13|1|2022

“No imagino que Milei pueda integrar Juntos; incita al odio”

09 de noviembre de 2021

09 de noviembre de 2021

El candidato opositor en la Quinta apunta al “mensaje peligroso” del libertario que habla con halcones de JxC. UCR protagonista y el rol de Manes.

Cabeza de lista de Juntos al Senado bonaerense por la Quinta sección, Ariel Martínez Bordaisco identifica dos claves del triunfo opositor en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO): el “rechazo a un modelo de gestión” del Frente de Todos (FdT) y la ampliación de la coalición que “fue uno de los grandes activos que puso el radicalismo” mediante la propuesta liderada por Facundo Manes. Desde esa perspectiva, el actual presidente del Concejo Deliberante marplatense y hombre de confianza del titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, exalta un partido centenario que tiene “vocación de poder y está convencido de que puede liderar la coalición”.

 

Focalizando en la construcción de un frente con “un matiz transformador, reformista y progresista”, Bordaisco marca posición al ser consultado sobre dirigentes de la ultraderecha como Javier Milei, que vienen estrechando lazos con el ala dura del PRO: “No me imagino que un espacio virulento que plantea anarquía como el de Milei pueda integrar una coalición profundamente democrática y republicana como Juntos”.

 

Por otro lado, desdramatiza las recorridas recientes de Mauricio Macri por la Quinta y, aunque afirma que aún es temprano para pensar en 2023, resalta constantemente en que “no hay que tenerle miedo” a las internas.

 

-¿En qué aspectos registra la importancia de esta elección?

 

-Es una elección bisagra. Además de bancas legislativas, se discute un modelo de país y liderazgos.

 

-¿Hubo un voto castigo al gobierno?

 

-La gente se manifestó en contra de cómo se gestionó la pandemia, de la cuarentena eterna, de la utilización política de las vacunas. Somos uno de los países del cono sur con más caída del PBI. Las escuelas, cerradas, con gran cantidad de ausentismo y abandono. Pocas veces se vio un gobierno tan poco empático.

 

-¿Qué incidencia tuvo la presentación de lista propia de la UCR en el triunfo de Juntos?

 

-Esa es la otra explicación del resultado de la elección del 12 de septiembre. Se amplió Juntos y ese fue uno de los grandes activos que puso el radicalismo, porque construyó la candidatura de Facundo Manes, se incorporaron nuevos partidos, como el GEN, y construyó una coalición más fuerte y amplia.

 

-¿Qué mensaje buscó dar la UCR con su acto en Ferro, hacia adentro y hacia afuera de la alianza?

 

-Para adentro, la unidad como mirada estratégica. Es importante tener mecanismos como las primarias para resolver las diferencias. Cuando hay interna, puede haber tensiones, debates, candidaturas, pero no hay rupturas ni crisis. Es al revés de lo que vemos en la vereda de enfrente. El radicalismo es un partido frentista, pero tiene vocación de poder, tiene con qué y está convencido que puede liderar la coalición para darle un matiz transformador, reformista y progresista.

 

-¿Manes es presidenciable para 2023?

 

-Puede ser una discusión adelantada. Facundo es parte de los nuevos liderazgos de la Argentina. Es un outsider de la política, pero no de los problemas de la Argentina, porque desde 2001 recorre el país con un mensaje a los ciudadanos que trae la revolución en ciencia e investigación, el cambio de paradigma hacia el conocimiento, la nutrición infantil, la educación como igualador de oportunidades. Va ser protagonista absoluto de la transformación que necesita Argentina.

 

-¿Tiene la UCR una figura para disputar la gobernación bonaerense en 2023?

 

-Acá nadie quiere poner el carro delante del caballo y apurar discusiones. Todos somos parte de una coalición. No hay que tenerle miedo a las primarias.

 

-¿Hay lugar para Milei en la coalición, quien tuvo términos muy duros para con la UCR y la figura de Alfonsín?

 

-Milei no es parte de la coalición Juntos, tiene su propio partido. Milei tiene un mensaje peligroso, incita al odio. La Argentina de hoy no necesita violencia, antagonismos ni rupturas, sino tranquilidad, paz; que los partidos políticos expliquen cómo van a trabajar, no gritos grandilocuentes y palabras efectistas. No coincido en absolutamente nada con Milei y no lo imagino en una coalición con sesgo progresista como la nuestra.

 

-Pero se ha reunido recientemente con dirigentes de la alianza como Macri…

 

-Las reuniones que tenga cada referente corren por su cuenta. Las discusiones para la incorporación a las coaliciones, de partidos políticos y no de personas, pasan por otro lado. No me imagino que un espacio virulento que plantea anarquía como el de Milei pueda integrar una coalición profundamente democrática y republicana como Juntos.

 

-Macri estuvo recorriendo la Quinta. ¿Aporta a la campaña de Juntos su participación?

 

-Cualquier referente de Juntos puede recorrer, siempre que el mensaje sea de construcción política, de acompañamiento de los candidatos. Lo están haciendo distintos referentes.

 

-En el Gobierno llamaron a un diálogo post elecciones. ¿La oposición debe participar?

 

-El diálogo se da en el Congreso, es el ámbito que corresponde. Después, si la idea es una foto en otro ámbito para hacer utilización política de la oposición sentándose, no estaría de acuerdo.

 

-¿Cuán importante es para Juntos mantener la mayoría en el Senado bonaerense?

 

-Es importante que haya equilibrio en las cámaras. La oposición nunca fue destructiva ni puso palos en la rueda. Las mayorías absolutas y las escribanías nunca son buenas para la democracia.

 

-En diciembre deja la presidencia del Concejo marplatense, ¿debería seguir un radical?

 

-Será una discusión que tendrá que dar la próxima conformación. Pero, que sea mujer, porque me parece bueno que haya una impronta femenina en los deliberativos.

 

-Remarcan que la UCR debe presentar candidaturas a intendentes en los 135 distritos en 2023. ¿En Mar del Plata también?

 

-El radicalismo siempre presentó precandidaturas a la intendencia, en 2015, en 2019. Hoy en Mar del Plata hay un equipo de Juntos que gobierna y acompaña al intendente. Siempre existe en los partidos la vocación y ganas de protagonismo. La herramienta de las primarias siempre es valedera.