25|10|2021

Katopodis, Arrieta y Echarren, derrotas con vidriera nacional

14 de septiembre de 2021

14 de septiembre de 2021

Mandan en distritos que gobernaron y ocupan cargos nacionales que les dan visibilidad y poder, pero cayeron ante Juntos. Zabaleta y Ferraresi, la contracara.

Gobernaron, aún manejan los municipios y saltaron a cargos nacionales que les dieron vidriera y fierros para llevar obras y programas a sus pagos chicos, pero la ola amarilla y morada del domingo igual se los llevó puestos. Es el caso de Gabriel Katopodis, Gustavo Arrieta y Francisco Echarren, ministro de Obras Públicas de la nación, administrador general de Vialidad y director nacional de Desarrollo de Obras del Ministerio de Transporte de la nación, respectivamente. El primero, no pudo en San Martín, donde la primera candidata a concejal fue su esposa. El segundo, sufre la derrota por diez puntos de diferencia en Cañuelas, gobernada por Marisa Fassi, su esposa. El tercero pena por el triunfo de la oposición en Castelli. La contracara es el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, quien logró un triunfo en Hurlingham, y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, que hizo lo propio en Avellaneda.

 

Katopodis tiene uno de los cargos más importantes en el gobierno que preside Alberto Fernández, maneja el ministerio con mayor impacto territorial. Hombre de confianza del Presidnete, sonó en su momento para integrar los primeros lugares de la boleta nacional y se transformó durante la campaña en uno de sus voceros. Pero no pudo traducir ese peso a su distrito, San Martín, que tras su salida quedó a cargo de Fernando Moreira. La lista de precandidatos a concejales fue encabezada por Nancy Cappelloni, secretaria de Integración Educativa, Cultural y Deportiva del municipio y esposa del ministro nacional: sacó 35% de los votos contra 39% de lo cosechado por las listas de Juntos.

 

Conocidos los resultados, Katopodis pidió leer bien el resultado y no negarlo, y adelantó que la fórmula para revertirlo es “laburar con más fuerza, mejor organizados, y con más mística”. Sin embargo, llamó la atención su discurso en la noche de la derrota: “Ninguna derrota pondrá en cuestión lo que hicimos en San Martín. Estas elecciones se dan en el marco de elecciones nacionales y provinciales. Y esta, muy en particular. ¿Tenemos un proyecto localista? No, no digo eso. Digo que desde la fortaleza de lo que hicimos bien en San Martín vamos a recuperar la confianza y la fuerza en estos dos meses”.

 

Arrieta sufrió una de las derrotas más contundentes entre las sufridas por los oficialismos peronistas en el conurbano. Cayó por diez puntos frente a Juntos (44% a 34%). El funcionario, junto a su esposa y actual intendenta, Marisa Fassi, hablaron a la militancia y pidieron “redoblar los esfuerzos”. Y leyó el resultado según su conveniencia: “Nuestra lista fue la más votada en Cañuelas”, dijo tomando los números individuales de cada candidato, no por fuerza. “Mañana mismo salgo a caminar casa por casa. Hicimos una gran elección, estamos muy cerca de la victoria, tenemos dos meses para ganar”, indicó.

 

En Castelli, territorio de Francisco Echarren, el intendente en uso de licencia desde julio, cuando asumió su cargo en el gobierno nacional, hizo una buena elección llegando al 46% de los votos, pero Juntos fue más: con los tres candidatos que se presentaron, alcanzó el 50%, quedándose con el triunfo.

 

Los ministros-intendentes que sí lograron revalidar en sus pagos chicos fueron Juan Zabaleta (Hurlingham) y Jorge Ferraresi (Avellaneda). El primero, con resultado muy ajustado, donde tras una fuerte disputa acordó la lista con La Cámpora. Allí, el Frente de Todos obtuvo 37% de los votos y Juntos, 36,65%. La victoria de Ferraresi fue más amplia: el oficialismo obtuvo el 42% de los votos frente a 35% de Juntos.