15|5|2022

UCR y la Gestapo-gate: silencio reinante, con contrapunto de intendentes

04 de enero de 2022

04 de enero de 2022

Se impone el hermetismo público y las críticas en voz baja. Jefes comunales, con visiones encontradas. Acuerdo en “no interrogar” pares en Legislatura.

Mientras el oficialismo posa la lupa a fondo sobre el Gestapo-gate, con el Presidente marcando la cancha este martes vía Twitter, el oficialismo impulsando la investigación en el Congreso y legisladores bonaerenses del Frente de Todos (FdT) anunciando que pedirán el juicio político al procurador Marcelo Conte Grand, en Juntos predomina la intención de no hacer nuevas olas frente al escándalo del video donde el otrora ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas daba cuenta del armado de causas judiciales contra gremialistas.

 

El radicalismo no escapa a esa lógica de comportamiento opositor en el que predomina el tapabocas. A excepción del documento de repudio emitido por la Organización de Trabajadores Radicales (OTR) –brazo gremial del partido centenario- y una tibia condena de Gerardo Morales apurado por las bases, la UCR no fijó postura formal sobre el tema, algo que dispara reacciones disímiles entre su arco dirigencial.

 

En ese sentido, mientras el presidente del Foro de Intendentes UCR, Miguel Fernández (Trenque Lauquen), manifestó a la AM750 que “la mesa judicial parece que existe” y que al ver el video se le “revolvió un poco las tripas”, el jefe comunal radical de Chacabuco, Víctor Aiola, rechazó la existencia de una maquinaria tendiente a enjuiciar y encarcelar líderes sindicales: “No hay ninguna mesa judicial, es solamente una reunión y ahí hay que investigar a quien grabó el video y lo difundió, no a las personas que están reunidas”, aseveró a Letra P. En esa línea, Aiola enfatizó: “Es una conversación privada entre un grupo de personas; está fuera de lugar que se difunda”.

 

La diversidad de visiones también es advertida a partir de las expresiones de otros dirigentes que, de todas maneras, prefieren mantener reserva. “Vidal siempre tenía como caballito de batalla la lucha contra las mafias, pero hay maneras y maneras, no enfrentar una mafia con otra”, deslizó en voz baja un intendente. Al momento, distintas fuentes abordadas por Letra P coinciden en que internamente no se bajó un lineamiento partidario ante el tema. Hay quienes creen que ya se debería estar haciendo, con vistas a tener un plan de acción frente a un escándalo que va ganando volumen.

 

“Es nefasto que se estén armando carpetazos judiciales en contra de cualquier organismo, militante y, más que nada, en contra de representantes sindicales”, expresó días atrás a Letra P el titular de la OTR, Ariel Santurio, al fundamentar el comunicado de repudio a los dichos de Villegas y considerar que el comité nacional “debería” fustigar abiertamente las expresiones del exministro de Vidal. Más tarde, el titular de la UCR, Gerardo Morales, esbozó una condena en su paso por Mar del Plata, al afirmar al portal 0223 que “no está bien que hagan estas cosas”, en alusión a la persecución a sindicalistas. Pero el partido no fijó postura formal.

 

El titular del Foro de Intendentes UCR estimó que “probablemente” el partido debería tener una postura orgánica en repudio: “No la he escuchado hasta ahora. Entiendo que puede haber cierta prudencia antes de emitir cualquier opinión”, argumentó.

 

En cuanto al posicionamiento legislativo, en el Congreso, el diputado nacional de la UCR Miguel Bazze -que integra la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia que está investigando el tema- aceptó pedir elementos de prueba a la AFI y citar espías, pero se opuso a convocarla a Vidal y a sus funcionarios.

 

Postura similar deslizaron a Letra P voces de la Legislatura bonaerense, quienes marcaron que en el ala radical no les parece “apropiado” que el senador Juan Pablo Allan –uno de los participantes de la reunión del escándalo- sea “interrogado” por sus pares de Cámara, algo que, afirman, estaría en la voluntad del FdT.

 

En cuanto al pedido de juicio político al procurador Julio Conte Grand por parte del FdT, voces legislativas radicales observan que al oficialismo no le dan los números para avanzar ya que, para eso, se requieren los dos tercios de ambas cámaras y que la postura frente a ese tema “excede los bloques” y debería ser “una decisión del espacio político en su conjunto”. Conte Grand está envuelto en el escándalo del video a partir de una mención de Villegas a la Procuración como parte de la maquinaria para detener al titular de la Uocra, Juan Pablo “Pata” Medina.