06|5|2022

Vicentin: tras el no a las preventivas, aceleran para enderezar la deuda

29 de octubre de 2021

29 de octubre de 2021

Luego del fallo favorable a exdirectores, se enfocan en cerrar a fin de año la propuesta a acreedores. Verde, con resistencias y el tiempo apretando. 

Los exdirectores de Vicentin se sacaron una tonelada de peso de encima al evitar la prisión preventiva en la causa en la que se los acusa de estafa y defraudación, medida que hubiese sido un callejón sin salida para la definición del concurso preventivo. Justamente, con el horizonte penal despejado, al menos hasta el año que viene ya que el proceso continúa, la cerealera busca enderezar voluntades para su propuesta de pago, que hasta ahora no prendió y tiene una bandera a cuadros a mediados de diciembre.

 

El festejo de los exdirectivos -muchos de ellos dueños de la firma- fue poco habitual en el Centro de Justicia Penal cuando el juez Román Lanzón rechazó el planteo de prisión preventiva solicitado por el fiscal rosarino Miguel Moreno para seis ejecutivos: Omar Scarel, Roberto Gazze, Alberto Macua, Miguel Vallaza y Javier Gazze. Los 14 acusados en total no podrán salir del país y los seis que esquivaron la preventiva deberán fijar un seguro de caución por diez millones de dólares, es decir, una garantía que se activa si no se cumple alguna de las medidas preventivas.

 

Aquel alivio no solamente tuvo que ver con evitar ir presos, también lo ven como una gota de aire en el asfixiante concurso por 1.300 millones de dólares que debe la firma desde que entró en default, hace casi dos años. Hay tres gigantes del agro anotados para ingresar como socios mayoritarios y poner dinero para aportar al pago de la deuda, pero todo tiene que definirse antes de fin de año, cuando vence el período de exclusividad para acordar una propuesta para los acreedores. 

 

Según supo Letra P, en breve arrancan las rondas formales con acreedores, interesados en la empresa, y también el juez del concurso, Fabián Lorenzini, quien puede orientar y conducir hacia un entendimiento. Si no hay acuerdo, deberá modificar la propuesta que plantea una dura quita del 70%, aunque la dolariza. 

 

“Hablamos con la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), con los federación de acopiadores de cereales y otros. Es cierto que la propuesta no cae bien, pero tampoco ha sido rechazada de forma contundente. Estamos intentando dolarizar, principalmente a los granarios, y eso cae bien. La banca es la clave y creen que, al dolarizar a todos, los desmejoran”, explicó Omar Scarel a Letra P.

 

Scarel está imputado en la causa por su rol de síndico cuando la firma entró en cesación de pagos y es el actual presidente del directorio. Por eso, la pérdida de su libertad era el mayor riesgo para el futuro del concurso.  

 

La acusación

Hay una discusión de enfoques que no termina en lo que dictó el juez en la audiencia imputativa, ya que el proceso sigue abierto y ni siquiera se llegó al juicio. La empresa alega que hubo una crisis comercial cuando se llegó al default, hubo exceso de riesgo al tomar créditos, pero que no hubo dolo, es decir, no se pergeñó un plan para estafar a los productores o bancos, como sí plantea el fiscal. 

 

Además, sostiene que que existió “un ardid” por parte de la conducción de la compañía que consistió en introducir información falsa en los balances para mostrar “una aparente sólida situación patrimonial de la empresa Vicentin SAIC, con el fin de ocultar su realidad económica financiera”.

 

El juez no desacreditó las pruebas, salvo algunas cuestiones de los balances de 2017 y 2018, pero sostuvo que la fiscalía no logró imponer las razones por las cuales la libertad de los imputados implicaba riesgos procesales en la actualidad. Se estima que recipen el año que viene habrá novedades sobre los hechos de estafa, de un potencial de daño económico calculado en los 600 millones de dólares según la fiscalía y con evidencia en las conductas de los acusados.