22|11|2021

"En nuestra unidad no sobra nadie y todavía faltan algunos sectores"

22 de junio de 2021

22 de junio de 2021

El secretario de Políticas Universitarias es el armador del Frente de Todos en el nivel superior. Presencialidad, sí. Arancelamiento, no. El debate que viene.

Jaime Perczyk es secretario de Políticas Universitarias y, al mismo tiempo, el responsable de un armado federal que busca contener y sostener la convivencia de las diferentes vertientes del Frente de Todos a través de los referentes universitarios, en un año electoral en el que asegura que la prioridad es consolidar una unidad "en la que no sobra nadie" y a la que todavía le falta sumar algunos sectores.

 

El actual rector en uso de licencia de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR) recibió a Letra P en su oficina del Ministerio de Educación con ventanas abiertas y entrada constante de unos pocos colaboradores que lo acompañan de manera presencial por estos días. “Jimmy”, como se lo conoce en el mundo de la política educativa, asegura que la universidad que viene no será a distancia y propone que el debate por la Ley de Educación Superior incluya a la CGT y a la CTA, entre otros sectores. 

 

Perczyk ya conoce largamente los pasillos del ministerio porque los recorrió como número dos de Alberto Sileoni durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. La llegada de Cambiemos a la Casa Rosada lo encontró al frente de una de las últimas universidades del conurbano bonaerense creada por los gobiernos kirchneristas, y atravesó los cuatros años de macrismo "combatiendo el ajuste".

 

-¿Cuál es el balance de la vida universitaria durante la pandemia?

 

-Hemos logrado que casi dos millones de chicos tuvieran clases. Con condiciones desiguales, porque no es lo mismo lo que sucedió en el área metropolitana que en Jujuy, Misiones o Tierra del Fuego, pero en general se ha protegido el derecho a seguir estudiando. Se ha logrado pasar de una universidad que era eminentemente presencial a otro funcionamiento en no más de tres semanas. Logramos una educación virtual en emergencia y, a partir de una inversión de más de 1500 millones de pesos, se recibieron chicos, hubo evaluaciones, continuaron los programas de investigación y de extensión.

 

-Y la presencialidad, ¿vuelve?

 

-No todo se podía dar a distancia y hay que decirlo. La universidad argentina después de la pandemia no va a ser a distancia. Se va a reforzar la presencialidad intensa, que ya está volviendo.

 

-El Frente de Todos es una coalición y eso le imprime una determinada dinámica de gestión al gobierno. ¿Cómo se da en este ministerio en el que se produjo una renuncia como la de Adriana Puiggrós?

 

-Mas allá de la coalición, lo que define es si logramos mantener y construir la unidad del peronismo, porque las otras opciones son el ajuste, la meritocracia, el desfinanciamiento educativo, cerrar el programa Conectar Igualdad. En nuestra unidad no sobra nadie, faltan todavía. Lo que ordena es la gestión, sus logros y tareas, que los chicos tengan derecho a la educación universitaria. Lo que nos ordena en esta secretaría y este ministerio son los derechos, las responsabilidades.

 

-¿Hay un espejo universitario del Frente de Todos?

 

-Hicimos un esfuerzo muy grande por construir el Frente de Todos Universitario, que también es una rara avis. Estamos todos ahí. Hay elecciones en la universidad y vamos todos juntos. Es un espacio complejo, donde hay docentes que tienen una lógica, trabajadores no docentes que tienen otra, el movimiento estudiantil que tiene otrísima. Todos los espacios que representen la unidad hay que mantenerlos y sostenerlos. Tenemos una historia y lo que hacemos tiene que parecerse. Además, tenemos un presente y tenemos claro lo que hay del otro lado, así que el que lo duda, que no lo dude más.

 

Perczyk en su despacho del palacio Pizzurno.

-¿Cómo es la convivencia en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) con rectores de distintas procedencias políticas? 

 

- Es un ámbito de acuerdos, sano, de escucha, de construcción, donde la pandemia se vivió como un desafío enorme. Todos vemos que lo sacamos adelante y es un orgullo. En el CIN combatimos la política universitaria de Macri, que repartió causas para todos los rectores de universidades nacionales y ajustó presupuestos. Nos sentimos afectados especialmente y discutimos mucho qué hacer con esa idea berreta que planteaba “por qué hacen universidades si tendrían que hacer jardines”. El Estado tendría que hacer universidades y jardines, no es monotemático.

 

-Atravesaste el gobierno de Cambiemos como rector de la UNAHUR y al frente del CIN en 2019.

 

-Combatimos el ajuste que implicó la cancelación de todos los convenios del Estado con las universidades. Hubo un ajuste fuertísimo: 2017 vino con problemas presupuestarios y paritarios, 2018 vino con paritaria cero. Mauricio Macri agarró un gobierno con 900.000 becas y lo entregó con 500.000. No encuentro nada para rescatar de su gobierno. En eso hubo consenso, porque en el CIN no se vota y a ninguno lo llevás de las narices. 

 

-¿Cómo analizás la posibilidad de una nueva Ley de Educación Superior?

 

-Tiene que contar con la participación de toda la comunidad que la sostiene, no solo de los trabajadores universitarios, sino también de los organizados en la CGT, la CTA, los de la producción, de la cultura, del arte, del deporte. Imagino un plan de jornadas, procesos de debate que atraviesen de distintas maneras toda la vida universitaria por claustro y por región. 

 

-En la reforma de la ley vigente, en 2015, se estableció la gratuidad de los estudios superiores, fijando la prohibición de cualquier tipo de tarifa directa o indirecta. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué pensás del arancelamiento?

 

-Se cambiaron tres cosas ahí: el arancelamiento, el ingreso y los órganos de control de las universidades. Tiene que ser todo no arancelado, tanto el pregrado, como el grado y el posgrado. Si un posgrado no es relevante para la mejora de la Argentina, no lo tenés que dar. Si es relevante y estratégico para la mejora de la Argentina, tiene que ser no arancelado y hay que encontrar los financiamientos para que eso suceda.