28|1|2021

El partido chivo del team Rovira

14 de enero de 2021

14 de enero de 2021

El "misionerismo" tiene dos desafíos: los comicios provinciales, que podrían ser desdoblados de los nacionales, y mantener tres bancas en Diputados. Riesgos.

Misiones es una de las 11 provincias que este año elegirán tres diputados nacionales en las elecciones legislativas de octubre. Desde hace 20 años, es controlada por el Frente Renovador de la Concordia. Su gobernador es Oscar Herrera Ahuad y el titular de la Legislatura local es el exmandatario Carlos Rovira. En la Cámara de Diputados de la Nación, la fuerza cuenta con tres bancas, pero este año pondrá en juego dos. Están ocupadas desde 2017 por Ricardo Wellbach y Flavia Morales. Sus mandatos vencen en diciembre próximo y forman parte de los desafíos que deberá afrontar el "misionerismo" para que su tropa no se reduzca en el Congreso.

 

Junto a Diego Sartori, el bloque llamado "Frente de la Concordia Misionero" cuenta con tres votos que han sido clave para el oficialismo para obtener cuórum y conseguir la sanción de proyectos prioritarios para la Casa Rosada. Las negociaciones no han sido fáciles. El espacio forma parte del interbloque Unidad y Equidad para el Desarrollo, que preside el mendocino José Luis Ramón, y no integra el Frente de Todos luego de una fallida negociación con Rovira.

 

Ante las consultas de este portal, fuentes del partido provincial confiaron que los candidatos serán definidos en forma orgánica y que la continuidad de los actuales legisladores no depende de su decisión personal. En los pasillos del Congreso, distintas fuentes del oficialismo pronostican la posible candidatura de Wellbach y Morales para un segundo round, pero en la capital provincial sólo aseguran que el objetivo será obtener las tres bancas que tiene Misiones en un escenario sanitario inédito por la pandemia. 

 

En el calendario provincial todavía falta un capítulo determinante para las definiciones nacionales: los comicios para renovar la mitad de los 40 integrantes de la Legislatura local y para elegir concejales y concejalas de 77 municipios. Por ahora, no está claro si se concretarán en forma simultánea con las nacionales o serán desdobladas. En el oficialismo misionero aseguran la segunda opción y cuentan que ya están trabajando en el armado de las listas. "Tenemos tres o cuatro meses para analizar escenarios; tendremos elecciones locales a mediados de junio para elegir a los legisladores de nuestra Cámara de Representantes y a los concelajes y para eso prevemos definir las listas a mediados de abril", confió a Letra P una alta fuente partidaria. 

 

De las 40 bancas del legislativo unicameral misionero, 26 pertenecen al Frente Renovador de la Concordia, cinco a la UCR, cuatro al PRO, cuatro al Partido Agrario y Social y una al Frente Libertad Valor y Cambio. La última actualización de esa composición data de las elecciones generales del 12 de mayo de 2019, donde participaron 907.008 misioneras y misioneros. 

 

El oficialismo local mantuvo el control de la provincia con la elección de Herrera Ahuad como sucesor de Hugo Passalaqua en la gobernación. Lo obtuvo con el 72,81% de los votos, mientras que su competidor de Juntos por el Cambio, el actual senador Humberto Schiavoni, alcanzó el 17,59%. En la Legislatura, esa cosecha le otorgó 16 bancas al FRC y tres a JxC. 

 

En las elecciones nacionales de octubre, la candidatura de Alberto Fernández obtuvo el voto del 56,28% del padrón misionero y el entonces presidente Mauricio Macri llegó al 33,01%. En la pelea legislativa se eligieron cuatro diputados nacionales. El Frente de Todos fue la lista más votada, pero no cuenta con ninguna expresión dentro de la Legislatura provincial que controla el misionerismo. El partido que conduce Rovira llevó lista corta y respaldó la boleta de Fernández para la presidencia. Por el contrario, en la Cámara baja, el FdT obtuvo dos bancas para Cristina BrítezHéctor Bárbaro. El segundo lugar quedó para JxC, que metió a Alfredo Schiavoni, mientras que el FRC quedó como tercera fuerza y logró que Sartori se quedara con la cuarta banca en disputa. 

 

En diciembre de 2019, se sumó a la bancada que preside Wellbach y comparte con Morales. De acuerdo a las definiciones que adopte el "misionerismo" será la composición de su bloque a partir de diciembre, aunque el primer plato se cocinará en unos comicios provinciales que posiblemente sean desdoblados, bien lejos del contrapunto entre Fernández y Macri que atravesó a los comicios de hace dos años.