18|1|2023

Bordetista disruptivo: el senador que quiere reformar la Constitución

18 de noviembre de 2022

18 de noviembre de 2022

El concordiense quiere eliminar las reelecciones y los comicios intermedios y llevar a cinco años todos los mandatos. Jura que juega solo: "Es una idea mía".

PARANÁ (Corresponsalía Entre Ríos) El senador Edgardo Kueider sorprendió a la opinión pública cuando avisó que trabaja en un proyecto de ley que posibilite una reforma de la Constitución Nacional que llevaría el mandato presidencial y de los legisladores a cinco años, sin posibilidad de reelección para ambos casos y sin elecciones intermedias. Hombre de confianza de Gustavo Bordet, despega al gobernador de la movida. “Es una idea mía que tengo hace mucho tiempo y hay varios que están de acuerdo”, le dice a Letra P.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Kueider sabe que su palabra muchas veces es interpretada como si fuera la del mismo gobernador. Fue concejal de Concordia, integró siempre el equipo del mandatario y fue quien manejó la campaña a la gobernación. “Es su histórico armador”, dice alguien de la ciudad de la costa del río Uruguay que lo conoce bien. Ya en Paraná y con Bordet sentado en el Sillón de Urquiza, el “Turco” ocupó la secretaría general de la gobernación durante el primer gobierno. Desde ahí, además de cuestiones administrativas, era quien se ocupaba de la relación del gobernador con el arco político (el armado) y con los medios y los periodistas.

 

Excepto lo propio de la gestión diaria es algo que, solo en parte, continúa haciendo. Para ello, trajina su teléfono desde Buenos Aires o presencialmente tanto desde la provincia o ante quienes peregrinan hasta su oficina en el Senado de la Nación. A la Cámara alta llegó en 2019 accediendo por la minoría. Es la figura que le facilita a su jefe político una presencia nacional y, con ello, incidencia en las decisiones de gobierno en el seno del poder. Fue tanto en la rosca necesaria para el armado de listas como ahora para la gestión quien media con Alberto Fernández.

 

Hay episodios disruptivos desde donde puede leerse cierta autonomía de criterio que lo alejan de la figura del simple delegado de un líder político, más allá de que en las cuestiones que involucran a la provincia o al espacio político siempre juega en el sentido de la visión de los de arriba.

 

El último de estos episodios es la propuesta de reforma de la Constitución. Para ello habló con algunos senadores de la oposición y del oficialismo y dice que “les gusta la idea”. De todos modos, el proyecto aún está en pañales y falta estudiar los detalles además de evaluar los términos y conveniencias además del cuándo. De todas maneras el trazo grueso ya está escrito.

 

Antes de presentarlo, asegura que buscará algún consenso mínimo, aunque si no lo consigue puede cortarse solo y luego caminar sobre esa base. “Tengo mis argumentos que me permiten presentar esto con total convencimiento. Lo que hacemos es terminar con reelecciones presidenciales, para que el Presidente tenga un solo mandato y nunca más, y eliminamos las elecciones intermedias”, argumenta y agrega: “Tiene que ver con un cambio de paradigma en la gestión pública. Terminar con la política cortoplacista, salir del permanente modo electoral en que se encuentran los oficialismos y las oposiciones y ponernos en un modo gestión y política de mediano y largo plazo que es algo que hace rato falta”. Puede leerse audacia en la propuesta, o sentido común que empalma con una idea de la sociedad cansada de las elecciones, de los políticos y que en vez de rosca prefiere gestión.

 

No es la primera voz del oficialismo que argumenta en el mismo sentido. Hace pocas semanas fue el propio ministro del Interior, Eduardo de Pedro, quien anunció que trabajaba en "un proyecto" para "eliminar" las elecciones intermedias, una instancia electoral que ha sido un dolor de cabeza para el kirchnerismo desde las legislativas de 2009.

 

El autónomo

Otro episodio de autonomía se dio también en estos últimos días. Amenazó con no votar el proyecto de Presupuesto 2023. Argumentó que discriminaba a su provincia, a la que dejaron afuera de un beneficio (la Resolución 719/22 de Energía) en la electricidad para las provincias de zonas cálidas, por parte de la Secretaría de Energía. Primero no firmó el dictamen de comisión y a la par negoció con el presidente Alberto Fernández y con el ministro de Economía Sergio Massa el beneficio para el territorio. Con el compromiso de ambos, firmó el dictamen y, luego, votó a favor. El tema se enmarca, además, en un histórico reclamo de Entre Ríos por la represa de Salto Grande, la central hidroeléctrica que nació con el compromiso de tener energía más barata, algo que es todavía una promesa.

 

Antes, en diciembre de 2021, enojado con el kirchnerismo que acusaba a Bordet de no haber trabajado lo suficiente en la campaña electoral, Kueider amenazó con armar un subbloque en la Cámara alta con sus pares Camau Espínola (Corrientes), Guillermo Snopek (Jujuy) y Sergio Leavy (Salta). El concordiense avanzó, pero finalmente reculó para evitar exponer al Gobierno que venía de perder las elecciones intermedias, esas que ahora pretende eliminar.