INTERNA UCR BA

El alfonsinismo, entre Posse y la abstención

Un sector alineado al embajador en España busca mantener anclaje en comités de distrito. Otros piensan en horizontes por fuera de JxC. Visiones y perspectivas.

La incomodidad del sector referenciado en Ricardo Alfonsín en el andamiaje interno de la UCR no varió con la irrupción de un escenario de disputa electoral por la conducción del Comité Provincia en la madre de todas las batallas. Ninguno de los dos rincones del cuadrilátero boinablanca bonaerense encuentran la estrategia de pelea política que vienen impulsando ya desde los tiempos de Cambiemos en el poder: extirpar de cuajo todo tipo de construcción conjunta con el PRO. "Hoy, la UCR no defiende sus ideas históricas, sino las ideas del PRO", ratificó su postura crítica en una reciente entrevista con Perfil el embajador argentino en el Reino de España y el Principado de Andorra.

 

Cuando comenzó a darse la discusión interna sobre qué hacer ante la posibilidad de una disputa entre el ala opositora encabezada por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el oficialismo partidario referenciado en Daniel Salvador y Maximiliano Abad, la inexistencia de una posición monolítica dentro del alfonsinismo ricardista dio lugar a la libertad de acción. Bajo ese plafón, hay quienes decidieron hacerse a un lado y abstenerse de participar al no encontrar la propuesta manifiesta de ruptura con el partido amarillo. El resto se encuadró en los esfuerzos de campaña del possismo.

 

Claro está que ninguno articula con la actual conducción, que, a mediados del año pasado, promovió infructuosamente la expulsión del partido de centenares de radicales que en 2019 habían integrado listas por fuera de Juntos por el Cambio (JxC), buena parte de ese universo, alfonsinistas que jugaron bajo el sello lavagnista de Consenso Federal.

 

En el ala ricardista que milita la lista 14 de Posse, fuentes abordadas por Letra P argumentan una serie de aspectos detonantes de su participación. El más recurrente tiene que ver con la necesidad de las dirigencias distritales de no resignar espacios de poder en el pago chico. Sobre todo en los pueblos y en las ciudades del interior bonaerense, el ámbito del comité sigue siendo una base visible de construcción política y, allí, los paladares en torno al alineamiento provincial son más permeables a interactuar y confluir bajo una lista de unidad.

 

Esto sucedió en numerosos distritos donde figuras afines al espacio alfonsinista conviven en listas junto a simpatizantes de otras expresiones, aunque sentando preferencia personal por Posse. Un ejemplo de ello se observa en Carlos Casares, donde la Lista 8, que a nivel distrital encabeza el expresidente de la Convención Provincial Germán Mallofré, nuclea militantes de diversas raíces partidarias y, de hecho, va pegada a las dos boletas provinciales. Amén de esto, Mallofré, de extracción alfonsinista, aclara a este medio: “En lo personal, estoy con Posse”. Allí, su lista confronta con la del actual titular del Comité local, Raúl Andreoli, que es netamente possista.

 

Este viernes, el intendente de San Isidro visitará la Cuarta sección, donde en algunos de los distritos (Alberti, 9 de julio, Chivilcoy y Bragado) también será recibido por dirigentes que provienen del alfonsinismo que integran listas locales.

 

También aparece como un argumento por la participación el hecho de apostar a una tónica de conducción partidaria que, desde la provincia y en interacción con la figura de Martín Lousteau en la Ciudad, apelen a un posicionamiento protagónico radical en el principal frente opositor y a dar pelea desde adentro. De esta forma, hay quienes ya reportan activamente al armado de Evolución.

 

Así dadas las cosas, en el alfonsinismo identifican dos secciones electorales en las que se registra mayor participación de miembros de su tropa: en la Octava, donde dirigentes del espacio integran la lista para la Junta Central del partido en La Plata, que encabeza Pablo Nicoletti; y en la Quinta, donde la exintendeta de Chascomús y exdiputada Liliana Denot es candidata a convencional nacional por la lista de Posse, mientras que en el principal distrito de la sección, Mar del Plata, el extitular del Comité local Mario Rodríguez se postula a la convención provincial por una de las dos listas que allí presenta la oposición.

 

Del otro lado, quienes muestran mayor nivel de escepticismo en el alfonsinismo provincial se posan sobre los liderazgos en pugna por el timón de JxC para hacer el diagnóstico: sea “una versión más light” -en la que identifican como cabeza a Horacio Rodríguez Larreta- o “más ortodoxa” –donde ponen como abanderada a Patricia Bullrich-, concluyen que “sigue siendo conducido por el PRO y el radicalismo va de acompañante”.

 

Bajo esa tesitura, consideran que no tiene sentido seguir gastando energías en disputar lugares en un espacio donde ya no quieren estar, por lo que piensan en otros horizontes, aunque toda perspectiva electoral está atada a la decisión de su referente en lo relativo a su futuro inmediato: seguir otros dos años como diplomático del gobierno de Alberto Fernández o volver al país para ser candidato.

 

Para esto último, lejos de las disputas intestinas de correligionarios y correligionarias, hay quienes imaginan una articulación electoral con el Frente de Todos mediante el espacio “Progresistas en Red” como canal de acceso. Progresistas en Red se conformó hace poco más de un año y aúna a exmargaritos, alfonsinistas, socialistas y espacios afines al actual Gobierno. “Hay que seguir dándole volumen a eso y el volumen se lo dan los nombres”, analiza una de las voces del ricardismo abordadas, que aún no avizora potencial taquillero en ese armado.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

Las Más Leídas

También te puede interesar