13|8|2022

Un intendente del FdT, sin vueltas: “Si sos malo, te sacan"

26 de noviembre de 2021

26 de noviembre de 2021

Es Walter Torchio, de Carlos Casares, que se muda al Senado el mes que viene. Expectativa por los fondos del presupuesto y problemas en el pago chico.

El intendente de Carlos Casares y senador provincial electo, Walter Torchio, aseguró que está en contra de la ley que pone un tope, de dos mandatos consecutivos, a la reelección de los intendentes y las intendentas de la provincia de Buenos Aires, aunque aclara que se someterá a la decisión partidaria. Además, dijo que que la ley no puede ser retroactiva.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Torchio es de los pocos jefes comunales que hace el planteo abiertamente en medio de la avanzada intendentista para revisar la norma. Las negociaciones, con propios y ajenos, se multiplican por canales extraoficiales en medio de posturas encontradas dentro del oficialismo y la oposición.

 

“Yo siempre he tenido la misma postura con respecto a la reelección”, afirmó Torchio en diálogo con Letra P.

 

“La discusión es profunda y tiene que ver con la autonomía municipal; hay muestras más que comprobables de municipios que han funcionado a lo largo de los años de manera maravillosa con intendentes que se mantuvieron y hay intendentes que no pueden tener una reelección porque la gente no los elige. Si sos malo, la gente te saca; si sos bueno, te elige”, sostuvo en defensa de la reelección indefinida.

 

Además, remarcó que, pese a su postura sobre el fondo de la norma, está mal redactada. “Ninguna ley puede ser retroactiva. Si no, estamos variando todas las leyes de la Argentina, porque de ahora en más todas van a poder legislar para atrás y eso no esta bien. En los casos de los intendentes, se tendría que haber tomado como primer mandato el de 2019”, argumentó, en contraposición con lo planteado a este portal por el diputado del Frente Renovador Jorge D´Onofrio. Finalmente, aclaró que esa es su postura personal y que en la Legislatura estará en sintonía con lo que establezca el espacio al que pertenece. “No voy a plantear ninguna cuestión que el bloque, el gobernador o los intendentes no avalen; soy parte de un espacio político”.

 

El intendente se refirió también a la discusión sobre el presupuesto y el planteo de muchos intendentes e intendentas por el monto del Fondo de Infraestructura Municipal. Dijo que ese fondo, como el de educación, son muy importantes para los municipios y que están a la espera de conocer los números del presupuesto, y a través de él particularmente del Coeficiente Único de Distribución (CUD) para saber cómo estarán parados para el próximo año. “Esas charlas más puntuales se darán la semana que viene” especificó.

 

Problemas en el pago chico: la opoisición exige la renuncia

Torchio deberá asumir el próximo 10 de diciembre su banca en el Senado de la provincia de Buenos Aires, por lo que tenía previsto pedir esta semana la aprobación de su licencia al cargo de intendente de Carlos Casares. Sin embargo, una postura inesperada de la oposición complicó lo que suele ser un trámite. El bloque de Juntos en el distrito plantea que, para asumir la banca, debe renunciar a la intendencia.

 

El Concejo Deliberante de Carlos Casares, que está compuesto por 14 bancas, está dividido en partes iguales entre oficialismo y oposición, por lo que el Frente de Todos no tiene cuórum propio y el bloque de Juntos se niega a presentarse para tratar la licencia del jefe comunal.

 

Al respecto, Torchio explicó: “La oposición no se está presentando para tratar el pedido de licencia; ayer (por este jueves) se levantó para no tratarlo, por lo que estamos en un problema. Es una medida poco seria no dar cuórum. Deberían darlo y después dar la discusión de por qué sí o por qué no. No encuentro otro significado que utilizarlo como una presión, porque en otros casos, con intendentes que fueron a cargos nacionales o provinciales o la Legislatura, se dieron las licencias sin inconvenientes. Es una cuestión personal y local, no hay justificativo. Se va a llamar de nuevo a sesión y vamos a ver si recapacitan, porque es una mezquindad política”.