08|8|2022

Una de cal y una de arena para Vicentin: perdió un socio, ganó tiempo clave

01 de abril de 2022

01 de abril de 2022

La firma quedó renga por la partida del Grupo Pérez Companc como inversora, pero logró 90 días para juntar voluntades de pago. Llega a los tumbos al acuerdo.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La causa Vicentin tuvo dos novedades importantes en tan solo 24 horas que impactaron en la confianza de la compañía de cara al cierre del concurso preventivo. Mientras aún hacía ruido la partida de un socio estratégico que planteaba hacerse del control de la empresa y mantenerla operativa, la firma logró que el juez le extienda el deadline para poder juntar las últimas voluntades de la propuesta concursal para saldar los 1.500 millones de dólares que debe.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tal como contó Letra P, el nuevo pedido de extensión del período de exclusividad era una situación determinante para el destino del concurso. Este 31 de marzo finalizaba el plazo para presentar el acuerdo de pago y, si no lo conseguía, la quiebra era uno de los escenarios posibles que manejaba la agroexportadora.

 

Al límite de la fecha, el juez del concurso, Fabián Lorenzini, le otorgó 90 días extra para lograr para lograr las conformidades de los acreedores de su plan de pago. Incluso pidió que los edictos sean publicados en un aviso legal en los diarios especializados The Economist, Financial Times y The Wall Street Journal por tener implicancias internacionales. La resolución, además de atender los fundamentos de la concursada, se basó en la Sindicatura, que “aconsejó el otorgamiento de la extensión”. También se apoyó en el aval de la intervención como forma de “suplementar” el concurso, y en el visto bueno de la parte trabajadora representada en el Comité de Acreedores. El Banco Nación se opuso.

 

Uno de los avales claves para el otorgamiento fue el de los bancos internacionales, quienes, al reunir el capital mayoritario del pasivo verificado, tienen un peso determinante a la hora de aprobar la propuesta. “Los bancos IFC y FMO expresaron su conformidad con el pedido de alongamiento, explicando que han iniciado el proceso burocrático para lograr su presentación formal en este expediente”, sostiene en la resolución el juez. Los bancos quieren la propuesta a fines de abril. Lorenzini fijó la fecha de audiencia informativa, donde debe estar todo listo, para el 22 de junio, una semana antes del final.  

 

Paralelamente, abre la ventana a la opción del cramdown, un salvataje de los propios acreedores para operar la firma. “De tal forma consideramos que se logra una adecuada armonización de los intereses en pugna dado que, mientras se concede a la sociedad concursada una oportunidad razonable para obtener el respaldo de sus acreedores (y sin afectar dicho proceso), se avanza en la preparación concreta del escenario alternativo”. 

 

Socio caído

Molinos Agro, del Grupo Pérez Companc, desistió de integrar el consorcio inversor que componía junto a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Viterra Argentina S.A., de la multinacional Glencore, para mantener operativa la planta mediante la inyección de flujo y una inversión inicial, y luego hacerse de la compañía. 

 

Lo que en principio sería un revés a la confianza en momentos clave por tratarse de una empresa de renombre, en Vicentin explican que no cambia las condiciones del acuerdo. A diferencia de ACA, que es el principal acreedor privado, o Viterra, que podría negociar su parte en la planta de biodiesel Renova, Molinos ingresaba con poca inyección y era la menos motivada. 

 

Las tres agroexportadoras prometían aplicar entre 300 y 350 millones dólares por año para hacer funcionar la compañía y manejarían en una década el 95% de la cerealera, mientras que los dueños de Vicentin pasarían a quedarse con el 5%. En la histórica firma le quitan peso al impacto financiero que generará la partida de Pérez Companc, aunque no está claro cómo se compensará esa inversión proyectada, por más que fuera menor en comparación con las otras. Un dato: desde hace un mes, la Cooperativa Agrícola Avellaneda quería ingresar al esquema con la compra de activos de Vicentin. Quizás, ahora se le abra una oportunidad.