LA ECONOMÍA Y LAS URNAS

Círculo Rojo santafesino, entre la banca a Perotti y un ojo en la Rosada

El gobernador sembró negocios y empresarios de la producción lo recuerdan. Cerealeras atentas a la fuga de ministros nacionales. ¿La ola amarilla prende?

El Círculo Rojo santafesino quedó más pendiente de las PASO de lo que acusaba en la previa, cuando le bajaba el precio a las elecciones intermedias con el clásico latiguillo “no definen nada”. Es que la estruendosa derrota del Frente de Todos (FdT) a manos del fortalecido Juntos por el Cambio (JxC) aceleró las conclusiones, no sólo por el resultado inesperado que parece haber sucedido hace décadas, sino por la sangría que amenaza en las últimas 72 horas en el corazón del Gobierno nacional y el empoderamiento de los ganadores.

 

Las agroexportadoras son observadoras natas de los vaivenes políticos por tener su juego mayor a nivel nacional al ser garantes de la macroeconomía por la generación de divisas. Si bien tienen presencia en la costa de Santa Fe, tienen el ojo puesto en la Casa Rosada. “La clave es ver el análisis y decisión del gobierno nacional”, sostuvo uno de los popes del ambiente a Letra P. Esto no es más ni menos que el recambio en el Gabinete que por estas horas tiene todas las luces encima, más rápido de lo pensado con una crisis política detonada. Traducido, están atentos al cambio de funcionarios, interlocutores y lineamientos nuevos que puedan incidir en el agro.

 

En el mismo ambiente, el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) lee con lupa la elección y pide sacar la ley de exportaciones y reducción de impuestos cuanto antes, o, mejor dicho, antes de que un cambio profundo en el Congreso dilate las promesas del Gobierno nacional. Un dato: las provincias donde perdió el oficialismo tienen una base agroindustrial muy fuerte, sobre todo Santa Fe y Córdoba.

 

Perotti cosecha

Entre medio de la malaria oficialista se desprende la figura del gobernador Omar Perotti. Si bien el FdT perdió por diez puntos, el rafaelino se llevó el entusiasmo empresario al haberse sacado de encima en la interna con la lista avalada por la Casa Rosada a Agustín Rossi, quien amenazaba con una victoria que hubiese empantanado los dos años de gestión que le restan.

 

Esa pintura probablemente hubiese puesto en discusión a algunos funcionarios al gobierno provincial, aunque recambios igualmente habrá por parte del ala rossista que está en el Gabinete. Al menos el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, tiene los días contados hasta fin de año, y, según supo Letra P, lo reemplazará un perottista de pura sangre.

 

¿Esto le implica algo en el círculo rojo? Sí, respecto a que el gobernador apelará a más perottismo y a fortalecer la línea que venía desarrollando. El rafaelino apostó desde el inicio de su gestión a afianzar la relación con los diferentes sectores productivos y quedaron a la vista los frutos que sembró. Pudo poner en marcha negocios antes de las elecciones o, al menos, el tapete para que nazcan algunos puntuales, algo que nadie va a querer soltar prematuramente.

 

El ejemplo es el perfil científico, biotecnológico; impulsando startups con base en la agroindustria de la provincia. La pujante terminal AgTech. “Creemos que ganó lo mejor de cada interna”, resumió a Letra P una de las tantas firmas del ascendente sector. Quedaron conformes porque las opciones ganadoras, sobre todo Perotti, -y algunas perdedoras también- se habían mostrado interesadas en sus actividades e iniciativas productivas. Una certeza: poner el oído a las empresas en campaña sirve.

 

En tanto, en el sector agroexportador también respaldan el paso adelante del gobernador y resaltan la sintonía que siempre les mostró. “El gobierno de Santa Fe es clave para que se discuta una agenda en favor de la producción y exportación. Perotti tiene las condiciones previas para mostrar dos años de gestión productivista”, sostuvo otra fuente de las cerealeras.

 

Por otro lado, un empresario de peso del cordón industrial que se mueve en distintos rubros, pero que hace pata ancha en biocombustibles, resaltó como dato determinante de las PASO la “clarísima” victoria de Perotti y pidió parar la pelota para noviembre. “Hay que esperar la elección definitiva, porque la ola amarilla no se sabe si será tan drástica como parece y puede darse vuelta”.

 

A muchos actores del Círculo Rojo la victoria provincial de Juntos por el Cambio no los termina de convencer, pero tampoco los espanta. Sí les hace ruido como a muchos que hace sólo dos años dejaban el país en un estado calamitoso para la mayoría del sector productivo. La ideología pesa en los hombres de negocios aunque más aún el sesgo que le aporten al mercado y a la producción.

 

Ni hablar de las pymes nucleadas en la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), quienes no quieren saber nada con el color amarillo y han abrazado las políticas productivas del Frente de Todos.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro junto al ministro de Desarrollo Productivo, Gustavo Puccini (izq.), el secretario de Desarrollo Industrial, Guillermo Beccani en la reunión con mineras. 
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar