso, cerca de la vicepresidenta ofrecen consensuar otra ley para salir del laberinto. Ruidos internos.

Los tironeos en el Congreso para completar la composición del Consejo de la Magistratura, e incrementarla de 13 a 20 miembros, volvieron a judicializarse a partir de impugnaciones que salieron de las dos cámaras. A priori, las presentaciones auguran que el organismo creado para nombrar y remover magistrados federales continuará bloqueado hasta noviembre, cuando se elijan nuevamente todos sus miembros. Ante ese escenario, la oposición se prepara para endurecer su discurso y el oficialismo pone a prueba iniciativas que también revelan matices para intentar salir del laberinto. 

 

La parálisis podría extenderse a los dos recintos del Poder Legislativo, entre la desconfianza de la oposición y las diferencias del oficialismo que surgieron este martes. El senador Mariano Recalde le dijo a radio Futurock que hay chances de "consensuar una nueva ley" y reivindicó la decisión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y del titular de la Cámara baja, Sergio Massa, de designar al senador camporista Martín Doñate y a la diputada radical Roxana Reyes como los dos legisladores que faltaban designar para ampliar la composición de 13 a 20 integrantes.

 

"Fue un gesto de grandeza y de convocatoria a consensuar la nueva ley“, dijo el senador muy cercano a CFK, al abrir la puerta a incluir en forma textual al proyecto la participación de un integrante de la Corte en el organismo, que desde el lunes es presidido por Horacio Rosatti, titular del máximo tribunal, en cumplimiento del fallo que consideró inconstitucional la composición de 13 consejeros. El proceso comenzó porque el viernes vencieron los cuatro meses fijados en el fallo para que fuera sancionada una nueva ley. En ese tiempo el Senado sólo alcanzó a aprobar un texto que ampliaba la composición a 17 sin la mención expresa sobre la presencia de un representante de la Corte. 

 

Pocas horas después se cristalizó un nuevo frente judicial en Diputados. Fue a partir del amparo que presentó el presidente del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, para impugnar la decisión de Massa de proponer a Reyes como representante "de la segunda minoría", un punto que, según el escrito que radicó en el fuero contencioso y administrativo federal, reduce de dos a uno la presencia de la mayoría en el Consejo a partir de una interpretación arbitraria de primera y segunda minoría en base a los planteos que hizo el mismo espacio en 2018. El santafesino puso en los papeles la discrepancia que anunció este miércoles por la tarde, luego de comunicársela a Massa. En su pronunciamiento había anticipado una impugnación en la Justicia que concretó 18 horas después. Según pudo confirmar Letra P en la presidencia de las dos Cámaras, ese recurso no estaba previsto en la estrategia que acodaron CFK y Massa para acatar el fallo de la Corte.

 

En el Senado hubo una medida que podría haber disparado la impugnación judicial que sorprendió en Diputados. El bloque del PRO en la Cámara Alta, encabezado por Humberto Schiavoni, impugnó la designación de Doñate como nuevo consejero y, casi como un espejo, ahora es acompañada por el recurso que firmó Martínez contra el nombramiento de la radical Roxana Reyes como representante de la Cámara baja. En el Senado fue un planteo del macrismo contra una decisión de la titular de CFK; y en Diputados es impulsado por Martínez, como jefe del bloque oficialista, que cuestionó judicialmente una decisión firmada por Massa. Tal como contó este medio, es la foto de un equilibrio inestable: el tigrense había acordado avanzar con los nombramientos que firmó junto a CFK y Martínez no tenía margen para dejar pasar que el bloque mayorítario quedaría subrepresentado en el Consejo. 

 

En  la bancada oficialista del Senado sostienen que ahora convive el planteo de buscar una nueva ley, y continuar con el trámite legislativo, con la impugnación de Martínez que busca impedir que se convalide perder un consejero por la mayoría cuando el FdT la detenta. 

 

"No es bueno que esté frenada ninguna institución y mucho menos el Consejo. Eso es negativo. Tienen que funcionar con la representación parlamentaria definida y por eso esperamos que Rosatti le tome juramento a Doñate y a Reyes", opinó una alta fuente del oficialismo en la Cámara alta. "Lo lógico sería que se ponga en funcionamiento el organismo y que se sancione una norma nueva que lo ordene y si hay que hacerle una modificación, la posibilidad de escuchar ha sido planteada", agregó la fuente para admitir que no hay resistencia en que el texto aprobado tenga cambios en Diputados y regrese en revisión al Senado. 

 

Eso fue lo que buscó detallar Recalde en la entrevista radial que concedió este martes. “La media sanción del Senado no lo dice explícitamente pero prevé la posibilidad de que un integrante de la Corte forme parte del Consejo. Si lo quieren poner explícitamente yo creo que podría ser una opción para destrabar y que salga la ley. No sé la decisión que tomarían, yo creo que hay apertura a discutir modificaciones", insistió el legislador en un guiño a sectores opositores que podrían tomar el guante, como la diputada lavagnista e integrante del Consejo, Graciela Camaño, que coincide en sumar un integrante del máximo tribunal, pero que no lo presida sino para que no tenga doble voto, una posición divergente ante el proyecto de JxC que reclama que sea presidido por el titular de la Corte. 
 

 

Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán.
Gustavo Bastián, intendente de San José, es uno de los impulsores de la movida sub-40 en el peronismo de Entre Ríos. Obras, contacto con la gente, y redes sociales, es el nuevo dogma que buscan expandir. 

También te puede interesar