25|10|2021

La triple alianza que eyectó a Highton de la Corte

05 de octubre de 2021

05 de octubre de 2021

El ajedrez de la nueva mayoría que Lorenzetti quiso y no pudo frenar. La renunciante había hecho mutis por el foro ante la derrota inexorable.

El 23 de septiembre pasado, el ministro de la Corte Suprema de Justicia Horacio Rosatti se transformó en el nuevo presidente del alto tribunal propuesto por Juan Carlos Maqueda y apoyado por el actual presidente, Carlos Rosenkrantz, que quedó como vicepresidente. El ajedrez consagró una nueva mayoría y relegó a la dupla que formanan Ricardo Lorenzetti y Elena Highton. En ese nuevo tablero, la ministra consideró que ya no tenía lugar y este martes renunció, a los 78 años.    

 

Rosatti y Rosenkrantz consiguieron la mayoría de tres voluntades en el máximo tribunal con sus propios votos más el de Maqueda, autor de la propuesta. El tridente supremo tornó estéril el último manotazo de ahogado que había ensayado Lorenzetti, quien buscaba la revancha tras la goleada 4 a 1 que sufrió en el turno pasado, cuando debió abandonar la presidencia a manos de Rosenkrantz.

 

Lorenzetti aspiraba a regresar al cargo del que fue desplazado hace tres años. El día de la designación de Rosatti, se excusó sobre la hora de intervenir en las deliberaciones por estar participando de un congreso internacional sobre derecho.

 

Según constó en el acta de la reunión de la Corte, a las 10.34 Lorenzetti "comunicó que se encuentra imposibilitado de asistir al presente acuerdo extraordinario (...) en virtud de estar participando de las reuniones de UNIDROIT (Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado, sigla en inglés) y en las cuales actúa en calidad de miembro del Governing Council".

 

El faltazo de Lorenzetti había sido leído como una estrategia para postergar la elección del nuevo presidente de la Corte y, de hecho, Highton, la única jueza del máximo tribunal y hasta entonces vicepresidenta, propuso la postergación de la votación, pero Rosenkrantz indicó que la ausencia de uno de los magistrados no impedía que se celebrara igualmente el acuerdo y continuó adelante con las deliberaciones.

 

Highton decidió, entonces, no participar del acuerdo, que concluyó con los tres jueces restantes votando para que Rosatti fuera el nuevo presidente a partir del 30 de septiembre próximo.