04|10|2021

Rossi juega a Perón con la billetera de Fernández: aguinaldo para monotributistas

23 de agosto de 2021

23 de agosto de 2021

El exministro propone beneficios a cuentapropistas con recursos del Estado. El costo equivale a un IFE y tiene impacto electoral. Propuesta concreta y nacional.

El precandidato a senador por Santa Fe Agustín Rossi tocó una tecla que es música para los oídos de una gran parte de los perdedores de los últimos años por la pandemia y el ciclo recesivo: los monotributistas. El Chivo sacó del manual justicialista el capítulo de los derechos laborales y propone que cerca de dos millones de contribuyentes cobren aguinaldo, cuyo costo deberá salir de las arcas del Estado. Justicia social en tiempos modernos. 

 

La propuesta, de las pocas concretas en la campaña en general, alcanza a las personas comprendidas en las categorías A, B, y C (hasta $370.000, $550.000 y $770.000 anuales), incluyendo el Social y el Promovido, sin empleados a cargo y que no aporten a otro régimen. El universo alcanzado a nivel país es de alrededor de dos millones de contribuyentes de dedicación exclusiva y, sólo en la provincia de Santa Fe, se verían beneficiados aproximadamente 200 mil, un público electoral muy atractivo por el desencanto que viene arrastrando en los últimos años.  

 

El candidato que irá a las PASO contra la lista encabezada por Marcelo Lewandowski y apoyada por el gobernador Omar Perotti, Alberto Fernández y Cristina Kirchner plantea una medida de impacto nacional y que quiere llegar al despacho del ministro de Economía, Martín Guzmán. El costo fiscal de 63 mil millones de pesos “debe ser solventado por el Estado y se evaluarán medidas compensatorias”. “El costo fiscal es menor al otorgamiento del IFE durante la pandemia. Un IFE mensual del año pasado significó 90 mil millones de pesos”, detalló Rossi y agregó que podría pagarse en una o dos cuotas.

 

La categoría A, que factura hasta 370 mil pesos anuales y representa el 50% de la masa de monotributistas, estaría cobrando un aguinaldo de 15.000 pesos cada seis meses. Rossi habla de un círculo virtuoso: el Estado recuperaría un 35% vía consumo e impuestos y quien venía trabajando en negro tendría motivos para ingresar al sistema.

 

"Lo primero que tenemos que conceptualizar es que el monotributista es un trabajador que depende de otros y que no tiene ninguno de los derechos de los trabajadores en relación de dependencia: no tiene licencia por enfermedad ni de paternidad ni ninguno de los derechos consagrados por una legislación laboral importante”, explicó.