Guerra a la inflación

En el horno de la inflación, cocinan un aumento del 45% del salario mínimo

Acuerdo tripartito para darle pelea a la inflación. Por unanimidad el monto pasará de los actuales 33 mil pesos a $47.850. En agosto se podrá volver a discutir.

 

El programa de desembolso, que se aprobó con 31 votos a favor y una abstención, quedó estipulado con una distribución en cuatro etapas, que se llevará a cabo de la siguiente manera: 18% de aumento en abril; 10% en junio; 10% en agosto y 7% en diciembre. Además, se estableció que las partes podrán solicitar, a partir de agosto, una nueva reunión para revisar la pauta de aumento.

 

Este encuentro del CSN contó con la participación de los gremios, las cámaras empresariales y representantes del Poder Ejecutivo y tenía como objetivo principal alcanzar un aumento que logre darle pelea al alza de los precios, que, según diversas estimaciones privadas, superará el 50% hacia fin de año. Por este motivo, la Confederación General del Trabajo (CGT)aspiraba a un incremento del 45%.  

 

La central de la calle Azopardo posee diálogo fluido con el Gobierno y ve con preocupación cómo el aumento salarial que cierran los distintos sindicatos terminan en los bolsillos de las alimenticias. La voz cantante en este tema es Antonio Caló, líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y miembro del Consejo Directivo de la CGT, quien a lo largo de este año advirtió que Precios Cuidados no logra sus objetivos y la inflación continúa en pleno ascenso.

 

En febrero, el metalúrgico pidió "analizar la cadena de valores de los productos, de dónde vienen y a dónde llegan al negocio”. También, apuntó que “los salarios se deterioraron demasiado” y, por este motivo, “al pueblo no le alcanza para comer".

 

Este miércoles, en línea con el plan de Alberto Fernández, mencionó que “hay que sentarse a una mesa y analizar por qué los alimentos aumentan. Al productor le dan 10 pesos por un kilo de tomates y en la feria sale 200 pesos. Hay que analizar cómo se forman los precios rubro por rubro y ver porque aumentan".

 

El dirigente consideró que los formadores de precios "quieren ganar en un mes lo que deben ganar en un año" y eso es algo que "hay que controlar porque afecta a toda la población". Además, ratificó su apoyo al jefe de Estado: "Nosotros estamos con el Presidente, lo vamos a acompañar y esperemos que nos escuche”, avisó

 

En esa línea, la CTA Autónoma planteaba un incremento del salario que supere a la inflación proyectada y un combate a los especuladores. “Es urgente que el Gobierno pueda ponerle un freno a los especuladores para salir de este futuro incierto y de imprevisibilidad. El salario mínimo perdió un 23.5% durante el gobierno de (el expresidente Mauricio) Macri y un 15.5% durante esta administración”, apuntó.

 

Asimismo, reclamó “un 53% de aumento con revisión en septiembre y que recupere parte de lo perdido y proponía que el Consejo se mantenga atento a la creciente inflación en el marco de un acuerdo para una recuperación de lo perdido en un plan plurianual”. En tanto, la CTA de Hugo Yasky, actual diputado nacional del Frente de Todos, se sumó en la previa a los pedidos de las otras centrales obreras y demandó un incremento del 45%, con las revisiones correspondientes.

 

en la cgt gana consenso la idea de volver a salir a la calle contra la ley omnibus xs
ate anuncio una movilizacion a techint para poner en evidencia a quienes realmente gobiernan

También te puede interesar