18|1|2023

08 de diciembre de 2022

08 de diciembre de 2022

El diputado mano derecha de Bullrich dejaría la vicepresidencia del bloque PRO tras quedar vinculado al ataque a CFK. Rodríguez Machado, su reemplazo.

La semana corta por el feriado puente impidió que se reúnan las 53 voluntades que integran el bloque del PRO, conducido por Cristian Ritondo. La cita quedó agendada para el próximo martes, aunque la relación con el oficialismo sigue tan tensa como la semana pasada, con pocas chances de un acuerdo para reactivar la actividad de la Cámara baja antes de fin de año. Sin embargo, puertas adentro del espacio amarillo tampoco la situación es la mejor: algunas fuentes internas confiaron a Letra P que esperan sacar al diputado Gerardo Milman de la vicepresidencia del bloque para que sea reemplazado por la cordobesa Laura Rodríguez Machado. Hay quienes creen que la situación de Millman podría empeorar por la aplicación de sanciones "por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones" que podrían incluir su remoción "por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación". 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tanto Millman como Rodríguez Machado tienen una excelente relación con la titular del PRO, Patricia Bullrich. El actual diputado fue viceministro de Seguridad cuando ella condujo la cartera durante la presidencia de Mauricio Macri. De ese paso por el poder sumó una influencia que le permitió quedarse, a partir de 2019, con la vicepresidencia del bloque, detrás de Ritondo. En el bloque ahora dan por seguro que será reemplazado por otra bullrichista, la exsenadora Rodríguez Machado que se mueve con hermetismo, mientras en su entorno niegan con vehemencia cualquier información respecto a algún cambio. Es todo lo contrario a las versiones que susurran macristas, larretistas y dirigentes provinciales del PRO, que dan por confirmada la salida de Milman y su reemplazo por la actual diputada, que fue la jefa de campaña de Cambiemos en las últimas presidenciales. 

 

En el PRO sostienen que el segundo plano del diputado halcón comenzó hace algunas semanas, en paralelo a quedar bajo la acusación de Cristina Fernández de Kirchner, que reclamó que la Justicia siguiera la "pista Milman" en la pesquisa por el intento de magnicidio. Dicen que fue Macri el primero en recomendarle a Bullrich en correrlo para evitar más problemas. Luego lo sacó de la conducción de la campaña y puso en su lugar a otro de su riñón, como el legislador porteño Pablo Arenaza. Relegado de ese puesto ahora está a un paso de perder el otro que tiene en el bloque. 

 

La hiperexposición del legislador se aplacó hace tres semanas, cuando se conocieron sus movimientos y expresiones antes del intento de asesinato de la vicepresidenta. La Cámara Federal porteña confirmó hace diez días a la jueza María Eugenia Capuchetti al frente de la causa que investiga el intento de asesinato contra CFK, pero le ordenó profundizar la pista sobre el diputado. En el expediente hay un testimonio aportado por el diputado del FdT, Marcos Cleri, donde uno de sus asesores detalla que presuntamente escuchó a Milman decir: "Cuando la maten voy a estar camino a la costa".

 

De acuerdo a la misma versión, lo estaban escuchando Ivana Bohdziewicz y Carolina Gómez Mónaco. Milman demandó a la fuente por falso testimonio y aseguró que fue una operación. Lo mismo hacen sus colaboradoras, aunque Gómez Mónaco tuvo un rol clave durante el gobierno de Macri: estuvo al frente de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DINICRI), cuando Bullrich era ministra de Seguridad y Milman, su jefe de Gabinete. 

 

La semana pasada declararon por segunda vez en la fiscalía de Carlos Rívolo, que ahora está frente de la investigación. Sus descargos habrían caído peor de lo esperado y la forma en que entregaron sus celulares. Bohdziewicz explicó que había borrado información íntima. "Yo borré todo porque no había posibilidad de seleccionar sólo algunas cosas y tenía fotos íntimas mías comprometedoras. Para eso me asesoré. De todas formas, quiero aclarar que nunca hablé de nada relacionado con el atentado a la vicepresidenta en cuanto a una participación criminal en el mismo. Sí hemos hablado sobre el tema del atentado, desde el punto de vista de lo que se escuchaba por los medios", explicó. Gómez Mónaco sostuvo que había cambiado el aparato pero que había guardado todos los mensajes que intercambiaba con Milman. 

 

Dentro de la Cámara hay otro tema que preocupa al bloque, a partir de una denuncia que ya fue presentada ante la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, conducida por la kirchnerista Paula Penacca. El 4 de abril de 2022, la Policía de la Ciudad detuvo un auto, a nombre de Metalúrgica Oliva Hermanos S.A, manejado por María Luz Peralta Ramos, una conocida de Milman que mostró un registro de conducir apócrifo. El diputado cuestionó la detención, dijo que la señora era su esposa y denunció a los efectivos que la detuvieron. 

 

El fiscal criminal correccional N° 55, César Augusto Troncoso, rebatió las acusaciones de Milman y envió un informe acusándolo de haberse extralimitado en sus funciones y pidió que fuera sancionado por la Cámara.  Además de la incomodidad por el incidente y las implicancias legales indeseadas, el otro problema que irrita es que Metalúrgica Oliva habría sido una importante proveedora de blindajes del ministerio de Seguridad, cuando lo conducían Bullrich y Milman. A eso se suman cuestionamientos de altos dirigentes del bloque contra el "abultado volumen de asesores y asesoras" que habría contratado. Hablan de 34 asesoras.

 

Ante las consultas de este portal, cerca de la jefa del PRO optaron por el silencio, pero la situación podría derivar en una sorpresa de fin de año. Fuentes parlamentarias sostienen que le podrían aplicar el artículo 66 de la Constitución y el 188 del reglamento del cuerpo. La Carta Magna dice en ese punto que cada cámara "podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno". Agrega que "bastará la mayoría de uno sobre la mitad de los presentes para decidir en las renuncias que voluntariamente hicieren de sus cargos".

 

El desarrollo de ese procedimiento está previsto en el artículo 188 del reglamento. Define que "a indicación del presidente o por moción de cualquiera de sus miembros", la cámara "decidirá por una votación sin discusión, si es o no llegada la oportunidad de usar la facultad" que le confiere la Constitución. Si la moción es aprobada "el presidente nombrará una comisión especial de cinco miembros que proponga la medida que el caso demande".

 

Todos estos elementos habrían colmado la paciencia de Bullrich, que no perderá el control de la vicepresidencia del bloque porque Rodríguez Machado goza de la misma confianza. El estado asambleario del espacio quedó en un segundo plano desde este lunes, cuando la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, reafirmó sus críticas contra Ritondo. Tal como había contado este portal, ella es el principal impedimento para que el legislador conduzca el interbloque. Ayer, en TN, le volvió a sacudir por los gestos obscenos que le dedicó a la presidenta de la Cámara, Cecilia Moreau. “Que un barrabrava presida el bloque del PRO en la Cámara de Diputados me da vergüenza", lanzó Lilita. Le respondió buena parte del bloque para defender a su jefe. Milman mantuvo el silencio de radio.