31|1|2023

Larreta corre a Macri con la máxima de Perón: el que pierde acompaña

06 de octubre de 2022

06 de octubre de 2022

El alcalde porteño rechaza al expresidente como gran elector y lo desafía a un mano a mano en primarias. "Vale el apoyo de la gente", afirma.

Mientras Mauricio Macri sigue sin definirse en torno a una eventual candidatura, Horacio Rodríguez Larreta ya juega abiertamente en la interna amarilla y, este jueves, dejó en claro que competirá en las elecciones de 2023 con o sin apoyo del expresidente. Incluso, se muestra dispuesto a competir en una interna contra el fundador del PRO, si finalmente decide buscar un segundo tiempo en el gobierno.   

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“El verdadero cambio es lograr bajar el delito a la tasa más baja de la historia, es defender las escuelas abiertas, es luchar contra el cambio climático... Ese es el cambio que vale. Y en cuanto al apoyo, también... el apoyo importante es el de la gente. Ese es el apoyo que realmente vale”, señaló el alcalde porteño y dejó, así, un tiro por elevación al expresidente, quien había dicho que, de cara a los comicios de 2023, elegirá a quien mejor represente una férrea oposición al kirchnerismo.

 

La frase de Larreta sorprendió ya que, de alguna manera, ratifica su intención de pelear por la presidencia, aún cuando su entorno había dicho que se lanzaría oficialmente recién en marzo. “Si no nos quieren apoyar, que nos ganen en las internas", desafió un armador del alcalde en diálogo con Letra P. Y agregó: "Todo el trabajo que hicimos desde 2019 no va a ser para irnos a nuestras casas así nomás”. De esta forma, el jefe de Gobierno buscó dejar en claro que si Macri decide competir o inclinarse por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, él está dispuesto a pelear un mano a mano en las internas.   

 

Después de los cruces que Larreta protagonizó con Macri, que incluyeron las diferencias sobre el rumbo que tenía que tener Juntos por el Cambio (JxC), el jefe de Gobierno es consciente de que sin el expresidente no se puede ganar una elección, pero que solo con él no alcanza. Por ese motivo considera que el exjefe de Estado no debería buscar un nuevo mandato. Por su parte, el fundador del PRO alimenta la idea de que cualquier figura de JxC que busque ser parte de la contienda electoral tiene que tener un plan de gobierno, que se ajuste a lo que él considera correcto. Solo de esa manera tendrá su apoyo.

 

“Vamos a las internas y ahí vemos qué tiene más peso: el apoyo de Macri o lo que dicen las urnas”, agregó otro de los encargados de generar adhesiones para la campaña presidencial del jefe de Gobierno. Como si se tratase del peronismo Larreta busca que el PRO se encolumne detrás de una de las máximas del partido que fundó Juan Domingo Perón: el que gana conduce, el que pierde acompaña.

 

A este contexto se le suma un condimento más: el entorno del expresidente anotó el delay de Larreta para salir a repudiar los dichos del diputado Facundo Manes contra Macri. Mientras el resto de las figuras del PRO, como también de JxC, salieron a rechazar las acusaciones del neurólogo, el alcalde porteño esperó varias horas para decir que no estaba de acuerdo con lo que había dicho el radical. Un detalle que nadie en el macrismo dejó pasar por alto.

 

La titular del PRO procuró no quedarse afuera de esta discusión y buscó capitalizar las declaraciones de Macri. “Como dice Mauricio Macri: “Somos el cambio o no somos nada”. Acá estamos, en Tigre, sumando fuerzas para hacerlo de verdad y para siempre”, escribió en su cuenta de Twitter. Los tres se verán las caras la semana próximo, a priori, en un nuevo almuerzo de la cúpula del PRO que todavía no fue confirmado.