21|1|2022

El tridente PRO para disputar distritos peronistas del conurbano

19 de noviembre de 2021

19 de noviembre de 2021

Di Castelnuovo, Cernadas y Salaberry ganaron en Ituzaingó, Tigre y Luján, gobernados por el FdT. ADN de la dirigencia que asoma para desbancar históricos.

Los resultados de las primarias fueron el indicio y los de las generales, la confirmación de que es posible: la alianza Juntos tiene en la mira a Ituzaingó, Tigre y Luján, tres municipios donde derrotó al oficialismo y que buscará conducir a partir de 2023. Gastón Di Castelnuovo, Segundo Cernadas y Rita Sallaberry se recortan en el lote de dirigentes para pelear la conducción de alguna de estas intendencias de la poderosa Primera sección electoral, donde la oposición resistió el embate del Plan Remontar del peronismo y se quedó con un ajustado triunfo por 0,38%.  

 

Como contó Letra P, los resultados de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) habían posicionado a Juntos en los distritos peronistas de Quilmes, Hurlingham, Ituzaingó, Luján y Tigre, pero la remontada del Frente de Todos (FdT) en las generales del domingo truncaron el entusiasmo en dos de ellos. Mayra Mendoza dio vuelta el resultado ante el armado comandado por su antecesor, Martiano Molina; en Hurlingham, distrito del ministro Juan Zabaleta (Desarrollo Social), el peronismo había ganado por apenas 0,4% pero en el domingo amplió la diferencia a 3,37%.

 

Ituzaingó

Desde su fundación, Ituzaingó es conducido por Alberto Descalzo. Hace 26 años que el intendente resiste los intentos infructuosos de distintos referentes de la oposición de torcerle el brazo. En 2023 estará obligado a dejar el sillón por la ley que pone tope a las reelecciones indefinidas.

 

Desde 2019 su hijo, Pablo Descalzo, primer candidato a concejal y actual jefe de Gabinete, ha cumplido el rol de intendente interino. Sin embargo, también goza de su plena confianza el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Piana, elegido en esta elección, como en 2017, para encabezar la lista al deliberativo local.   

 

Como en aquella elección, la propuesta oficialista fue derrotada por la iniciativa de Juntos. En esta ocasión, según el escrutinio provisorio, cayó por 1.615 votos. El resultado indica que la oposición obtiene seis bancas y el oficialismo, cuatro. A partir de la jura en diciembre, las fuerzas quedarán igualadas con diez escaños cada una. La negociación inmediata será quién se queda con la presidencia del cuerpo.

 

A la oposición no le está resultando fácil ordenarse y en esta elección -otra vez- fue a interna para encontrar el candidato para las generales. Además de Gastón Di Castelnuovo, ganador de la PASO, compitió el presidente del bloque Juntos por el Cambio, Gabriel Pozzuto, cercano a Jorge Macri (Vicente López), y la radical Myriam Ciorciano.

 

Di Castenuovo, concejal desde 2015, fue el último candidato a intendente tras arduas negociaciones. Es que Pozzuto se había quedado con el triunfo en 2017 y parecía el candidato cantado. Sin embargo, la balanza favoreció a Di Castelnuevo, cercano en ese momento al exjefe de Gabinete bonaerense Federico Salvai y posterior integrante de La Territorial.  

 

En conversación con Letra P, el ganador de estas elecciones indicó espera que los resultados ordenen los liderazgos locales. “La diferencia en la interna fue muy grande y hubiese sido más grande sin la tracción de la boleta nacional. Sacamos el doble de votos que cada una de las listas por separado”, indicó y aseguró que su proyecto intendentista sigue el pie.

 

Luján

Como en las primarias, el intendente Leonardo Boto volvió a caer en las generales. La propuesta del jefe comunal, que conduce Luján desde 2019, fue derrotada por 4,7 puntos porcentuales frente a la lista de Juntos, según el escrutinio provisorio.

 

Aún hay certezas sobre cómo quedara la composición del Concejo Deliberante. Las distintas fuerzas tironean por una banca. Juntos cuenta voto a voto para quedarse con seis lugares y el Frente de Todos con cinco. Si finalmente el cambiemismo se quedara con 11 bancas, significaría mayoría opositora y cuórum propio.

 

La opción de Juntos fue encabezada por Rita Sallaberry. La interna opositora fue la más concurrida de la Primera sección. Hubo cinco listas que entre todas consiguieron 51 puntos porcentuales, siete más que los consolidados en las generales.

 

Sallaberry fue secretaria de gobierno de la administración comandada por Oscar Luciani y es presidenta de la Unión Vecinal, la fuerza localista que posicionó al exintendente. La dirigente cobró protagonismo en 2019 cuando el entonces jefe comunal se bajó de la posibilidad de competir por un nuevo mandato.

 

Aquella decisión abrió una interna en el frente Cambiemos que terminó en un cruce en la PASO entre ella y el entonces presidente del Concejo Deliberante Fernando Casset. En 2019, Boto superó en las generales a Casset.

 

Sallaberry, si bien sigue asociada a la fuerza vecinalista, está alineada con el PRO e integra La Territorial. Su propuesta ha conseguido el respaldo de todo el arco provincial y nacional del partido amarillo. Antes de las elecciones y por primera vez desde que es jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta visitó Luján para respaldar su candidatura. Además, desembarcaron en la ciudad el ahora diputado electo Diego Santilli y Graciela Ocaña.

 

Tigre

El intendente Julio Zamora no pudo revertir los resultados de la PASO y su propuesta cayó ante la liderada por el actor Segundo Cernadas. La lista liderada por Gisela Zamora, esposa del jefe comunal, fue derrotada por 3.571 votos. En diciembre, Juntos ingresará siete concejales y el Frente de Todos, cinco, lo que dejará a las fuerzas en paridad y con la posibilidad de que la oposición vuelva a quedarse con la presidencia del Concejo Deliberante.

 

Es la cuarta vez que Cernadas participa de una elección en Tigre. En 2015 asumió una banca como concejal, pero luego renunció para quedarse al frente de Anses. En 2017, volvió a jurar tras encabezar el triunfo de Cambiemos sobre la propuesta oficialista, que en aquella elección compitió con el sello de 1País. Hace dos años, se anotó como candidato a intendente y este año volvió a liderar la nómina opositora.

 

Para esta elección, buscó consolidar los puntos que en las PASO había obtenido la lista radical y la del exdiputado nacional Nicolás Massot. Según supo Letra P, si bien militantes del espacio del director del Banco Ciudad colaboraron en el sprint final de la campaña, el adversario interno no se sumó a recorridas ni actos, pese a integrar la lista en el quinto lugar.

 

Camino a 2023, la intención de Cernadas es volver a competir por la conducción del municipio, año en que Zamora tampoco tendrá posibilidades de pulsear por otro mandato.