01|5|2022

Meoni y el Senado velan armas por la licitación de la Hidrovía

18 de abril de 2021

18 de abril de 2021

Taiana y Sacnun impulsan una bicameral para fiscalizar la principal vía de exportación. Transporte se apoya en la OCDE y arma un Observatorio de Transparencia.

Las diferencias internas en el Gobierno sobre el rumbo que debe tomar la futura licitación de la hidrovía Paraná-Paraguay quedaron otra vez en evidencia con las movidas contrapuestas que concretaron en la última semana los referentes del ala kirchnerista, partidarios de una mayor intervención estatal, y la cartera de Transporte, comandada por el massista Mario Meoni, que busca mantener la operación privada con nuevos reglas de juego y controles más rigurosos.

 

Como si fuera una pelea de boxeo por el título mundial, los dos sectores en pugna volvieron a cruzar golpe por golpe en la disputa que vienen sosteniendo desde mediados del año pasado para ver quién se queda con el control y manejo de la hidrovía y del sistema de navegación troncal.

 

En el último plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda; los senadores kirchneristas Jorge Taiana y María de los Ángeles Sacnun lograron sacar por unanimidad el dictamen favorable que faltaba para avanzar con el armado de una comisión bicameral que tendrá por objeto “el estudio, conocimiento, seguimiento, monitoreo, auditoría y contralor del proceso licitatorio de la Hidrovía Paraná-Paraguay, del Sistema de Navegación Troncal y toda aquella cuestión conexa vinculada al transporte por agua”.

 

El proyecto en juego va camino a una rápida aprobación en el Senado y prevé la creación de una bicameral integrada por seis senadores e igual número de diputados. Entre otras facultades y atribuciones, la Comisión podrá solicitar todo tipo de documentación e información relacionada con la hidrovía, citar a los funcionarios y responsables del proceso licitatorio a prestar informes y auditar las inversiones, costos y gastos que se desprendan de la licitación de la vía navegable Paraná-Paraguay.

 

Si bien en público no cuestionan su conformación, en privado los funcionarios de Transporte reconocen que, tal como está diseñada, esa comisión podría tener una injerencia excesiva no solo durante los meses que dure el proceso licitatorio, sino también a la hora de definir al grupo ganador de la futura concesión.

 

Contragolpe

El contraataque de Transporte llegó por dos vías. La primera consistió en la firma de un acuerdo de cooperación con la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE) para que actúe como consultora externa “para garantizar la transparencia de la licitación del nuevo contrato de dragado y mantenimiento de la Hidrovía Paraná-Paraguay”.

 

Según la información oficial, la cooperación entre la cartera de Meoni y el organismo internacional se concretará en dos fases. En una primera instancia, la OCDE “analizará la gobernanza de la próxima licitación de la Hidrovía Paraguay-Paraná y la implementación de medidas para promover la integridad, transparencia y la rendición de cuentas de los funcionarios que intervengan en el proceso”. Concluida esta etapa, los consultores de la OCDE “desarrollarán una guía para apoyar al ministerio en el análisis de riesgos derivados de la contratación de obra pública y el establecimiento de medidas de mitigación de los mismos”.

 

En tanto, la segunda reacción destinada a contrarrestar la iniciativa de los senadores se dio con la convocatoria a la primera reunión oficial del Observatorio de Integridad y Transparencia de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

 

Nacido a principios de marzo, el Observatorio está en manos del jefe de gabinete de asesores del ministerio, Abel De Manuele, y de la Directora de Acceso a la Información y Transparencia, Marianela López. Tendrá su debut el 29 de abril mediante un encuentro por videoconferencia al cual han sido invitados los directivos y representantes de 32 organismos públicos, universidades, ONG y entidades empresariales.

 

De acuerdo con la resolución 73/2021, el Observatorio fue creado como “un espacio de participación destinado a promover la implementación de soluciones concretas que tiendan a contribuir a la eficacia, la eficiencia, la integridad, la transparencia y la participación ciudadana en la confección de los pliegos, el llamado a licitación y la adjudicación del nuevo contrato de concesión de la hidrovía”.

 

Prórroga y ente de control

Mientras preparan los informes que presentarán en el segundo plenario del Consejo Federal de la Hidrovía (CFH) que ha sido convocado para el 26 de abril, las autoridades de Transporte esperan que antes del próximo viernes la Casa Rosada apruebe la prórroga transitoria que está en danza para la actual concesionaria privada del corredor fluvial.

 

Tal como informó Letra P, el Gobierno prevé concederle a Hidrovía SA, la empresa integrada por el grupo belga Jan de Nul y la local Emepa de Gabriel Romero, una extensión temporaria del contrato que expira a fin de mes.

 

Con esa medida que deja de lado la alternativa de estatización promovida por exfuncionarios kirchneristas y el Instituto Patria, la administración de Alberto Fernández busca mantener el statu quo y garantizar el dragado y balizamiento durante el período de transición que se extenderá desde el 1 de mayo hasta el momento en que se haga cargo el nuevo concesionario.

 

Junto con la prórroga para Hidrovía SA, también se aprobaría la creación del nuevo ente de control del futuro concesionario de la vía navegable por donde se moviliza el 75% de las exportaciones agroindustriales y el 90% del tráfico de contenedores del país. El órgano de control será encabezado por un director ejecutivo designado por Transporte y en su estructura interna tendrá un consejo consultivo conformado con representantes de las provincias ribereñas.