24|6|2021

24|6|2021

"Hicimos autocrítica durante un año; seguir sería autoflagelarnos"

28 de febrero de 2021

28 de febrero de 2021

El presidente de la JPRO pide valorar a Macri y "mirar para adelante". Niega que la grieta interna impacte en la juventud. Críticas a la gestión Fernández.

Martín César tiene 30 años, preside la Juventud PRO Nacional desde 2020 y se encuadra dentro del sector PRO que respalda al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En diálogo con Letra P, cuestiona en duros términos al gestión del Frente de Todos y pide "valorar" el lugar que Cambiemos les dio a los jóvenes en su paso por la Casa Rosada. 

 

César le baja el precio a la interna entre "duros" y "moderados" en la coalición Juntos por el Cambio (JxC) y asevera que en la rama juvenil amarilla hay lugar "para todos los sectores".

 

"Desdramatizo las diferencias", refuerza. Antes de presidir la JPRO, César fue coordinador nacional de Jóvenes PRO 2018-2020, presidente de la JPRO Ciudad de Buenos Aires 2016-2018 y actualmente se desempeña como director general de Atención Ciudadana de la Legislatura porteña.

 

-¿Qué es ser un joven PRO?

 

-Un militante. Alguien que cree que la política es la herramienta transformadora de la realidad en un espacio que hace posible cosas que muchos creen que son imposibles. Un joven PRO es un joven resiliente que tiene ganas de cambiar el país.

 

-¿Cómo evalúa el desempeño de la JPRO en los años de gobierno de Mauricio Macri en la Ciudad? ¿Qué rol les dio a los jóvenes en su gobierno?

 

-El grupo de la juventud fue creciendo gracias al desarrollo natural del partido, pero sobre todo creció por el rol que le dieron los nuevos liderazgos dentro de la juventud y cada uno desde su impronta. Desde Ezequiel Fernández Langan, pasando por Francisco Quintana, Victoria Roldán Méndez y Maxi Sahonero.

 

 

-A lo largo de los años, el PRO ha participado en las elecciones universitarias. ¿Por qué cree que no consigue buenos resultados ni logra conducir centros de estudiantes?

 

-Estamos reformulando la estrategia para lanzar la agrupación nacional de estudiantes universitarios. No siempre el PRO le dio prioridad al armado universitario. Desde que asumí en 2020 fue una prioridad.

 

-¿Por qué un sector mayoritario de la juventud que cursa el secundario y la universidad no acompaña al PRO, según el resultado de las últimas elecciones en la Ciudad y a nivel nacional?

 

-Estamos pensando en una estrategia que hable sobre cuestiones de los jóvenes. La vuelta a clases es un tema importantísimo, pero también lo es la posibilidad de formar un emprendimiento rápidamente, obviando la burocracia. Otro tema es la puesta en funcionamiento de las Low-Cost, que este Gobierno morigeró, el primer empleo y, también, poder apostar a vivir en el país. Hoy estamos siendo la voz de los que queremos que este país crezca dándole más oportunidades a los jóvenes.

 

-¿Qué lectura hace sobre los jóvenes que deciden irse a vivir al extranjero? No son la mayoría, pero hay una extensa cobertura mediática para remarcar esa situación.

 

-No hay que estigmatizar a los que piensan que Ezeiza es una salida. Nosotros, desde la política, tenemos que construir las bases para demostrar lo contrario y aclarar que quedarse en la Argentina es lo mejor que nos puede pasar y es una salida viable. Muchas fallas históricas de los gobiernos hacen que la Argentina pierda credibilidad y eso se fue acentuando en este año de gestión del gobierno del Frente de Todos.

 

-¿Qué panorama avizora para las elecciones de 2021? Hay un sector opositor que apuesta al dialoguismo. ¿Puede ocasionar una fuga de votos hacia posturas más extremas?

 

-No hay temor a ningún escenario. La juventud es heterogénea y hablar de una sola estrategia de juventud es un error. Hay que tener en cuenta las microsegmentaciones y sectores dentro de los jóvenes.

 

-¿Qué lugar le da a los jóvenes el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta?

 

-Hace poco un joven fue designado como su jefe de asesores, Juan Maquieyra. Es muy importante el trabajo joven en toda la gestión, con la Feria de Empleo Joven y programas específicos de formación. También, es importante el lugar que le dio Soledad Acuña con la vuelta a clases, que nunca la negoció. A pesar de que el gobierno nacional no quería la vuelta a clases, nosotros no claudicamos en esa bandera.

 

-¿Y qué lugar cree que le otorga el gobierno nacional?

 

-Lamentablemente, es un lugar para la foto. En 2020 el INJUVE publicaba actividades partidarias. Es un lugar 100% partidario y no hay política pública hacia los jóvenes.

 

¿Y cómo funcionó ese organismo en la gestión Macri?

 

-Nunca se llevaron a cabo a actividades partidarias desde el Estado. El INJUVE PRO hizo un observatorio, una encuesta joven. Este es un Gobierno que no le presta atención a los jóvenes. El presidente Alberto Fernández nos dijo que éramos los culpables por la suba de contagios de covid-19 y que cada joven que no respetaba la cuarentena le quitaba un respirador a los abuelos, pero acabamos de ver que el Gobierno le quitó vacunas a los abuelos por la vacunación VIP.

 

-¿Por qué el PRO tomó a la educación como un tema de los jóvenes y una arista para confrontar con el Gobierno?

 

-Porque es la bandera más importante para levantar el país. Soy hijo de la escuela pública y arranqué a militar en la secundaria.

 

-¿Esa visión que tiene de la educación pública es homogénea en Juntos por el Cambio?

 

-Coincidimos en todo el espacio en que la educación es lo más importante para la Argentina de hoy y del futuro.

 

-El 26 de enero la Juventud PRO salió a cruzar al senador Martín Lousteau por haber insinuado que Macri debiera dar un paso al costado y dar lugar a las nuevas generaciones de la oposición. En la cuenta oficial de Twitter de la JPRO se publicó un comentario en ese sentido y luego se eliminó de la red. ¿Qué pasó en el medio?

 

-Cualquier comentario de la JPRO tiene que ser para fortalecer y ampliar JxC. Todo aquello que atente contra eso tenemos que tomarlo como algo que no debe ser y por eso se decidió tomar esa medida.

 

-¿Se generó algún conflicto interno? ¿Habló con alguien de la UCR al respecto?

 

-No hubo ningún conflicto. Fue un error y se dio un paso atrás.

 

-¿Cree que la grieta entre halcones y palomas de la cúpula de JxC está también instalada en las ligas jóvenes de la coalición?

 

-Todos los sectores ideológicos y metodológicos de la Juventud están dentro del espacio. Desdramatizo las diferencias porque creo que hay que abrazarlas. Somos un espacio diverso.

 

-¿Qué autocrítica hace del gobierno de Macri? ¿Por qué cree que Cambiemos perdió las elecciones?

 

-Hicimos autocrítica durante todo un año y seguir con eso sería autoflagelarnos. Hay que mirar para adelante para ampliar JxC de cara a 2021 y 2023.

 

-¿Cuál debería ser, entonces, la estrategia de la oposición para trazar ese camino?

 

-Mayor fortalecimiento, articulación y amplitud. Muchos espacios y dirigentes que no forman parte de la coalición tienen que venir, y mantener la vocación de gobierno, que tenemos intacta.