28|2|2021

“Al Gobierno bonaerense le falta respetar más la diversidad del FdT”

22 de enero de 2021

22 de enero de 2021

El diputado massista le reclamó apertura a Kicillof y, en cambio, destacó esa cualidad en el Presidente. PASO, vuelta a clases y objetivo pago chico.

El diputado bonaerense del Frente de Todos Pablo Garate aseguró que la principal cualidad que llevó al gobierno a la alianza peronista fue la unidad de todos los partidos y la representación que cada uno consiguió. En ese marco, criticó al gobierno de Axel Kicillof porque –dijo– le faltó una mirada más diversa y amplia durante el primer año de gestión. “El gobierno nacional tiene una mirada más contenedora de la diversidad”, dijo a Letra P el dirigente de la Sexta sección electoral que responde a Sergio Massa, y reclamó amplitud de cara a las elecciones legislativas.

 

Pese a que no tiene chances de buscar otro mandato, se mostró a favor de la vigencia de la ley que limita las reelecciones y de sostener las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en distritos en los que se abran competencias. “Podríamos mantenerlas haciendo algunas modificaciones”, propuso. Hizo hincapié en la necesidad de renovar la política y criticó a quienes se atornillan al poder. “En mi pueblo, hace 25 años que gobierna el mismo partido, y hace cinco mandatos (que está) el mismo intendente; la gestión se va deteriorando paulatinamente”, apuntó en referencia al jefe comunal Carlos Sánchez (Tres Arroyos).

 

El presidente de la Comisión de Educación de la Cámara baja defendió la propuesta de la modalidad mixta para el regreso a las aulas y dijo que es necesaria una descentralización de la educación.

 

-¿Están dadas la condiciones para regresar a las clases presenciales?

 

-Necesitamos algunas coincidencias básicas para cambiar el sistema educativo e ir al primero de marzo con la mayor presencialidad posible. Debemos tener un diagnóstico claro sobre la infraestructura escolar y ver cómo viene la vacunación de los docentes y la situación epidemiológica. 

 

-¿Qué cambios propone?

 

-Tenemos que descentralizar la educación. No es lo mismo un distrito como Tres Arroyos que tuvo un caso aislado en abril y otro en agosto, donde pudimos haber tenido clases presenciales, como un distrito donde hubo contagios permanentes.

 

-¿La oposición hizo una utilización política del tema?

 

-La consigna “abran las escuelas” es un eslogan de campaña electoral porque, en realidad, hubo clases durante todo el año; con limitaciones y problemas, pero con el esfuerzo de docentes, auxiliares, los alumnos y sus familias. Hubo cosas positivas, como el inicio de la pedagogía virtual, y otras negativas, que tienen que ver con que nos perdimos una oportunidad para llegar a más chicos cuando el gobierno anterior decidió desactivar el Plan Conectar Igualdad. Si lo hubieran mantenido hubiéramos llegado mejor.

 

-¿Hay que eliminar las PASO?

 

-Las PASO son una buena herramienta de reforma política. Lamentablemente, no se aplicaron en todos lados, es decir, hubo muchos lugares donde no hubo participación interna. Debemos discutir este tema y todo el sistema electoral. Lo planteé durante el gobierno de Vidal y no quisieron tratarlo: la implementación de la boleta única, la transparencia de la financiación de los partidos políticos e incluso cambios en la representación de las secciones electorales. Las PASO podrían mantenerse haciendo algunas modificaciones, se podría analizar si deben ser obligatorias, o qué se hace con los partidos que no tienen competencia. Además, lógicamente, cómo llegamos con la pandemia a esa instancia. 

 

-¿Está a favor de mantener la ley que limita las reelecciones indefinidas?

 

-Sí. Y hasta hoy no hay ningún proyecto en la Legislatura para modificarla. No hay que perpetuarse en los cargos políticos. De alguna manera, estar muchos años en un cargo es perjudicial a las transformaciones. Pasa en mi pueblo: hace 25 años que gobierna el mismo partido, el intendente lleva cinco mandatos y la gestión se va deteriorando paulatinamente. Atornillarse al poder es malo. 

 

-¿Cuál será su futuro político teniendo en cuenta que no podrá buscar renovar la banca?

 

-Me gustaría tener responsabilidades políticas en mi distrito, pero no lo veo como una necesidad.

 

-¿Cómo sobrellevan las diferencias dentro del FdT?

 

-Lo que más favoreció al Frente de Todos es la unidad en la diversidad. Siento que el respeto a la diversidad, a los distintos puntos de vista y a la amplitud de espacios, se da mucho en el gobierno nacional y poco en el bonaerense. Eso es una deuda pendiente en la provincia de Buenos Aires de cara al proceso electoral de este año. Es un tema que debe ser uno de los puntos por fuera de la gestión.

 

-¿A qué se refiere puntualmente?

 

-Algunos legisladores hemos tenido puntos de vista diferentes y no hemos logrado llegar a consensos. Y a que se tomen en cuenta nuestros puntos de vista al momento de tomar decisiones, por ejemplo, con proyectos como el de educación emocional, el de responsabilidad social educativa, el de cooperadoras escolares e incluso iniciativas para dar un aporte a las escuelas de gestión privada. Lo mismo con lo atinente a la política agropecuaria. Es una preocupación en el interior de la provincia de Buenos Aires y nos falta un ida y vuelta con funcionarios y la política de gestión en general.

 

-¿Reclama diversidad y amplitud en el Gabinete o en la conformación de listas?

 

-No sólo lo veo por cargos o listas, sino desde el punto de vista que toma cada uno de los gobiernos. Insisto, el nacional tiene una mirada más contenedora de la diversidad, y el provincial no lo tiene, independientemente de cómo se conformen las lisas este año.