02|12|2021

Juntos, con foto de unidad y repertorio segmentado

21 de octubre de 2021

21 de octubre de 2021

Santilli y Manes volvieron a compartir acto. Propuestas a cuentagotas. “Basta”, eslogan común. Sol ardiente, citas a Nehru y arengas de mano dura en La Plata.

Tras dos semanas sin compartir acto, Diego Santilli y Facundo Manes volvieron a coincidir en una escena proselitista. Fue post debate bonarense, en el Parque Ecológico Municipal de la localidad platense de Villa Elisa, donde la excusa fue la presentación de las propuestas de campaña del frente opositor. En un contexto de recientes críticas del neurólogo a Mauricio Macri por no presentarse a indagatoria y en medio de la grieta interna frente al convite al diálogo por parte del Gobierno, en Juntos se encargaron este jueves de exhibir múltiples señales de unidad, a la par del eslogan conjunto tendiente a “decir un basta más grande” al oficialismo en noviembre.  

 

En los kilómetros que separan la capital provincial del parque donde se realizó el evento, se repetían incesantes los pasacalles con las inscripciones del cabeza de lista de Juntos y de su otrora contrincante de interna radical, sumándose a ellos el apellido del intendente anfitrión del acto, el amarillo Julio Garro que, de arranque, sostuvo: “Tanto pronosticaron que nos íbamos a dividir y acá estamos”.

 

La pequeña tarima circular para materializar la clásica escena cambiemista de 360 grados se apostó en el centro de un extenso llano desprovisto de árbol alguno. Dato no menor considerando el sol recalcitrante del mediodía que regaba el predio y que, quizás, fue disparador para resolver rápido la cuestión: Menos de media hora entre las intervenciones de Garro, Graciela Ocaña, Manes y Santilli.

 

Gustavo Posse en primera fila y protegido del intenso sol del mediodía platense (Foto: Ignacio Amiconi -AGLP).

Sobre la hora de convocatoria, fueron asomando algunos postulantes y dirigentes de diversos espacios, cada cual con su tribu: radicales de un lado, amarillos del otro, Emilio Monzó y sus alfiles alejados algunos metros de la aglutinación concéntrica. Margarita Stolbizer y Joaquín de la Torre, ausentes. Pocos intendentes: además del anfitrión, estuvieron Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Gustavo Posse (San Isidro), que se agrupó en el ala amarilla, con algunos saludos de tinte protocolar para con sus correligionarios.

 

Entre las conversaciones, flotaba el tema del debate reciente. Algunas voces radicales abordadas por este medio se animaron a deslizar algunas críticas a la tónica que le imprimió Santilli a su intervención en el set de TN. “Le faltó picor”, deslizó una voz que acompañó su análisis con la palabra “acartonamiento”.

 

Monzó y uno de sus alfiles, el diputado provincial Guillermo Bardón, alejados del aglutinamiento cercano al escenario (Foto: Ignacio Amiconi -AGLP).

Distinto fue el diagnóstico del Dr. Manes: “Quiero pedir un aplauso, Diego hizo un gran debate”, enfatizó el neurólogo apenas tomó el micrófono.

 

El propósito del encuentro fue presentar las iniciativas de las y los candidatos del frente opositor que aspiran acceder al Congreso. Pero las propuestas se dieron a cuentagotas y con un repertorio segmentado a la especialización del orador de turno. Ocaña se enfocó en dos proyectos de tenor institucional. Por un lado, “Ficha limpia” para que “los corruptos no puedan volver a ocupar cargos públicos”. Por el otro, la boleta única de papel.

 

De Nehrú a la mano dura

Manes, en tanto, se enfocó en “una sola propuesta”, cargada de épica: “La reconstrucción nacional”. Al marcar que “con la actual matriz productiva no vamos a poder darle bienestar a los 45 millones de argentinos”, volvió a posarse en la arenga de “una revolución educativa, científica y tecnológica”. Aquí puso como ejemplo a seguir a Sri Pandit Jawaharlal Nehru, quien gobernó la India durante casi dos décadas, hasta su muerte.

 

Garro-Santilli-Manes. Pasacalles con sus tres nombres poblaron el tramo entre el parque y la capital provincial (Foto: Ignacio Amiconi - AGLP).

“Muchos dicen que somos idealistas, pero los grandes realistas son los grandes idealistas. Cuando Nehru, el arquitecto de la India moderna, empezó a invertir en educación, ciencia y tecnología y lo vinculó a la producción, muchos lo criticaban y le decían ‘Nehru, somos un país pobre para invertir en educación, primera infancia, ciencia y tecnología’. Y Nehru sabiamente respondía: ‘Justamente, porque somos un país pobre no podemos dejar de invertir en lo que nos va a sacar de la pobreza’. Acá argumentamos pobreza para no invertir en la solución”, arengó Manes, sin mencionar que otro de los pilares de Nehru fue la reforma agraria.

 

Por su parte, Santilli fue al grano y se enfocó en el electorado cambiemista de paladar negro que mira con atracción a experimentos de ultraderecha como Avanza Libertad, de Javier Milei y José Luis Espert. Al abordar “el flagelo de la inseguridad”, aseguró que en la provincia post vidalista “los narcos volvieron a los barrios y los comerciantes trabajan detrás de las rejas”.

 

Ocaña se trabó al presentar a Manes, que sale a su auxilio (Foto: Ignacio Amiconi -AGLP).

Ante eso, recalcó con hondo acento: “Hay que ir fondo”. Propuso: “Para detener a los delincuentes, hay que sacar a la calle a los 15 mil policías que hacen tareas administrativas en las comisarías”. Y más: “Terminar con la puerta giratoria y modificar el Código Procesal Penal para que los delincuentes de delitos violentos no entren por una puerta y salgan por otra. Basta de impunidad. Para condenar a los delincuentes, hay que endurecer las penas”.

 

Más allá de eso, en lo educativo propuso hacer obligatoria la evaluación educativa, una ley de emergencia “para resolver los problemas de infraestructura y conectividad” y centros educativos regionales vinculados con la producción local. En materia laboral, proyectó bajar los impuestos a las pymes, extender la moratoria a diciembre de 2022 y una ley de Empleo Joven para que las empresas que contraten personal entre 18 y 35 años “no paguen impuestos laborales por cinco años”.

 

Por fuera de esas enumeraciones, la lupa volvió a posarse en el Gobierno. “Con el Plan Platita piensa que la dignidad de la gente se puede comprar”, disparó Ocaña. Santilli, en tanto, también cargó contra el programa de viajes de egresados gratuito de la gestión Kicillof y fue en línea con quien lo secunda: “Nunca le van a poder comprar la dignidad a los bonaerenses”. Ante eso, hacia las generales, trazó el objetivo ante la dirigencia apostada bajo el sol: “Hay que ir a buscar en cada rincón a quienes no fueron a votar para que vayan a votar, para decir un ‘basta’ mucho más grande, un basta enorme, con más potencia y más esperanza”.