19|1|2022

El campo gana espacios en los concejos deliberantes bonaerenses

18 de noviembre de 2021

18 de noviembre de 2021

Juntos metió ruralistas en Junín, Olavarría y Pehuajó. Por el FdT, accedió en Tandil una dirigente de la Federación Agraria. La relación con el Gobierno.

Con la persistente tensión ruralismo-Gobierno como telón de fondo, en esta rueda electoral proliferaron en diversos puntos bonaerenses nombres de miembros de entidades agropecuarias inscriptos en listas a los concejos deliberantes. Desde el minuto uno de la gestión del Frente de Todos (FdT), las manifestaciones del ala dura del campo se mecharon con participaciones de las principales figuras del cambiemismo, atentos a las reminiscencias de los tiempos de conflictividad por la 125. Es así que numerosas boletas locales de Juntos anotaron entre sus filas a referentes rurales. Pero en Todos también existen excepciones que rompieron la regla que asocia al campo como el frente opositor, con voces que avizoran nuevos aires en las bases productivas a la hora de pensar posicionamientos políticos.

 

Eso sucede en Tandil, donde la dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA) Nélida Sereno fue electa concejala el último domingo bajo el sello del FdT. Arribada a la arena política a partir del trabajo articulado con el referente de Todos en el distrito, el diputado nacional electo Rogelio Iparraguirre, Sereno aseguró a Letra P que trabajará “por los sectores productivos del distrito”, bajo una perspectiva de defensa de “las políticas productivas que lleva adelante la gestión de Axel Kicillof”.

 

La concejala tandilense electa estima que la mayoría de quienes integran desde el ruralismo opciones dentro de Juntos “no es gente de las bases” y que en la provincia la dirigencia de las entidades está en manos de “propietarios grandes que tienen una visión liberal”. Como federada, destaca la participación en el Ministerio de Agricultura de Jorge Solmi, otro miembro de FAA, y confía que, con el arribo de Julián Domínguez al frente de esa cartera, “hay un cambio importantísimo para volver a poner el Ministerio como centro”.

 

La dirigente de la Federación Agraria de Tandil, Nélida Sereno, electa concejal en su distrito por el FdT.

Sereno no ve una ruptura campo-gobierno, porque –subraya– “no hay que trabajar solo con algunos pocos dirigentes que piensan más en política partidaria que en defender a sus productores”. Prometiendo calidad y no cantidad de proyectos en su labor legislativa que enfocará en la producción, llamó a sus pares a involucrarse: “Es la única manera de que los problemas del sector lleguen a la parte política”.

 

En esto último parece coincidir quien, desde la vereda política opuesta, asumirá el 10 de diciembre su banca de concejal en Olavarría, el titular de la Sociedad Rural de ese distrito, Sebastián Matrella: “Soy un convencido de que las cosas se cambian desde adentro, participando. La gente se tiene que involucrar”, dijo a Letra P el dirigente ruralista que decidió incursionar en el campo político en Juntos y bajo el ala del radicalismo.

 

Matrella afirma que “el Gobierno nacional toma al campo como un enemigo”. Y abundó: "Desde el conflicto de 2008 con Cristina Kirchner hubo una ruptura que nunca más se volvió a arreglar con el campo y no va a pasar ahora. Está visto que en la primera oportunidad que tuvieron empezaron a trabar las exportaciones y lo van a seguir haciendo”.

 

El dirigente cree que la llegada de Domínguez a Agricultura “fue una medida electoralista” y que “no va a cambiar el clima”; “ahora ya estamos escuchando que quieren intervenir el mercado, tratando que los compradores no paguen el precio que tienen que pagar en un mercado de oferta y demanda como Liniers”, disparó.

 

Bajo esa tónica se posiciona otro ruralista electo concejal, pero en Junín. Se trata del expresidente de la Rural local Rodrigo Esponda, quien, en diálogo con Letra P, sostuvo que con el resultado del domingo la gente les pidió a los integrantes de la coalición opositora que se mantengan unidos porque son “la alternativa para ponerle un freno al kirchnerismo”. Pese a que integra el frente en representación de la Coalición Cívica, desestima la conformación de una bancada propia de su partido, como sí lo contempla la UCR local en el marco de un hipotético interbloque de Juntos.

 

En otros puntos del interior bonaerense, como Trenque Lauquen o Brandsen, expresidentes de rurales locales fueron electos vía Juntos, pero son de linaje radical. Son los casos de Alberto José Mera y Hugo Carricaburu, respectivamente.

 

El marcado predominio de Dar el Paso en el interior bonaerense durante la interna de Juntos en septiembre pasado hizo que quedasen relegadas a noviembre algunas aspiraciones de ruralistas de acentuado tenor antikirchnerista que jugaron con el armado PRO. Eso sucedió en Rojas, con el titular de la Rural local, Alberto Del Solar Dorrego, que en los últimos años se desempeñó como funcionario amarillo de la gestión juninense de Pablo Petrecca.

 

Lejos de acceder al Concejo, Del Solar desenfundó su paladar ultra abonando en Twitter el terreno de la desestabilización: “¿Diálogo, gobierno de coalición? Las pelotas. A pesar de lo duros que sean los próximos dos años, hay que dejarlos caer para que nunca más resuciten!”, espetó este lunes post comicios.

 

Pero hay excepciones, como lo sucedido en Pehuajó, donde Juntos se impuso en la esfera local montándose a la grieta con un discurso antikirchnerista que tenía como blanco directo a quien es quizás el mayor exponente del kirchnerismo en el interior profundo, el intendente Pablo Zurro. Allí, la lista amarilla local se impuso con un dueto agropecuario: la productora Gimena Alessi y el secretario de la Rural local Ignacio Arteche, otro activo impulsor regional de recientes marchas contra la gestión del FdT.

 

También en el ala ultra, accedió al Concejo en Mercedes Martín Bossi, productor que integra “Campo+Ciudad”, una de las agrupaciones que fue a fondo contra el Gobierno, incluso con arengas en medio del sirenazo policial. En Pergamino, en tanto, la productora y concejala de la CC Antonia“Tony” Caldentey, otra activista de tractorazos, logró renovar su mandato.