13|11|2021

Vicentin pide gancho para encauzar la venta y el pago a los acreedores

30 de julio de 2021

30 de julio de 2021

No hay acuerdo en cuánto valen los fierros y la operación se estira, pero no cae. Piden más tiempo para la propuesta a los concursados, los últimos de la fila. 

El destino de la compra de Vicentin y del pago a sus acreedores tendrá que esperar un poco más. Esa fue la conclusión de la audiencia que encabezó el juez del concurso, Fabián Lorenzini, para informarse de primera mano sobre las diferencias que existían en las negociaciones de la compra de la cerealera por parte de tres pesos pesados del agro, que es el boleto para la propuesta a los acreedores que deben cobrar unos 1.300 millones de dólares. 

 

En las últimas semanas se han generado diferencias en la valoración de los activos entre la cerealera y las tres interesadas en comprar hasta el 90% del paquete accionario: la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Molinos Agro S.A. del Grupo Pérez Companc, y Viterra Argentina S.A., de la multinacional Glencore, socia de Vicentin en la aceitera Renova. Pese a la distancia en los criterios, aclaran que la venta no se cayó.

 

“Sigue en pie, lo que se está pidiendo es mayor tiempo para llegar a un acuerdo. Es un traspaso muy grande y hay muchos activos en el medio que complejizan todo”, explicaron a Letra P en el entorno de la firma. Este medio ya había adelantado que no sería fácil la definición del valor de los fierros

 

Justamente en esta audiencia de la que participaron, además del juez, las tres interesadas, los directores de Vicentin, accionistas, síndicos y otros actores del concurso, se planteó estirar los plazos concursales para presentar la propuesta y lograr las conformidades necesarias. Solicitaron formalmente que el período de exclusividad y, por ende, la definición de la situación, sea en marzo. Igualmente deslizan que la propuesta puede llegar a fin de este año.

 

La idea que propone la concursada es que si se le otorga más tiempo, se mejora la negociación con los interesados en ingresar con capital a la firma, y, de esta manera, estaría más estructurada la propuesta de pago. Mientras tanto, los acreedores ven cómo sus deudas pesificadas se licúan y se alertan ante una posible devaluación post elecciones. En diciembre de este año se cumplirán dos años del default

 

El juez sabe que septiembre es una fecha inimaginable para llegar a una propuesta, tal como dicta el calendario del concurso, por lo que se descuenta que cedería la prórroga. A esta altura, la bala que tiene Vicentin es que las tres gigantes entren a la sociedad o armen una nueva para poder tener liquidez y darle una definición al concurso que en enero cumplirá dos años.

 

Uno de los que más interesado se mostró en la audiencia por Zoom para que se otorguen las condiciones fue ACA a través de su director institucional, Julián Echazarreta. Es que la gigante del agro tiene el doble rol de ser interesada en ingresar a la sociedad y, a la vez, acreedora con 4.900 millones de pesos. Ese dinero es de sus asociados, a quienes ya les cubrió la deuda a cambio de una subrogación, pero quiere cobrarlos de parte de Vicentin.