21|7|2021

Pilar: Neuspiller no se anota ni se corre de la interna de JxC

21 de junio de 2021

21 de junio de 2021

El dirigente PRO dice que está abocado a la gestión en la Ciudad de Buenos Aires, pero podría analizar la propuesta si el partido se lo pidiese.

Sebastián Neuspiller evade cualquier definición sobre candidaturas. Dice que el trabajo que desarrolla en la Obra Social del Personal de Seguridad Pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (OSPESE) le lleva el 90% de su tiempo. Sin embargo, su nombre apareció en pintadas en el distrito de Pilar, donde fue concejal por unos meses hasta que fue convocado por María Eugenia Vidal para ocupar un lugar en el directorio de IOMA, la mutual del Estado bonaerense. En conversación con Letra P, el dirigente cercano al vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, señaló que con el exintendente Nicolás Ducoté no habla de política. Además, destacó la multiplicidad de dirigentes que aspiran a competir en las próximas elecciones en el municipio que conduce el peronista Federico Achával y advirtió que, si el PRO lo necesitara, podría analizar una propuesta electoral.

 

–¿Qué perspectivas tiene para este año electoral?

 

–Cuando en 2014 empecé a caminar por Pilar tenía un nivel de conocimiento alto por ser jugador de futbol. Ahora, en la previa de la elección, empiezan a sonar nombres y se empieza a prestar más atención, sobre todo por las redes, a las actividades que hacemos en Pilar. Pero la realidad es que nunca paré de caminar el territorio a pesar de los distintos cargos que ocupé. El territorio es lo que nos une a la gente. Nos pone los pies sobre la tierra escucharla gente y sondear sus necesidades. 

 

–En Pilar hay pintadas con su nombre. ¿Va a ser candidato?

 

–Ser presidente de una obra social durante una pandemia no es nada sencillo y, sobre todo, si tus afiliados están todo el tiempo en la calle. Tenemos un trabajo muy bueno desde el inicio de la pandemia. Esto sigue, es día a día, va cambiando. Mi cabeza está puesta en eso. Después, si el espacio en el que estoy necesita que sea candidato a algo en alguna lista, lo analizaré sin problemas. Todavía no hay definiciones arriba y, además, nunca me volvieron loco los puestos. Cuando me proponen algo, veo qué puedo hacer y cómo puedo trabajar en equipo. Son las condiciones que pongo.

 

–¿Cómo está el vínculo con el exintendente Nicolás Ducoté?

 

–Tenemos contacto cada tanto, nos hemos hablado y escrito por temas personales. La pandemia hizo que toda reunión fuera más difícil, más lejana. No tuvimos el tiempo de juntarnos. Él hoy no está en gestión y yo sí y en el equipo venimos agobiados por la responsabilidad de conducir una obra social en pandemia. Eso nos ocupa el 90% del día.

 

–Se menciona como aspirante a una candidatura a la diputada nacional Adriana Cáceres. ¿Cómo ve esa alternativa?

 

–Me pone muy feliz que en Pilar haya varias personas muy buenas para ocupar distintos cargos o para estar en una lista. Adriana, el exintendente, (la concejala) Analía Leguizamón, ( el dirigente local Juan Martín) Tito… son varios los candidatos y lo celebro, porque, sobre todo, son buenas personas. Después, el que más mide es el que queda. 

 

–¿Cómo ve la posibilidad de una interna?

 

–Toda interna es buena. Si en el equipo son todos coherentes y se ponen de acuerdo en trabajar para mejorar Pilar, la interna es sana, constructiva y democrática y sirve para ordenar. Pensemos que nuestro espacio hizo una interna (en las elecciones 2019) entre Horacio (Rodríguez Larreta) y Gabriela (Michetti). Todos pensaron que había enojo con Gabriela por hacer la interna y ella después terminó siendo vicepresidenta. Las internas hacen bien. En 2015, me hubiera encantado ir a una interna con Ducoté, pero arriba pidieron que no hubiera interna, que me acoplara a la lista. Yo no iba por un cargo, iba a hacer gestión y no tuve problemas en unirme.

 

 

–¿Sigue teniendo ganas de ser intendente?

 

–Es como si me preguntaras si me gustaría jugar en River. 

 

–Quizá en estos seis años su proyecto cambió.

 

–Es una pregunta muy amplia, de fácil y difícil respuesta. Por un lado, sí porque amo Pilar, es el lugar donde vivo y donde crecen mis hijos y me gustaría que mejorara. Por el otro, está la gestión y, con la experiencia de haber trabajado en la Superintendencia (de Servicios de Salud) con un presupuesto mucho más alto que el que tiene un municipio, si bien me siento muy capacitado para hacerlo, el tema es poder satisfacer toda la demanda. Si se tiene que dar, se va a dar.