13|1|2022

Cambiar la cabeza de la lista, la solución para el FdT en la Primera

23 de julio de 2021

23 de julio de 2021

La ministra García tiene todo el respaldo para liderar la nómina, pero iría segunda para garantizar tres varones en los cinco lugares expectantes.

En las últimas horas de rosca para la conformación de las listas de precandidatos, en la Primera sección electoral sucede algo curioso en el Frente de Todos: si bien todas las tribus de la alianza coinciden en que la ministra Teresa García (Gobierno) es muy buena opción para encabezar la tira, podrían correrla al segundo casillero para asegurarse que los tres hombres ya elegidos -dos en representación de los intendentes y uno del massismo- vayan en los primeros cinco lugares. Por esta región del conurbano norte, se ponen en juego 8 bancas para el Senado, de las cuales el oficialismo aspira a quedarse con cinco.

 

En la tarde de este viernes, según indicaron a Letra P fuentes que participan de la rosca, la persona de Sergio Massa para la lista es el actual diputado (por la Tercera), Jorge D’Onofrio. Las mismas fuentes coinciden en señalar que los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) piden por la renovación de los senadores Gustavo Soos y Luis Vivona. Es decir, tres hombres para los primeros cinco lugares expectantes de la lista.

 

Hasta el momento, todo indica que sería la ministra García quien encabece la nómina. Sin embargo, al ser tres los hombres impulsados por las principales fuerzas en la sección, García podría retroceder al segundo casillero para permitir la entrada de otra mujer en el cuarto lugar. Eso ordenaría la negociación. Hay hermetismo sobre el nombre de esa posible precandidata.

 

Por la ley de paridad de género, para que esos tres precandidatos puedan ocupar lugares entre los primeros cinco de la lista, esta debe ser encabezada por uno de ellos. “La forma de destrabarlo es que Teresa (García) ocupe el segundo lugar, porque ni los intendentes ni Massa quieren cambiar de candidato”, contó a Letra P uno de los armadores de la sección que ve ese movimiento como única salida al entuerto.

 

Entre los intendentes hay acuerdo con los nombres de García y D’Onofrio. “Teresa ya integró una lista y es muy querida y apreciada por los intendentes, jerarquiza nuestras posibilidades”, dijo a Letra P un intendente de la sección, quien también valoró la incorporación de D’Onofrio: “Es una cabeza jurídica y política muy importante para el Frente Renovador”, aseguró.

 

Además de los cuatro nombres mencionados, en la sección tiene peso también el intendente de Hurlingham y hombre cercano al Presidente, Juan Zabaleta; el ministro de Obras Públicas de la Nación y exintendente de San Martín, Gabriel Katopodis; y el ministro de Interior, Eduardo de Pedro. Todos ellos podrían pelear por un lugar entre los cinco, aunque las negociaciones dependerán también de posibles pagos a través de la boleta nacional o del gabinete de Alberto Fernández.

 

Otros actores con aspiraciones son el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, quien en 2017 obtuvo una banca para la senadora Marta Pérez; el intendente de José C. Paz, Mario Ishii; el de Escobar, Ariel Sujarchuk; y la intendenta de Moreno y referente del Movimiento Evita, Mariel Fernández.

 

La elección del Frente de Todos en la Primera sección es clave por la cantidad de senadores que elige. Cambiar la relación de fuerzas en la cámara que preside Verónica Magario es el principal objetivo de Axel Kicillof.

 

El oficialismo quiere revertir lo sucedido en la elección de 2017 y conseguir cinco de las ocho bancas en juego. Hace cuatro años, Cambiemos obtuvo el 49.76% de los votos; Unidad Ciudadana, 30.59%; 1País –alianza de Massa y Margarita Stolbitzer– 11.46% y el Frente Justicialista Cumplir –encabezado por Florencio Randazzo– 4.76%. El oficialismo se entusiasma con transferir los votos de la todas las tribus peronistas al Frente de Todos. En 2019, el actual oficialismo obtuvo el 51.94% de los votos y Juntos por el Cambio, 37.45%.