12|10|2021

Mar del Plata: unidos, exsocios de Montenegro le tiran con munición gruesa

12 de agosto de 2021

12 de agosto de 2021

En su área emblema, Seguridad, el intendente PRO recibió duras críticas de dos exjefes del bloque oficialista. El perfil del nuevo armado escindido de Juntos.

Luego del cierre de listas que derivó en el segundo portazo en tres meses de un presidente de su bancada, el intendente Guillermo Montenegro (PRO) es blanco de fuertes acusaciones de exsocios que, días atrás, se agruparon en un mismo bloque en el Concejo Deliberante y, de cara a las próximas legislativas, militan la boleta vecinalista de CREAR. El concejal Nicolás Lauría –que hasta el mes pasado ofició de jefe de bancada del oficialismo municipal– publicó una carta en la que apuntó que “crece la criminalidad en la ciudad”, la cual, en materia de inseguridad, se parece “cada día más a Rosario”.

 

El texto se da en respuesta a recientes declaraciones de Montenegro, quien definió como “campaña política” el proyecto del bloque del Frente de Todos (FdT) de declarar en el distrito la emergencia en seguridad y, al ser abordado sobre la posición de Lauría (que preside en el Concejo la comisión de Seguridad donde se tratará la iniciativa), deslizó: “Cada uno deberá responder con su almohada”.

 

Ante eso, Lauría (que en 2019 encabezó la lista de concejales de Montenegro) difundió en las redes una dura carta bajo el título “Yo duermo bien, señor intendente, ¿y usted?”, en la que acusa a Montenegro  de desestimar la “colaboración de militantes”, deja entrever que muchos barrios solo los recorre en campaña y afirmó que en casi dos años de gestión “no pudo encontrar, en casi un millón de habitantes que tiene la ciudad, a un experto en seguridad”.

 

En esa línea, marcó el desconocimiento del distrito de los dos secretarios de Seguridad oriundos de Buenos Aires, por lo que sostuvo: “No es casualidad cómo estamos hoy”. Y cerró retrucando los dichos de Montenegro hacia su persona: “Yo no tengo nada que responder a la almohada por la noche. No sé si usted puede decir lo mismo”.

 

De inmediato, ese texto fue replicado por sus flamantes socios políticos de CREAR, espacio liderado por el senador provincial Lucas Fiorini y al que reporta el concejal Alejandro Carrancio, quien presidió el bloque del oficialismo municipal hasta mayo, cuando su voto negativo al pliego del sistema de transporte girado por Montenegro activó el proceso de ruptura que incluyó la salida del gabinete local de funcionarios de ese espacio.

 

Ante esa fractura, en CREAR presentaron lista propia con Fernando Navarra a la cabeza. Lauría, que había sucedido a Carrancio al frente del bloque oficialista, buscaba un lugar expectante en la nómina local de Juntos para un dirigente de su sector, Franco Luna. Pero no tuvo cabida del montenegrismo, que cerró lista de unidad con el radicalismo. Bajo tal escenario, Lauría y su tropa pegaron el portazo de Juntos y hoy trabajan en un mismo armado con CREAR, militando la boleta encabezada por Navarra.

 

En el Concejo, lanzaron el bloque “Crear Juntos”. Con dos años más de margen en sus bancas, el tándem Lauría-Carrancio asoma como un árbitro a considerar entre el oficialismo y el bloque del FdT a la hora de tratar iniciativas conflictivas. Una de ellas es el reciente proyecto del FdT pidiendo declarar la emergencia en seguridad. Pero, además de eso, en la flamante bancada de los exsocios de Montenegro prometen poner especial lupa en aspectos que tengan que ver con la transparencia de gestión.

 

En diálogo con Letra P, Carrancio radicó en “lo territorial y el contacto con el vecino” los ejes que rigen la construcción en unidad con el sector de Lauría. Y ahondó sobre el “común denominador” que motorizó la salida de ambos del oficialismo municipal: “Los dos espacios no nos sentimos respetados en el laburo que hicimos para que el intendente llegara a serlo y para que luego tuviera la mejor gestión posible”.

 

Carrancio estimó que uno de los potenciales del armado de perfil vecinalista de Crear Juntos es avanzar “sin la atadura a la pertenencia a un espacio político que está en un lado de la grieta, sino del lado del marplatense. Nuestra idea es hacer un partido con fuerte presencia local”.

 

Acerca de la carta de Lauría, Carrancio sentenció: “Comparto plenamente las palabras de Nicolás y las hago propias. La seguridad era una de las cuestiones que el hoy intendente levantó en campaña, con su bagaje de exministro porteño. El primer acto de gobierno fue mudar su oficina al Centro de Monitoreo Municipal, supuestamente para estar en contacto con lo que sucedía en la ciudad en materia de delito. Cuando vemos que hay una creciente ola de homicidios en ocasión violenta, que los robos agravados por violencia en los comercios han crecido más de un 50%, entendemos que el modelo utilizado no ha sido el apropiado”.

 

En esa línea, arremetió con la mira hacia el intendente: “Vemos profundas diferencias y deficiencias entre el modelo que tenemos en Mar del Plata y el de (Horacio Rodríguez) Larreta en la Ciudad, cuando se prometía una aproximación a ese modelo. Mar del Plata es la capital del turismo del país y sale todos los días en los medios por hechos policiales. La carta de presentación que estamos teniendo y la calidad de vida para nuestros vecinos no es la mejor. La política ha fallado y tildar que se marca esto porque estamos en campaña habla de un profundo desconocimiento del territorio”.