25|11|2022

La UCR discute su perfil en el conurbano

05 de noviembre de 2022

05 de noviembre de 2022

Lo hace con interna en varios distritos. En Moreno, a la Justicia. En Lomas cae munición gruesa. Cruces en La Matanza, Ituzaingó, Pilar y más. El factor PRO.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Acentuar la construcción territorial en el conurbano es uno de los ejes centrales del radicalismo en el cometido de sedimentar las bases de sus aspiraciones nacionales. Frente a eso, en numerosos distritos del Gran Buenos Aires, la discusión de perfiles, estrategias y liderazgos abre tensiones que se materializan en cruces internos lo suficientemente robustos como para subsistir a pesar de la unidad alcanzada a nivel provincial y que sella la reelección de Maximiliano Abad (Adelante), esta vez, en interacción con el possismo y Evolución.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Es así que, el próximo 13 de noviembre, distritos de peso de la Primera y la Tercera secciones electorales tendrán sus comités locales en pugna. En uno de ellos, aún no está definido el cruce, pero no porque todavía se esté negociando la unidad, sino porque la beligerancia llegó a un grado tal que quien tendrá la última palabra será la Justicia. En Moreno, se presentaron dos listas, pero ambas consideran que el espacio rival no lo hizo de forma adecuada.

 

La Junta Electoral partidaria a nivel local, orbitada por la conducción del comité distrital a manos del possista Jorge Rafael Kartofel, impugnó la nómina opositora encabezada por Ricardo Gómez (Adelante), que había presentado la documentación vía digital “como indicaba el reglamento”, según destacaron a Letra P en ese sector que, ante la decisión del órgano local, apeló a la Junta Provincial, que resolvió dando vuelta la taba: revocó lo dictado por la Junta distrital y avaló solamente la lista de Adelante, ya que el oficialismo partidario local había elevado su documentación  en formato papel. Frente a eso, el possismo que conduce el comité Moreno apeló al Juzgado Federal con competencia electoral a cargo de Alejo Ramos Padilla, que tendrá que dictaminar qué sucederá el domingo 13 en Moreno.

 

Pero detrás de estos chispazos e impugnaciones de listas subyacen resquemores de larga data. “El comité está cerrado hace años”, acusan desde Adelante, que lidera la Juventud local y llama a “unir la institución con la militancia”. Del otro lado, aluden a la necesidad de mayor “protagonismo” radical y acusan al sector rival de contentarse en la relación frentista con tener representantes en el Concejo.

 

También en la Primera, en Ituzaingó está definido que habrá cruce interno. La actual conducción local de Adelante a cargo de Pablo Brizuela alcanzó un entendimiento con el possismo referenciado en Alejandro Antuña, acordando una lista que tendrá al médico pediatra Ricardo Sequeira como candidato a presidente y a Brizuela como secretario general. Ciudadano ilustre del distrito, Sequeira fue precandidato a la intendencia en 2015. No buscaría lo mismo en 2023, sino que en ese sector impulsan para la pelea por el municipio a Brizuela.

 

Las pretensiones de construir una alternativa pura del radicalismo es un aspecto que en esas filas contrastan con “la tendencia a jugar con el PRO” del sector interno con el que se estarán confrontando el 13N y que lleva como candidata a presidir el comité a Linda Ortega, secundada por el concejal Cristian Meske. Este espacio, con ascendencia en el casellismo, se referencia con la extitular del comité Rossana Galassi, quien jugó en las últimas legislativas con el jorgemacrista Gabriel Pozzuto, enfrente de la opción local de Dar el Paso que lideró Brizuela.

 

En Pilar, en tanto, la división data de la elección anterior. Por un lado, Protagonismo Radical, con el possismo y Evolución unidos y con Diego Espinoza Godoy como candidato a presidente del comité. Del otro lado, Adelante pone en cancha a la concejala Claudia Zakhem. Según pudo saber este medio, hubo canales de diálogo hasta último momento entre Adelante y Evolución, pero finalmente las huestes loustosistas definieron alinearse con el possismo. En el Concejo esa división también se plasma. La concejala de Protagonismo Radical, Antonella Alarcón, se mantiene en un interbloque con ediles PRO, mientras que Zakhem apunta a construir una propuesta radical a 2023 en sintonía con la figura de Facundo Manes.

 

En la Tercera sección, Lomas de Zamora se posiciona como el distrito más caliente en el termómetro internista radical. Allí, el oficialismo partidario acusa a Evolución de interactuar con el oficialismo municipal en el Concejo y de sostenerse bajo la sombra amarilla. Del otro lado, replican que la conducción partidaria no tiene vocación de poder y avisan que irán con precandidato a la intendencia en el 23.

 

Precisamente, el nombre que suena en Evolución para el año que viene es el mismo que busca hacerse de las riendas del comité lomense: Alejandro Trotta. Allí, disparan con munición gruesa contra “un manejo muy cerrado del partido”, sin plenarios, ni mesa directiva. “Tres o cuatro personas manejaron a su antojo el partido, no tanto en connivencia con Juntos, sino que aspiran a ubicar un concejal”, acusan voces de Evolución que, a la vez, sostienen que el exdiputado del GEN Marcelo Díaz, volvió a las huestes boinablancas “y se puso al frente de todo ese grupo” que, recalcan, maneja el radicalismo local hace 15 años “con un sentimiento elitista, muy personalizado, sin pensar en crecer, desafiar y construir con vocación de poder”.

 

Desde el oficialismo partidario lomense, hoy conducido por la casellista Selva Valdéz y que anota como candidato para el 13 N a Diego Grafguiele acusan a Evolución de “acercarse al Ejecutivo municipal de la mano de un sector mayoritario del PRO”, apuntando aquí contra la manera de votar algunos proyectos de la concejala de Evolución, Fanny Vera. “Queremos que los partidos de Juntos hagamos una oposición seria y verdadera y que se reconozcan los espacios que debe tener realmente el radicalismo, eso nos genera una relación más rígida con el PRO que con la gente de Evolución, que aparecen más a su servicio”, sostienen en este esquema que, para esta elección, suma a un sector de Adelante que, en 2021, había jugado en una lista aparte.

 

En La Matanza, hay un cruce con dos dirigentes de Evolución a la cabeza. El sector que alista al actual presidente del comité distrital, Gustavo Barresi (que irá como convencional) interactúa en esta oportunidad con el sector de Adelante referenciado con Alejandra Dulce Martínez, llevando como candidato a Manuel Atencio. Del otro lado, se anota Carlos Barbur, en coordinación con el sector de la exdiputada Josefina Mendoza. Aquí, la conducción partidaria se presenta en los siete comités de circuito, mientras que la propuesta desafiante, solo uno. “No hubo un buen entendimiento entre todas las partes. Nosotros queremos moldear un perfil mucho más opositor al gobierno municipal, el rol opositor y protagonista que debe tener el radicalismo. Del otro lado no lo entienden de esa manera”, deslizaron voces del oficialismo partidario local.