Segundo Tiempo

Nuevo round entre Gutiérrez y Figueroa: ahora, por la presidencia del MPN

El gobernador de Neuquén y el diputado electo volvieron a exponer sus diferencias de cara a la renovación de autoridades del partido, prevista para 2022.

Con el gobernador Omar Gutiérrez como protagonista, ya se palpita la nueva etapa en el Movimiento Popular Neuquino (MPN). A poco de que se renueven las autoridades del partido, paso previo a la definición de candidaturas en 2023, el sucesor de Jorge Sapag apuntó contra el diputado nacional electo Rolando Figueroa, a quien acusó de esconder el mapa de su partido en beneficio personal. De esta forma, toma temperatura la interna oficialista en la provincia que definirá su presidente o presidenta en el transcurso de 2022.

 

El puntapié lo dio Figueroa este lunes cuando dejó al descubierto las diferencias en torno a la actual conducción emepenista. "El gobernador no puede ser presidente del MPN”, planteó el diputado electo y reabrió una vieja herida en el Ejecutivo local, que preparó en el cambio de gabinete un relanzamiento político del sector Azul.

 

“La conducción debe ser para quienes realmente amen al partido. No puede ser el gobernador el presidente, debemos dejar ese espacio a quienes aman ese espacio. Los que queremos tener funciones de gobierno, debemos ser amplios y con los brazos bien abiertos”, sostuvo Figueroa en Río Negro Radio.

 

El tiro por elevación a Gutiérrez tuvo una respuesta inmediata. “No se puede cambiar de opinión según tu propia necesidad, poniéndola por delante de la participación de la gente”, advirtió el gobernador en una rueda de prensa, secundado por el flamante ministro de Turismo, Sandro Badilla. “No se puede proscribir ni a uno de los 100 mil afiliados que tiene el MPN. Serán el voto y la participación de la militancia los que decidan, tal como ha sido en la historia de nuestro partido”, se despachó el patagónico.

 

Este cortocircuito, que aviva aún más viejas rencillas, es parte del escenario que imaginó Sapag. Tal lo adelantó Letra P, el heredero de los fundadores del MPN planificó el 2022 con un máximo objetivo: retener la conducción partidaria para que su lista, la Azul, continúe en el mando. En frente tendrá al espacio de Figueroa, que conformó un think tank (denominado Genes Neuquén) para competir en las próximas instancias.

 

“Los que nos dedicamos a la función pública, no podemos pensar en los próximos cargos. En este momento debemos defender a Neuquén en el Congreso, en un federalismo de coordinación. Si existe la construcción de un proyecto político, con los brazos abiertos, sin mirar diferencias. Trabaja mucha gente, hay un gripo de técnicos para el futuro que se viene. Tenemos Genes Neuquén trabajando”, argumentó el diputado, que se mostró muy cerca de la conducción de Juntos Somos Río Negro y compartió una serie de comunicaciones con el senador Alberto Weretilneck.

 

“Nosotros tenemos la camiseta del MPN, la única que tuvimos. Hoy, Neuquén y el país requiere de una concertación plural. Hay cosas para cambiar, por eso todos debemos participar”, cerró Figueroa.

 

La tensión, que promete ir en aumento, reabrió la carrera por la sucesión.

 

Ariel Rivero busca sumar músculo en Río Negro y se despega de escándalo en La Libertad Avanza.
El escándalo de afiliaciones a La Libertad Avanza en Río Negro salpica a Karina Milei.

Las Más Leídas

También te puede interesar