13|1|2023

Larreta apuesta a la hiperactividad para no perder terreno ante el avance halcón

01 de diciembre de 2022

01 de diciembre de 2022

El jefe de Gobierno porteño acelera en su campaña presidencial para no quedar atrás. Los cambios que se vienen y la clave de su gira por los Estados Unidos.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió pisar el acelerador en su campaña electoral para cumplir con uno de los pedidos de su mesa chica: que los esfuerzos proselitistas alcancen el ritmo del contexto político. Ese era uno de los reclamos de sus colaboradores para no perder terreno ante sus rivales del PRO en la pelea por las candidaturas presidenciables para 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En la búsqueda de salir del juego defensivo y pasar a la ofensiva, Larreta puso en marcha una hiperactividad proselitista que lo llevó a mostrarse esta semana con los economistas más cercanos de la Fundación Pensar, que están abocados al armado del plan de gobierno del PRO. Además, el alcalde se reunió con el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y acompañó a dos integrantes de su gabinete, que están lanzados a la carrera para sucederlo: la ministra de Educación, Soledad Acuña, y de Salud, Fernán Quirós.

 

Mientras termina de diseñar su agenda de verano, ultima los detalles de lo que será el cierre de año: hará una gira por los Estados Unidos en donde buscará explicar su proyecto presidencial al círculo rojo norteamericano. Los detalles finales de las reuniones, que son elaboradas por el canciller del jefe de Gobierno, el secretario general Fernando Straface, estarán cerrados a más tardar la segunda semana de diciembre.

 

El jefe de Gobierno tiene pensado llevar la campaña a los principales centros turísticos del país durante el verano. “(Larreta) Va a recorrer todas las localidades turísticas no sólo de la costa, sino también del resto del país. Y no se descarta que sume otro viaje importante”, le adelantaron, a Letra P, desde el seno de la campaña larretista en donde todavía miran con preocupación el estancamiento en las cuentas y el avance del team halcón. En rigor, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, viene de encabezar una cumbre en Rosario y de mostrarse con varios precandidatos en la provincia de Buenos Aires, mientras el expresidente Mauricio Macri gana horas en las pantallas de televisión por su participación en el Mundial de Qatar.  

 

El equipo de campaña de Larreta busca levantar su perfil y sumarlo a las discusiones sobre los temas de la agenda política. “Es todo muy efímero. No logra aprovechar el impulso de estar en el centro de la escena”, analizó uno de los armadores que recorre el país para el jefe de Gobierno. La intención detrás de su gira internacional y de verano es ver si pueden torcer esa problemática.

 

Otro de los puntos flojos, y sobre el cual sus rivales en la interna suelen esbozar duras críticas en su contra, es la pelea por su sucesión. Luego del coqueteo con el senador radical Martín Lousteau, que le valió fuertes reproches de Patricia Bullrich, Larreta apostará todo para apuntalar a Acuña y a Quirós en la batalla electoral del PRO. De hecho, los dirigentes larretistas que trabajaban día y noche por la candidatura del ministro de Gobierno, Jorge Macri, ahora comenzaron a recorrer las calles porteñas, pero para apuntalar a la titular de la cartera educativa y al médico. “Ambos pueden ser pésimos como jefe de Gobierno, pero son excelentes como candidatos”, se sinceró ante este portal uno de esos armadores.

 

Mientras termina de ordenar el pago chico, Larreta quiere también ganar tiempo en responder una de las inquietudes que más recibe de la sociedad: ¿qué va a hacer con la economía? “No habrá programa económico sustentable sin crecimiento sostenido de las ventas externas. La restricción no es externa sino interna: no es que no tenemos capacidad de generar divisas, sino que somos incapaces de retenerlos voluntariamente, derivando en restricciones cambiarias (cepos) que retroalimentan la desconfianza”, dijo el jefe de Gobierno junto al exministro de Economía Hernán Lacunza.

 

Como contó Letra P, Larreta está convencido de que se necesita tomar medidas de shock al inicio de su hipotético mandato para corregir los desequilibrios macro y microeconómicos. Por esa razón, dialoga de forma asidua con el exministro de Economía Jorge Remes Lenicov, quien tuvo a su cargo la salida de la convertibilidad después del estallido social de 2001.

 

Del encuentro con economistas, que cabe destacar que forman parte del staff de Fundación Pensar que trabajan para la presentación de un plan para todos los candidatos  del PRO, dejó cuatro ejes en ese sentido: inserción internacional, incorporación de tecnología de punta, simplificación y desregulación, integración del proceso educativo a los requerimientos productivos del siglo XXI.