SEMANA SANTA FE

Javkin vuelve a casa

El intendente de Rosario se apoya en la UCR, donde hizo "las inferiores", para su plan provincial. Visita de popes, cena y centralidad para que se luzca.

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, vuelve al equipo del que es hincha y donde, según sus palabras, hizo las inferiores. Después de foguearse en otros clubes, como el ARI-CC de Elisa Carrió y el Frente Progresista con el socialismo de aliado, decidió volver al útero de la UCR para jugar la supercopa 2023. Este jueves, gran parte de la cúpula nacional y provincial del radicalismo le armó la bienvenida para incorporarlo a un frente de frentes, convite en el marco de la Mesa del Comité Nacional que se realizó en Santa Fe para advertir que el partido radical es ahora el socio de la alianza que más pesa.

 

Hubo un montaje aceitado para la ocasión. Por la tarde, el intendente recibió a la dirigencia radical en su despacho. La charla fue superficial. Hubo repaso anécdotas y foto formal en el Monumento a la Bandera. El plato fuerte, donde se blanquearon las definiciones, se sirvió por la noche en el hotel Dazzler, en la coqueta zona de Puerto Norte. Cuando terminaban el bife de chorizo con papas y ensaladas, comenzaron los discursos, que no atragantaron a nadie; al contrario. 

 

Carolina Rosada y Dionisio Scarpin, la dupla ganadora de la elección para el Senado el año pasado, y los diputados Mario Barletta y Julián Galdeano, entre otras figuras, dejaron los cubiertos y atendieron las palabras del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el senador Luis Naidenoff, el diputado Mario Negri y su par Facundo Manes. No obstante, la centralidad volvió a quedar en manos de Javkin, quien descifró la vuelta a sus orígenes, algo que no quiere decir que deje su sello CREO, hoy en el Frente Progresista. “No fue un anuncio político, pero habló desde un retorno”, comentó a Letra P un dirigente que estuvo en la cena. Morales lo mencionó en su discurso de cierre del Comité: “Pablo es radical, aunque esté en otro partido”.

 

De ahora en más, el intendente plantea estructurar un proyecto nacional que sea superador al del PRO de 2015 a 2019; esta vez, sobre la columna vertebral del radicalismo. Cuando se mete en los fundamentos, empuña el desarrollo territorial de la UCR y la necesidad de un armado más vinculado al centro que a un extremo, como practica el macrismo.

 

En la provincia es donde más proyecta. Lo tiene cerca al armador Galdeano, que viene de sacar de la manga a Losada. Javkin decidió incorporarse a un frente más grande, “un Juntos por el Cambio ampliado”, agregó una fuente, como sucede en Mendoza y en Jujuy. De hecho, el intendente lo sostuvo en una entrevista con Letra P: busca construir un esquema de centro programático conducido por el radicalismo y que equilibre al PRO y al socialismo. Claro que estos espacios deben definir su participación. “Ahora, avanzamos con la construcción colectiva, después hay que ver estrategias para Rosario, provincia y, luego, los candidatos”, agregó un dirigente que pone las manos en la cocina radical.

 

“Se sumó; es la vuelta a su casa y eso es lo importante. Es un proceso lento”, sostuvo otro de los presentes. Como publicó Letra P  esta semana, Javkin le comentó a un círculo íntimo que tiene intenciones de competir por la gobernación, pero, a priori, hay factores que no dejan tan sencilla la jugada. Si va a jugar a la provincia, no tiene un reemplazo claro en Rosario. De hecho, opositores -y no tanto- señalan que debe demostrar en la intendencia, después de dos años de pandemia y con una gestión que aún da la sensación de no haber arrancado.

 

Otro factor es la existencia de otros candidatos en la oposición que no le esquivan a una eventual interna. En este sentido, emerge la figura del radical Maximiliano Pullaro, que parece haber cerrado línea con los macristas Federico Angelini y Gabriel Chumpitaz. El exministro de Seguridad hizo una buena elección a senador y tiene fuerza territorial en Santa Fe, algo para no soslayar. La cúpula radical también se reunión con él en la visita a la provincia, lo que muestra que nadie abraza a nadie por el momento. 

 

Después de la cena, Javkin habló apartado durante un rato largo con Negri y, por separado, con Morales, dos popes que aportan la mirada nacional. El ambiente generado fue ameno y distendido, según describieron dos asistentes. Incluso, se quedaron hasta tarde charlando y, luego, sólo algunos la siguieron en el bar Rock&Feller's. Según participantes de esa mesa chica de madrugada y boinablanca, se levantaron copas “por 2023”.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro junto al ministro de Desarrollo Productivo, Gustavo Puccini (izq.), el secretario de Desarrollo Industrial, Guillermo Beccani en la reunión con mineras. 
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar