03|2|2023

El renunciamiento de Máximo Kirchner

14 de noviembre de 2022

14 de noviembre de 2022

Le pidió al Presidente que convoque a "una mesa amplia" del FdT, pero aclaró que no quiere ser parte. "La bicicleta constante me terminó alejando", reconoció.

El diputado y titular del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Máximo Kirchner, le exigió al presidente Alberto Fernández que convoque a un espacio de diálogo del Frente de Todos (FdT) para "debatir las cosas" que haya que debatir, pero aclaró que él no quiere ser del parte del mismo porque no tiene intenciones de hablar con el jefe de Estado ya que lo agotó la "bicicleta constante".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“No es necesario que esté ni quiero estar, pero tiene que haber un lugar donde se tienen que debatir las cosas”, sostuvo en una extensa entrevista con el periodista Tomás Rebord, aunque aclaró que no desea ser parte de esa reunión. 

 

“No tengo ganas, ya pasó eso. Creo que hay gente en esta coyuntura que lo puede hacer mucho mejor que uno, no me interesa. Cuando vos discutís, no es para cumplir, sino para resolver. A mí, esta cuestión de la bicicleta constante me terminó alejando”, aseguró. 

 

El hijo de la vicepresidenta detalló que prefiere dedicarse a otro tipo de trabajo, destinado a la articulación de las distintas tropas de FdT y del Poder Legislativo para mejorar el trabajo del oficialismo. "Prefiero hablar con todos los compañeros y compañeras y la gente para ver qué leyes podemos diseñar, cómo están las cuestiones de gestión, recorrer, estar. No tengo ganas. Ya pasó eso", aseguró y agregó: "Hay gente que lo puede hacer mucho mejor que uno. No me interesa. Tenemos un recurso dirigencial que puede rendir mucho más de lo que rinde hoy".

 

En  ese sentido, el líder de La Cámpora estimó que en ese espacio deberían participar la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ministro de Economía, Sergio Massa, y su par de Interior, Eduardo de Pedro; el dirigente de la CGT Héctor Daer y el referente del Movimiento Evita Emilio Pérsico, además de autoridades provinciales y municipales.

 

"No necesitamos mesas tan chicas para problemas tan grandes, necesitamos mesas cada vez más grandes, más participativas, que integren, y entender en la discusión y el debate que no todos tenemos por qué pensar igual, pero sí siempre con la responsabilidad de encontrar un punto de acuerdo”, analizó. 

 

En otra manifestación de su falta de sintonía con el jefe de Estado, trajo a escena los cuestionamientos que el ahora presidente hizo sobre la expresidenta, en particular, en el período 2008-2018.  Además, recordó su alejamiento de la presidencia del bloque oficialista a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y  señaló que las diferencias con Fernández comenzaron en 2019, se acentuaron durante toda la gestión y recrudecieron por el debate en torno a la posibilidad de suspender las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) 

 

"Trabajamos muy bien hasta las PASO del 2019. Los 15 o 20 puntos de ventaja quizá afectó. Como cuando vas subiendo la altura y te empezás a apuntar un poquito. El poder es complejo, no es para cualquiera