13|10|2021

La lista de Todos, pero más de Cristina

25 de julio de 2021

25 de julio de 2021

El Presidente impuso a Tolosa Paz y resistió la salida de Cafiero, pero la vicepresidenta se quedó con el grueso de la boleta. Massa, con lo justo.

En su primer cierre de listas como presidente, Alberto Fernández consiguió imponer a Victoria Tolosa Paz como cabeza de la lista de la boleta por la provincia de Buenos Aires, promovió a Leandro Santoro en la Ciudad de Buenos Aires y retuvo a Santiago Cafiero como jefe de Gabinete, aunque tuvo una magra cosecha en el resto de la boleta bonaerense del Frente de Todos, que tuvo como ganadora a Cristina Fernández de Kirchner, con Sergio Massa como socio.

 

La elección de Tolosa Paz fue una jugada audaz del Presidente, que filtró el nombre de su candidata cuando el resto del Frente de Todos jugaba al misterio. En una sola movida, Fernández impuso a la platense y consiguió mantener en el Gabinete a Cafiero, promovido por el kirchnerismo y el massismo para encabezar la boleta y salir del lugar de ministro coordinador.

 

El costo de la decisión fue alto aunque no sorpresivo. Entre los candidatos que desfilaron el sábado durante todo el día por la Casa Rosada para firmar su lugar en la lista con esperanzas de desembarcar el 10 de diciembre en el Congreso, solo Tolosa Paz y Daniel Arroyo podían identificarse como dirigentes que responden al Presidente. El ministro de Desarrollo Social había recibido la promesa de ocupar el cuarto lugar de la lista, pero finalmente consiguió el número 12. La Casa Rosada, con intervención de Cafiero, lo salvó de quedar prácticamente afuera de todo. Los compromisos asumidos previamente entre sectores no dejaron margen para darle un mejor lugar a un ministro que había dejado trascender que buscaba una salida. 

 

La nómina se repartió en su mayoría entre el massismo y el cristinismo. Por el sector ligado a la vicepresidenta ingresó el segundo en la lista, Daniel Gollan, ministro de Salud de Axel Kicillof. A ese grupo se sumó Agustina Propato, senadora provincial y también esposa del ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni. En el albertismo, la inclusión de Propato cayó mal. “Berni se la pasa hablando en contra del Presidente y le dan un premio. ¿Cómo funciona esto?”, se quejó un dirigente que forma parte del entorno presidencial.

 

En tanto, Máximo Kirchner ubicó dentro de los diez primeros lugares a la dirigente de La Cámpora Constanza “Coty” Alonso, concejal del Frente de Todos de Chivilcoy y jefa regional de Anses, y al concejal de Tandil Rogelio Iparraguirre, también perteneciente a la agrupación, en el número 14. Por su parte, Cristina impulsó la reelección de dos diputados de su confianza que ingresaron con la lista de Unidad Ciudadana, en 2017: Leopoldo Moreau –que ocupó el sexto lugar y Mónica Macha.

 

Los lugares que consiguió el sindicalismo también tuvieron el visto bueno de la vicepresidenta. El primero en la nómina es el líder de los bancarios, Sergio Palazzo, que consiguió el cuarto lugar con el impulso de Cristina. En el séptimo y octavo lugar, respectivamente, se ubicaron Vanesa Siley y Hugo Yasky., que van por un nuevo mandato. En un lugar con menos posibilidades, en el número 18, figura Walter Correa. Todos fueron parte de la lista de Unidad Ciudadana que la vicepresidenta presentó en 2017. Por debajo de Correa quedó Claudia Bernazza, también promovida por el Instituto Patria.

 

A Sergio Massa le fue casi igual que en 2019. El líder del Frente Renovador consiguió tres lugares seguros para las exdiputadas Marcela Passo -tercera en la lista-, y Mónica Litza, y promovió el pase al Congreso nacional de la diputada provincial Micaela Morán. Con menos chances quedó el senador provincial Jorge D’ Onofrio, que se ubicó número 20. Massa pretendía renovar las cuatro bancas que obtuvo en 2017, cuando compitió con el 1País, que cosechó el 11,03% de los votos.

 

En la lista no figuró el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, que Fernández tenía expectativas de colar en los primeros casilleros. Los lugares reservados para los distritos de la provincia de Buenos Aires quedaron en manos del exintendente de Florencio Varela Julio Pereyra y del matancero Fernando Espinoza, que ubicó en el puesto 13 a la secretaria de Juventud del municipio, Brenda Vargas Matyi. Como publicó Letra P, desde que selló la candidatura de Tolosa Paz, el sector no albertista de la coalición dejó en claro a todos sus interlocutores que el Presidente ya no tendría injerencia sobre el resto de la lista.

 

Mucho más abajo de lo que esperaban, los movimientos sociales se ubicó el dirigente de Daniel Menéndez, promovido por Barrios de Pie y el Movimiento Evita. Alineados con el Presidente y en plena puja con La Cámpora, los movimientos pretendían quedarse con el quinto o sexto lugar para Menéndez y otro nombre en un casillero “expectante”. Finalmente, Menéndez firmó en el número 16.

 

Las tensiones de último momento no alteraron demasiado a la tropa presidencial, que sabía de antemano que la lapicera de la provincia de Buenos Aires estaría en manos de Máximo Kirchner, que respetaría los lugares de Massa. Fernández lo habló el viernes con Kirchner en Olivos. En la semana se había reunido en la Quinta presidencial con Cristina, que terminó de dar el visto bueno a Tolosa Paz, pese a que no era su elegida.

 

“Es todo ganancia”, dicen cerca del Presidente, donde remarcan que en las elecciones de 2019 Fernández no pudo ubicar en las listas ningún diputado propio, mientras esta vez impuso a Tolosa Paz en la provincia y a Santoro en la Ciudad. Arroyo y Gisela Marziotta, que acompaña a Santoro en la lista de la Ciudad, también desembarcarán en Diputados con el sello del Presidente. 

 

La confección de la lista confirmó lo que en la previa afirmaban dirigentes de la mesa nacional del Frente de Todos: que la elección la disputará la marca del espacio y no tanto los nombres que integran la boleta, donde no sobresalen grandes figuras nacionales como sucedió en 2019, cuando todos los jugadores de primera línea salieron a la cancha. 

 

"El candidato es la unidad", dijo este sábado Kicillof en Escobar, en el acto que compartieron Fernández, Cristina, Massa y el gobernador de la provincia de Buenos Aires con Tolosa Paz, Gollan, Santoro y Marziotta. Tras el evento, el Presidente volvió a Olivos, desde donde siguió el cierre de listas que se materializó en la Casa Rosada.