22|7|2021

Máxima tensión en el AMBA por las clases presenciales

19 de abril de 2021

19 de abril de 2021

La Justicia porteña habilitó a Larreta a abrir las escuelas. Enojo del Presidente por el fallo. Kicillof ratificó el cierre de los establecimientos educativos. 

En medio del incremento acelerado de los casos de covid, crece la tensión entre el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador Axel Kicillof por las clases presenciales tras el fallo de la Justicia porteña que habilitó a la Ciudad a abrir las escuelas pese al decreto presidencial que suspendió la presencialidad hasta el 30 de abril. 

 

Tras conocerse la resolución, Fernández habilitó al procurador del Tesoro, Carlos Zannini, a presentarse ante el fuero Contencioso Administrativo Federal, y por otro avaló la presentación del Ministerio de Salud en el fuero contencioso de la Ciudad para tratar de llevar el caso a otra jurisdicción. El objetivo de ambas acciones es validar la vigencia del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que suspendió las clases presenciales entre el 19 y el 30 de abril.

 

Para el Gobierno, la decisión de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo porteño es un fallo a medida del jefe de Gobierno. Saben que se trata de una discusión política y advierten que Juntos por el Cambio presionó para obtener esa medida. 

 

"Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la justicia federal. No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria en una pandemia Por eso la ciudad fue directo a la Corte", argumentó el jefe de Estado.

 

Por su parte, Larreta salió el domingo por la noche en conferencia de prensa a celebrar el fallo y dijo sentirse "orgulloso" porque los alumnos regresan a clases y agradeció la movilización de "millones de personas".

 

"No hablé con el Presidente, no nos enganchamos en discusiones políticas", resaltó, al ser consultado sobre los dichos del ministro de Justicia, Martín Soria, que apuntó a la Justicia porteña y dijo que el fallo fue "un mamarracho político".

 

"Yo ya ratifiqué mi intención de trabajar de manera coordinada con el gobierno nacional desde el primer día", agregó Larreta, que esquivó las preguntas sobre la relación de ahora en más con la Casa Rosada.

 

En ese sentido, expresó: "La educación no puede ser un motivo para profundizar la grieta, por el contrario, nos tiene que ayudar a cerrarla".

 

En contraposición ,el gobernador  bonaerense ratificó la suspensión de las clases presenciales y agradeció este lunes "a toda la comunidad educativa y a las familias por el esfuerzo y compromiso para llevar adelante por dos semana clases virtuales" en 35 municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), medida adoptada para restringir los casos de coronavirus. 

 

 

"Los contagios han crecido mucho en las últimas semanas y se han detectado nuevas variantes del virus", publicó el mandatario bonaerense en redes sociales y destacó la necesidad de "extremar los cuidados para evitar el colapso sanitario".

 

De esta manera, la tensión entre Fernández y Larreta sigue en aumento, luego de una semana en la que hubo fuertes cruces de declaraciones entre ambos. Mientras tanto, los contagios se incrementan día a día.

 

En paralelo, padres del conurbano bonaerense realizaron este lunes un "abrazo simbólico" en contra de las medidas adoptadas por la Casa Rosada y su sumaron una manifestación de padres en la Quinta de Olivos, donde numerosos niños y padres se congregaron para pedir que continúen las clases presenciales con cacerolas y banderas.