PASO 2021

La UCR pide la manija de JxC en el bastión amarillo

Tres versiones radicales cuestionan el armado de la alianza en Santa Fe y quieren ampliar. El PRO puro quiere retener el trono y construir en base al ala dura.

Juntos por el Cambio (JxC) se enfrenta a unas internas poco habituales en Santa Fe, principalmente por el protagonismo que busca el radicalismo dentro la alianza, con más empuje y expectativas que nunca. Como la manija siempre estuvo en manos del PRO, ahora el macrismo ve cómo lo retan a que la repartija de fuerza sea más equitativa y amplia. 

 

No parece haber de fondo una disputa de poder partidaria directa y sonante, sino más bien una puja de visiones para conformar el músculo opositor. El radicalismo propone miradas de mediano plazo, amplitud y volumen, con el convencimiento de que no es suficiente el equilibrio actual. Con Cambiemos en el poder, el macrismo totalizó las decisiones y ahora quieren cambiarlo.

 

Quizás por eso sean tres listas que presenta la UCR, mientras que el PRO confía en caras ya conocidas sin modificaciones de lo que se ve desde hace años. Una muestra de pragmatismo y cortoplacismo macrista que, creen en las tribus radicales, le pueden llegar a servir para las internas pero no para las generales o a largo plazo. 

 

El macrismo se movió fuerte en las últimas semanas en Rosario y dejó de lado cualquier intento de movimiento interno en el PRO, por ejemplo, con las apetencias diluidas de Horacio Rodríguez Larreta en la provincia. Mauricio Macri llegó a Rosario para levantarle el brazo al actual diputado nacional Federico Angelini que busca una banca en el Senado para posicionarse fuerte en el electorado y no limitarse a su rol de armador santafesino. Este martes hizo lo propio Patricia Bullrich e incluso Miguel Pichetto: discurso sin cambios respecto al 2019 y manual de halcón para posicionarse en la alianza. 

 

La decisión de no cambiar el discurso de polarización se debe a que en 2019 Juntos por el Cambio remontó diez puntos en las generales y terminó ganando la elección presidencial en territorio santafesino. El radicalismo insiste que fue una derrota traumática a nivel nacional por más remontada que hubo. “Con el manual de Macri y Marcos Peña perdimos las elecciones; punto”, contrasta, con filo, un armador radical. La frase salpica también a Angelini, que armó históricamente.

 

El macrismo cree que ese electorado está cautivo con el alimento de la grieta y no hay que cambiar la cúpula porque responde al ala dura. Pero ahí está la cuestión de la interna: las listas del radicalismo le pelean el público con antikirchnerismo rabioso. Por lo tanto, las herramientas son las mismas aunque las formas de construcción que propone el radicalismo dicen ser otras. 

 

El radical, precandidato al Senado y exintendente de Santa Fe, José Corral habla de “marcar un límite y construir de nuevo”; similar a la línea de Carolina Loasada quien habla de “dejar atrás a Cristina”; y a Maximiliano Pullaro y su “tengo lo que hay que tener para ponerle un límite al kirchnerismo”. Desde el lunes podrán cambiar de lugar las sillas en la mesa de JxC o dejarlas como las acomodó el PRO. 

 

Maximiliano Pullaro se encamina a renovar el vínculo con el Nuevo Banco de Santa Fe.
Marcelo Lewandowski, senador por la provincia de Santa Fe y ex candidato a gobernador por el peronismo.

También te puede interesar