FÚTBOL & POLÍTICA

Apuran a Montenegro, que negocia con Tapia la remodelación del Minella

El FdT reclama certezas sobre el proyecto para convertir el estadio en “Casa de Selecciones”. Respuesta del municipio. Duelo de reconocimientos a Dibu Martínez.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Con el pico de furor mundialista alcanzado con la recepción del “hijo dilecto” de la ciudad Emiliano “Dibu” Martínez tras su coronación en Qatar, en Mar del Plata volvieron a emerger los interrogantes sobre el destino de su estadio emblema, el José María Minella, construido para el Mundial 78 y que, actualmente administrado por el municipio, registra un severo deterioro que desembocó hace un año en la clausura por peligro de derrumbe de su platea techada. En agosto, días después de que la gestión de Axel Kicillof se ofreciese a financiar el estudio técnico para definir un plan de obras, el intendente Guillermo Montenegro (PRO) retrucó con la promesa de un ambicioso convenio con la AFA para convertir el estadio en la “Casa de las Selecciones Nacionales de Fútbol”.

 

Sin embargo, desde aquel anuncio no hubo novedades, por lo que, días atrás, el bloque de concejales del Frente de Todos (FdT) presentó un pedido de informes a la comuna a los fines de conocer si ese proyecto sigue en pie y cuáles son sus bases y condiciones. “El 23 de agosto lo anunció Montenegro y dijo que a los 15 días llegaría el convenio al Concejo. Pero todavía no tenemos detalles”, dijo a Letra P el concejal Vito Amalfitano (FdT), quien insistió en la necesidad de conocer el proyecto para no demorar las refacciones en el Minella.

 

El dirigente destacó que el gobierno local no contempló en el presupuesto de este año el estudio técnico necesario para saber qué hay que hacer. Ese estudio -presupuestado en $13 millones por la universidad local- se había incluido en el Programa de Fortalecimiento de Escenarios Deportivos de la Provincia, luego de las gestiones de la referente marplatense del FdT Fernanda Raverta ante Kicillof, pero eso quedó en stand by desde el anuncio de Montenegro del acuerdo con el titular de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia.

 

“Cuando lo anunciaron, siempre dijeron que pasaba a ser la Casa de las Selecciones, que la AFA se encargaba del costo de las obras y que lo ponían en condiciones. Pero no tuvimos detalles del proyecto”, insistió el edil frentetodista.

 

Voces de la comuna abordadas por Letra P consignaron que “sigue todo en pie” y que Montenegro y Tapia mantuvieron comunicación durante todo este tiempo por este proyecto, “inclusive durante el Mundial”, recalcaron, al tiempo que aseguran que seguirán avanzando en las cuestiones técnicas y administrativas.

 

Como contó Letra P, en el entorno de Montenegro no ahorran expresiones de entusiasmo; llegan, incluso, a trazar paralelismos con el mítico estadio londinense de Wembley, casa del seleccionado inglés y propiedad de la Football Association (FA), entidad que pone las reglas en el mercado de la globa dentro del país que inventó el juego. Con esa prédica, algunas voces vaticinan “un cambio de concepto para Mar del Plata” a partir de lo que conllevaría que el Minella se transformase en Estadio AFA, imantando partidos de seleccionados masculinos y femeninos, mayores y juveniles, además de potenciar las chances de la realización de torneos sudamericanos sub-20 y la panacea de anfitrionar una final de Copa Libertadores. Todo, claro está, luego de que la casa madre del fútbol criollo realice un desembolso multimillonario para reparar el estadio que por estos días –muy lejos de esas proyecciones– luce detonado.

 

Duelo de reconocimientos

Bajo ese cielo, en el Concejo Deliberante marplatense proliferan iniciativas de las distintas bancadas para reconocer al arquero campeón mundial Dibu Martínez, oriundo de la ciudad balnearia.

 

El radicalismo presentó el proyecto de ordenanza para otorgar la distinción de “Hijo Dilecto” al guardameta. Desde el bloque Vamos Juntos –el más cercano a Montenegro-, el concejal Fernando Muro pidió el emplazamiento de un monumento del Dibu en la plazoleta Astor Piazzola. Y el FdT elevó tres iniciativas, una para crear una ruta turística denominada “Los pasos del Dibu”, otra para bautizar con el nombre del arquero campeón mundial a un polideportivo y la restante para cambiar el nombre del estadio mundialista, de Minella a Martínez.

 

“Hice el proyecto para que el estadio pase a llamarse Dibu Martínez, sin que Minella deje de estar, por ahí al complejo o a la tribuna techada”, detalló Amalfitano a Letra P. Pero, por lo pronto, el oficialismo municipal no expresó acompañamiento.

 

Incluso, el viernes Montenegro evitó dar una respuesta concreta al ser consultado sobre esa iniciativa: “Estoy más concentrado en la recuperación del estadio por un convenio con la AFA”, deslizó el intendente a radio Rivadavia.

 

“Espero que no incida que lo presentemos nosotros. Espero que no apelen a una grieta con esto. Ellos propusieron hacer un monumento al Dibu, nosotros estamos en condiciones de acompañarlo, espero que el resto de los concejales y las concejalas acompañen esta idea o al menos discutirla para buscar el mayor consenso posible. Imagino que acompañarán, no debería haber diferencias políticas acá, la Selección nos une… que el Dibu Martínez se transformó en el futbolista más importante de la historia de Mar del Plata es algo incontrastable”, puntualizó Amalfitano.

 

Oscar Martínez, diputado provincial de Santa Fe.
Cattalini pide por mas mujeres en la Justicia santafesina.

También te puede interesar