06|9|2021

Frente de Todos: tres rupturas y unidad hasta que dolió en Salta y Jujuy

28 de julio de 2021

28 de julio de 2021

Con la idea de que la marca es el proyecto, el oficialismo armó listas únicas en casi todo el país. Excepciones a la regla que complican la campaña.

La orden de armar listas únicas para cargos nacionales en los 24 distritos del país, que emanó de la cúpula del Frente de Todos, se rompió en la medianoche del sábado en Misiones, Neuquén y Santa Fe, donde generó un terremoto político, y se evitó, sobre la hora, en Salta y Jujuy, con intervención del Ministerio del Interior.  

 

Como publicó Letra P, los armadores del Frente de Todos en las provincias tenían como premisa de trabajo la necesidad de evitar a toda costa la proliferación de listas para competir para cargos nacionales, las listas seccionales de la provincia de Buenos Aires y las intendencias, en particular en aquellos distritos gobernados por el peronismo.

 

Por falta de acuerdo, el sábado a última hora, el distrito bonaerense que había dado la nota por nadar en contra de la corriente había sido Hurlingham, donde el intendente Juan Zabaleta se encaminaba a enfrentarse con una lista propia a la boleta que tenía previsto presentar La Cámpora en su distrito con el subdirector ejecutivo del PAMI, Martín Rodríguez, a la cabeza.

 

El conflicto se saldó dos días después, el lunes entrada la tarde, tras frenéticas negociaciones de las que participaron Zabaleta, Rodríguez, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. La paz firmada fue anunciada con bombos y platillos por camporistas y albertistas, como muestra de cumplimiento del mandato de la mesa de jefatura de la coalición.

 

Pero en las listas nacionales quedaron otros conflictos sin saldar. El más resonante fue el de Santa Fe, que terminó con la presentación de dos listas de precandidatos nacionales que enfrentarán a Marcelo Lewandowsky -el candidato del gobernador Omar Perotti, que irá acompañado por una dirigente que responde a Cristina Fernández de Kirchner-, con el ministro de Defensa, Agustín Rossi -siempre ligado a la vicepresidenta, pero ahora enrolado en las filas de Alberto Fernández- y la actual vicegobernadora Alejandra Rodenas.

 

El caso Santa Fe fue un enredo provincial que generó ruidos en la cúpula nacional. Este martes, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, dejó trascender el malestar con la situación. “Lamento que el ejemplo de Cristina de priorizar el interés colectivo por sobre los individuales no haya llegado a todos los dirigentes”, le dijo al periodista Iván Schargrodsky. El mensaje estaba más dirigido a Rossi que a Perotti, aunque la Casa Rosada venía arrastrando malestar con el gobernador desde hacía meses.

 

Con menos ruido por no tratarse de provincias gobernadas por el Frente de Todos, el oficialismo tampoco pudo cerrar listas de unidad en Neuquén y Misiones. En el distrito que gobierna desde hace medio siglo el Movimiento Popular Neuquino (MPN), el FdT irá dividido en tres listas, que encabezarán Tanya Bertoldi, Fabián Ungar y Asunción Mirás Travalón. Bertoldi es la candidata del secretario de Energía, Darío Martínez, de relación estrecha con el Presidente y con CFK.

 

En Misiones, también gobernada por una fuerza provincial, el Frente Renovador de la Concordia, que lidera Carlos Rovira, el peronismo llevará también tres boletas, encabezadas por el exrector de la Universidad Nacional de Misiones Javier Gortari, Graciela de Melo e Isaac Lenguaza. Gortari es el referente del kirchnerismo y de la diputada Cristina Britez, de La Cámpora.

 

Interna resuelta en el frente norte

Las elecciones provinciales de Salta y Jujuy habían dejado, con distintos matices, un panorama complicado para el Frente de Todos, sumergido en internas locales. En la provincia que gobierna Gustavo Sáenz, el Partido Justicialista (PJ) está incluido en el frente oficialista, junto a más de una docena de sellos partidarios. En el último cierre de listas locales, el PJ quedó incluido dentro del frente Gana Salta, que reivindica la figura del gobernador.

 

Pero el resto de los espacios peronistas que a nivel nacional conforman el Frente de Todos son oposición a Sáenz en la provincia. Para las elecciones locales, ahora programadas para el 15 de agosto, se inscribieron dos alianzas identificadas con el nombre del Frente de Todos. La primera, integrada por Unidad Popular, Kolina, Frente Grande y del Trabajo y del Pueblo. La segunda, liderada por el Partido de la Victoria, que conduce el senador nacional Sergio “Oso” Leavy, a quien se sumaron Izquierda Popular, Felicidad, y Cultura, Educación y Trabajo. Pese a las gestiones de la Casa Rosada, no hubo forma de conciliar posiciones.

 

El panorama cambió para las elecciones nacionales. A última hora del viernes, con el aval de la Casa Rosada, se selló en Salta la lista del Frente de Todos, que llevará como primer candidato a diputado nacional a Emiliano Estrada, subsecretario de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior, que responde a De Pedro. Estrada estará acompañado en la boleta por Pamela Calletti, exministra de Justicia de Urtubey y consultora jurídica del gobernador. Afuera del acuerdo con Sáenz que cerró la Rosada quedó el partido Felicidad, que decidió presentar su propia lista.

 

El Ministerio del Interior también intervino en la definición de la lista de Jujuy, esta vez con la imposición de una candidata propia ante el escenario de conflicto agudo que había dejado a elección local, en la que el peronismo compitió dividido en cinco listas y fue arrasado por el oficialismo de Gerardo Morales. Como adelantó Letra P, los nombres en danza eran tres: el exgobernador Eduardo Fellner, la diputada camporista Leila Chaher y el rector de la Universidad Nacional de Jujuy, Rodolfo Tecchi. Finalmente, la elegida para encabezar la lista fue Chaher, que competirá secundada por Tecchi. El Frente de Todos pone en juego una sola banca en Jujuy, hoy ocupada por José Martiarena.