LA BOMBA DE LOS PRECIOS

Con tono ruralista, Perotti se desmarca de Fernández por la carne

El gobernador santafesino se diferencia otra vez de la Nación en temas productivos. Idioma de campo y respaldo indirecto al paro por el cierre de exportaciones.

 

“Los cambios en las reglas de juego, con soluciones que no funcionan, sólo perjudican el futuro de la actividad que tanto nos brinda a los santafesinos”, escribió en su cuenta oficial de Twitter el gobernador este martes a media mañana cuando el enojo de la Mesa de Enlace se elevaba hasta lanzar un cese en la comercialización de hacienda que termina siendo respaldado indirectamente por la postura del gobernador.

 

Hablar de “soluciones que no funcionan” sugiere críticas a las políticas kirchneristas en el área de comercio que tenían un fuerte sesgo intervencionista y que fueron aplicadas durante los mandatos de Cristina Fernández y Néstor Kirchner. Por eso no es menor el tono que aplicó sin miramientos Perotti para distanciarse del anuncio temporal del Gobierno que busca encarrilar el precio de los alimentos y la promesa electoral de la mesa con asado

 

“La solución es aumentar la producción y no cerrar las exportaciones. Tenemos las condiciones para abastecer el mercado interno y externo, manteniendo la posibilidad de exportar nuestros productos al mundo”, sostuvo el mandatario como forma correctiva a la decisión tomada por el ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. 

 

La postura de Perotti se debe a la estructura industrial del sector que existe en Santa Fe, provincia que cuenta con 33 frigoríficos, de los cuales 10 son exclusivamente para envíos al exterior. Según los números del ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología provincial, cuenta con 10,5 % del stock bovino nacional, un 17 % de participación en la faena argentina y el primer lugar de carne comercializada al exterior con un 44% del total en en 2020.

 

“Entre todos debemos trabajar de cara al futuro de la Provincia, con una visión amplia que nos permita potenciar la ganadería, no achicarla”, finalizó. De esta forma Perotti alambra la pampa productiva ante decisiones nacionales que entiende perjudiciales, como ocurrió con la nueva Ley de Biocombustibles, que impulsa Máximo Kirchner y hasta los propios legisladores peronistas santafesinos, en lugar de la prórroga del actual marco regulatorio.

 

El secretario de Bioeconomía, Fernando Vilella; la canciller Diana Mondino, y el polifuncional y hombre de Toto Caputo, Juan Pazo
Gobernadores y ministro. Maximiliano Pullaro, Rogelio Frigerio y Martín Llaryora junto a Guillermo Francos, en el corte de cintas de Expoagro 2024.

También te puede interesar