17|6|2022

De paso, juicio político: el Frente de Todos pedirá la destitución de Conte Grand

04 de enero de 2022

04 de enero de 2022

El video del escándalo le allana el camino al oficialismo para avanzar contra el procurador. El bloque en Diputados anunció que presentará un proyecto.

El escándalo por la mesa judicial PRO que quedó en evidencia con la aparición del video de la Gestapo-gate no para de crecer: integrantes del bloque del Frente de Todos (FdT) en la Legislatura bonaerense anunciaron que pedirán el juicio político al procurador Julio Conte Grand. Lo hicieron durante una conferencia de prensa encabezada por el titular de la bancada, César Valicenti, el diputado Rubén Eslaiman y la diputada Susana González.

 

El oficialismo adelantó que presentará un proyecto para destituir al jefe de los fiscales bonaerenses que accedió al cargo durante la gestión de María Eugenia Vidal en Buenos Aires, y pretenden tratarlo en la semana que va del 17 al 21 de enero. Según se desprende del video que dio a conocer la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en el que se escucha al exministro de Trabajo Marcelo Villegas decir que le gustaría tener una “Gestapo” para “terminar con los gremios”, funcionarios de la Procuración y de la Justicia serían partícipes de una mesa judicial para armar causas contra gremialistas.

 

“Una dinámica política, mediática y judicial, de la que fuimos víctimas todos”, dijo el diputado Valicenti. Y más: “Sin un método de persecución, disciplinamiento y espionaje en la Nación y en la Provincia, no se podría haber avanzado en un proyecto político y económico y de una mirada de función del estado”, afirmó. “En la provincia estamos viendo involucrado a un actor clave que todavía sigue en funciones”, indicó en referencia al titular de la Procuración, Conte Grand.

 

"Fue el propio exministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires (Marcelo Villegas) el que dio cuenta de este mecanismo al decir que acordaba de antemano con la Procuración el armado de causas para la persecución política", amplió el dirigente de La Cámpora en el auditorio principal del Anexo de la Cámara de Diputados.

 

A su lado, Eslaiman, que responde a la estructura del Frente Renovador, precisó que buscarán "consensos" con la oposición para hacer avanzar el proyecto, "tanto de la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica como en el PRO, que también fueron víctimas del espionaje ilegal".

 

Además, los representantes del oficialismo sostuvieron que citarán a distintos dirigentes y funcionarios políticos y judiciales para el armado inicial del proyecto de enjuiciamiento. En principio, llamarán tanto a los que se sentaron con Villegas en la mesa del escándalo, como el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante; el intendente de La Plata, Julio Garro; el senador Juan Pablo Allan, y otros actores que podrían aportar pruebas y transparencia en el caso como el por entonces ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, el secretario de la Comisión Provincial de la Memoria, Roberto Cipriano, los sindicalistas Hugo Moyano y su hijo Pablo Moyano, también víctimas de espionaje ilegal, como a integrantes del poder judicial.

 

Si bien para el oficialismo no será sencillo avanzar con la remoción, teniendo en cuenta el equilibrio de ambas cámaras legislativas, ya hubo una instalación del tema y una serie de integrantes del gabinete del gobernador Axel Kicillof que salieron al cruce del procurador. Incluso, el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, recordó que Macri es "uno de los máximos referentes de la coalición opositora" y que sobre el exmandatario "pesan graves acusaciones de persecución a sus adversarios políticos", a propósito de su fotografía junto a Conte Grand. Asimismo, agregó: "Esta reunión genera, además, fundadas sospechas sobre el correcto tratamiento en el Ministerio Público de importantes investigaciones penales contra funcionarios del espacio político que lidera Mauricio Macri y múltiples causas de interés de esa fuerza opositora".

 

La presidenta del bloque de senadores y senadoras del FdT, Teresa García, es una de las más acérrimas detractoras del funcionamiento de la Procuración. En diálogo con Letra P, dijo que Conte Grand "no puede ser procurador porque no es objetivo". "No lo digo yo, lo dice la realidad. Si yo soy ministra de Gobierno de Kicillof jamás podría ser ministra de otro gobernador porque está clara cuál es mi filiación política. Esa fue mi postura hace dos años y la sigo sosteniendo. El procurador de la provincia fue secretario de Legal y Técnica de la gestión anterior, tiene compromisos firmes con una gestión de gobierno", sentenció.