26|2|2021

Siga siga: inmunizado, Guzmán se muestra con Fernández y el magnate Slim

23 de febrero de 2021

23 de febrero de 2021

El ministro y su equipo mantienen la cabeza en la agenda con empresarios, mientras crecen los pases de facturas en el Palacio de Hacienda por la crisis.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajó a México con casi todos los integrantes de su Gabinete que fueron vacunados en el Hospital Posadas. Solo Sergio Chodos, que en rigor es director del FMI y que está en Washington, y Maia Colondeco, encargada de Asuntos Internacionales, no se subieron al avión privado que llevó al presidente Alberto Fernández al país que gobierna Andrés Manuel López Obrador. El funcionario y su comitiva dicen mantenerse enfocados en la agenda con grandes empresarios mexicanos: esta tarde acompañaba a Fernández a un encuentro cara a cara con el magnate Carlos Slim. Mientras, en el Palacio de Hacienda crecen los lamentos y pases de factura.

 

Poco antes de que el Gobierno difundiera la lista de funcionarios y "personalidades" vacunados en el Hospital Posadas, Guzmán y su equipo participaban de la reunión que Fernández encabezó con empresarios. También estaban el canciller Felipe Solá, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz y la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca. Los dos últimos no figuran entre el personal estratégico inmunizado en el Posadas. Del otro lado había representantes de once empresas que venden, al año, más de U$S160.000 millones en México, según datos recolectados por la Embajada argentina. La reunión fue con ejecutivos de Mabe (electrodomésticos), Coca-Cola Femsa (embotelladora de bebidas), Bimbo (alimenticia), Alsea (restaurantes), Grupo Alfa (con empresas automotrices, petroquímicas y alimenticias) y Ternium. Según relataron fuentes de la delegación, el encuentro fue muy productivo e incluyó anuncios de inversiones. Opacado, claro, por el escándalo de las Sputnik VIP.

 

A 7400 kilómetros de México, la agenda era radicalmente distinta. En pasillos del Palacio de Hacienda, unos trataban de justificar la vacunación de los funcionarios que forman parte del equipo del ministro y otros masticaban bronca por la mala comunicación o la mala decisión de incluir a esa comitiva en la lista de personal estratégico, según a quién se consulte.

 

Cerca del ministro, la justificación es la que sigue. A mediados de enero, Guzmán y Fernández comenzaron a planificar una gira por los Estados Unidos, Europa y Asia para visitar países del G-7 en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. Por esa gira, el médico presidencial determinó que tanto el titular de Hacienda como su comitiva debían vacunarse. Porque un caso positivo de Covid-19 podría provocar el aislamiento por dos semanas de uno o varios integrantes de la delegación. Por eso, Guzmán y los funcionarios que él designó (Chodos, su jefa de Gabinete Melina Mallamace, el secretario privado Pablo Salinas y la coordinadora de comunicación Vera Voskanyan) se dieron la primera dosis de la vacuna Sputnik V el 29 de enero, en el Ministerio. Colodenco fue al Posadas, al día siguiente. Todos, menos Chodos, son sub 40. Como antecedente, cuentan el falso positivo de Luis Cubeddu, el integrante de la misión del Fondo que llegó a Buenos Aires a mediados de noviembre y que provocó aislamientos preventivos en medio de las discusiones.

 

El error, dicen, fue no haber informado oportunamente la lista de vacunados. Hubiera sido, en todo caso, una crisis menor, cuando todavía no se conocían los estudios publicados en The Lancet que validaban la eficacia de la Sputnik V, pero se desmarcan de la vacunación VIP e incluso remarcan que ni siquiera estaba en agenda el viaje a México. Finalmente, la gira que iba a hacerse en febrero quedó en stand by y Guzmán viajaría a Washington a mediados de marzo.

 

Guzmán hoy acompañará a Fernández en su reunión con Slim, el hombre fuerte de Claro y el mecenas que posibilitó la fabricación de la vacuna de AstraZeneca en América Latina. También mantendrá reuniones con empresas argentinas en México y con cámaras mexicanas: el Consejo Nacional Agropecuario y la Confederación de Cámaras Industriales. Dicen cerca suyo que mantiene la cabeza en esa agenda.