31|1|2023

Bullrich desplegó peso territorial, perdonó a Larreta y agitó su candidatura

10 de noviembre de 2022

10 de noviembre de 2022

La presidenta del PRO reunió a 700 personas de todo el país en las afueras de Rosario. Calma para la interna y sociedad aceitada con Cornejo.

ROSARIO (Corresponsalía) La jefa del PRO Patricia Bullrich desplegó todo su peso territorial en esta ciudad y reunió a unas 700 personas, integrantes de los equipos técnicos que lidera de cara a una futura aventura presidencial. La exministra de Seguridad alentó el “Patricia presidenta”, profundizó su sociedad con el senador radical Alfredo Cornejo, evitó lanzar dardos dolorosos hacia la interna de Juntos por el Cambio (JxC) y alertó: “No demos por muerto al kirchnerismo”. Todo en una jornada que fue signada por la sospecha que lanzó Cristina Fernández de Kirchner sobre su mano derecha, Gerardo Milman, en la pesquisa judicial del intento de magnicidio. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Entre Ríos, Corrientes y Santiago del Estero: Bullrich cosechó una buena adhesión de militantes y dirigencia en la actividad que se realizó a lo largo de todo este jueves en Funes, en las afueras de Rosario. Al diputado nacional local Federico Angelini le tocó organizar el evento y ella lo reconoció como su delfín en la provincia.

 

Después de la salomónica cumbre de JxC que se realizó el martes, Bullrich bajó no uno, sino dos cambios. Al mediodía, en conferencia de prensa, la buscó el periodismo y ella esquivó la chicana. Prefirió enfatizar las diferencias que mantiene con el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta solo en términos de gestión, no en cosas de la política ni en ofensas personales.

 

La interna está plantada, pero al menos en Funes la exministra optó por descansar del fight. En su discurso de cierre, para el que la presentaron como “la futura Presidenta de los argentinos”, comparó su eventual futura gestión con el mandato de Mauricio Macri, en lo que sonó más a autocrítica que palazo al expresidente. Bullrich dijo que no trazará “pactos corporativos” y remarcó que, en caso de volver a la Casa Rosada, no guardará “bajo la alfombra las ideas”.

 

Tenue, hasta elíptica, la referencia interna a su rival Larreta no fue desmedida. La amenaza viral al jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires Felipe Miguel parece ser solo un magro recuerdo. Al menos por un tiempo. No obstante, hay dos modelos de gobierno y forma de hacer política. Eso es lo que, con mayor o menor énfasis, Bullrich hace trascender.

 

Dicho modelo cuenta puertas afuera del PRO con Cornejo como principal aliado. El mendocino arrancó el jueves con agenda con una troupe radical en la ciudad capital y desembarcó en Rosario para cerrar el evento junto a la presidenta del PRO. Nadie del radicalismo santafesino pasó a saludar por el salón de fiestas de Funes. Sí hubo presencias de otros partidos de la alianza, pero la UCR secundó a Cornejo lejos de Bullrich.

 

La foto de la exministra y el senador fue una devolución tardía a la postal que estamparon hace unos días Larreta, el presidente de la UCR Gerardo Morales y el senador Martin Lousteau. Cornejo está jugado por el todo con Bullrich. Desde hace un tiempo, el cuyano le brinda sus equipos técnicos a la jefa PRO. Ex y actuales piezas de la gobernación de Mendoza aportan al plan Patricia Presidenta. Prueba de ello, en la conferencia sentó a su lado al exministro de Hacienda mendocino Lisandro Nieri.

 

 

 

En su discurso, Cornejo pidió definir una “narrativa” hacia dentro de JxC. Valoró la “representación territorial” de su aliada y defendió un modelo “liberal progresista” para el presente y futuro de la coalición opositora. En otro tramo de su mensaje, el exgobernador remarcó que el “problema” de JxC es “político” y no técnico. En ese marco, pidió “no solo estar siguiendo encuestas para definir candidaturas”. “Yo no estoy para una candidatura, pero sí para construir esa narrativa”, cerró.

 

Bullrich terminó pletórica el día. Lo había arrancando con la denuncia de la vicepresidenta a Milman, quien faltó al evento. Un diputado se sorprendió de su ausencia porque compartido una reunión con él hasta la noche del día anterior. Si bien la prensa de la dirigente PRO argumentó una neumonía que no le permitía hablar, durante la mañana brindó una entrevista radial para defenderse de CFK. Para el mediodía, Bullrich tenía el obstáculo allanado y se concentró en el despliegue de su territorio. La interna, al menos por unos días, se tomó un descanso.