X
Sectores del socialismo, la UCR y el GEN que discrepan con sus conducciones buscan agruparse. Beatriz Sarlo, Galmarini y Arroyo, invitados al lanzamiento. Frentetodismo inorgánico.
Por 29/11/2019 19:08

Una semana antes de la asunción de Alberto Fernández como nuevo presidente, la intelectual Beatriz Sarlo participará por primera vez del lanzamiento de un espacio político. Lo hará acompañada por la ex gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos, el diputado nacional y posible ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, la diputada electa por el Frente de Todos Malena Galmarini y el ex legislador y ex dirigente del GEN Martín Hourest. Serán parte de la presentación de “Progresistas en red”, un espacio que buscará aglutinar a distintos sectores internos del Partido Socialista, la UCR, el GEN de Margarita Stolbizer, partidos distritales de centroizquierda y el armado que encabezó Matías Lammens como candidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente de Todos.

Los organizadores explicaron a Letra P que “por ahora” no se trata de un partido, sino de una red que apunta a congregar a espacios progresistas que, ante un escenario de creciente polarización, podrían abandonar los partidos que integran actualmente ante una profundización del antagonismo entre peronismo y antiperonismo.

 

 

Es el caso del debate que afronta actualmente el socialismo luego de la derrota sufrida en las últimas elecciones a gobernador de Santa Fe, donde perdió el control de la provincia a manos el peronista Omar Perotti, y del cisma interno que afronta ese partido en la Ciudad de Buenos Aires luego del sorpresivo salto que pegó el legislador Roy Cortina para integrar la alianza de partidos sostenida por el PRO y la UCR detrás de la reelección de Horacio Rodríguez Larreta. Desde entonces, el socialismo porteño fue intervenido por la conducción nacional del partido, pero Cortina apeló la decisión en la Justicia y frenó la decisión, según informó luego de la publicación de esta nota. "Seguimos funcionando como siempre" sostuvo el vice tercero de la Legislatura Porteña desde su cuenta de tuiter. 

 

 

Según el documento fundacional de este espacio, “por primera vez desde el retorno de la democracia, la centroizquierda o progresismo no compitió con una fórmula propia a nivel presidencial”, una ausencia que, “entre otras cosas, implicó la ausencia de nuestra agenda en el debate electoral”.

 

 

Con la asunción de Fernández a partir del 10 de diciembre, los impulsores de este espacio pronostican que la polarización entre peronismo y antiperonismo se agudizará. “Esta confrontación no nos representa –advierte el documento al que accedió este portal- porque la sociedad argentina es una sociedad atravesada por los matices en todas las áreas de la vida social, política y cultural y porque el clivaje de estos tiempos es restauración conservadora versus ampliación de derechos. En esa disyuntiva, los y las progresistas no tenemos duda de cuál es nuestro lugar”, sostiene el texto para definir al espacio como una nueva representación de la centroizquierda que buscará dialogar con el Frente de Todos, pero sin perder una identidad que en los últimos años “ha perdido gravitación política y social a partir de encerrarse en una agenda institucionalista que, aun con las mejores intenciones, ha sido funcional a esa agenda restauradora”.

 

 

Los impulsores del nuevo espacio estiman que las conducciones del GEN, el PS y la UCR aceptarán formar parte de un nuevo arco opositor contra el Frente de Todos. Por esa razón, “Progresistas en Red” está compuesto por dirigentes que se preparan para abandonar el GEN. También, por aquellos del socialismo y del radicalismo que no están dispuestos a aceptar la constitución de un nuevo espacio opositor al próximo presidente que sea compartido por el PRO y por sectores conservadores de la UCR y el socialismo.

 

 

“Hay sectores del GEN que ya se fueron, como el porteño Hourest, que hace un año dejó la mesa nacional del partido que encabeza Stolbizer. Algo similar pasa en el socialismo, donde hay dirigentes identificados con el ex candidato Antonio Bonfatti que no acuerdan con la iniciativa del gobernador saliente Miguel Lifschitz de profundizar una alianza con el radicalismo y sumar dirigentes del PRO”, explicó a Letra P uno de los firmantes del texto que será presentado el próximo miércoles, a las 16, en el aula de conferencias de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Buenos Aires.

 

 

Las discrepancias del GEN son el motor de la presencia de Galmarini en el evento. La diputada electa, que integra el Frente Renovador que conduce su marido Sergio Massa, cuenta con el apoyo de los disidentes a las posiciones de Stolbizer.

 

Sarlo en septiembre de 2013, junto a Rafael Gentili y Juan Rodil en la presentación de los candidatos de Izquierda Democrática en la Ciudad de Buenos Aires

 

El nuevo espacio también está integrado por el Partido Social Patagónico, que encabeza la ex gobernadora Ríos; Izquierda Democrática, cuyo referente es el ex legislador porteño Rafael Gentili; el Partido Social de la Ciudad, encabezado por el ex legislador Facundo DiFilippo, y sectores de la UCR de la provincia de Buenos Aires que siguen con atención el acercamiento del ex diputado Ricardo Alfonsín con el presidente electo Fernández. Todas esas corrientes organizaron el evento de lanzamiento y decidieron invitar a Sarlo para participar del debate fundacional. La escritora aceptó el convite.

La carta fundacional del espacio define que sus miembros son “conscientes de que el pueblo argentino ha optado por un gobierno”. Por eso, plantean “una convocatoria amplia que ataque las causas del deterioro que tienen que ver con la concentración del poder y la riqueza, los comportamientos parasitarios y rentísticos, la cultura de la intolerancia y uso del dogmatismo para estallar la capacidad de la política democrática de encontrar soluciones a las mayorías”.