X

Le enviaron una propuesta para el sector frutícola y no tienen respuestas. Esperan definiciones en medio de fuertes reclamos sindicales.

Por 03/09/2020 15:38

El silencio del Ministro de Producción, Matías Kulfas, preocupa al sector exportador del Alto Valle. Las empresas que le enviaron una carta para ofrecer su perspectiva de desarrollo todavía no obtuvieron respuesta sobre los puntos que consideran fundamentales para que la economía regional siga inyectando dólares. El reclamo se da mientras los pequeños productores y sindicatos organizan movilizaciones por el proyecto de zona desfavorable. La ansiedad se extendió al gobierno de Río Negro, que planea una mesa tripartita para cerrar el conflicto que puede entorpecer la cosecha 2021.

El reembolso por puertos patagónicos, el retorno de planes a través de organismos regionales, la apertura de mercados y una mejora en la promoción son los ejes estratégicos que, según advirtieron a Letra P, no tuvieron respuesta.

 

 

La expectativa en el sector es grande y, como advierten en el mundo empresario del sur, les gustaría saber si realmente hay sinergia para darle otro vuelo a la producción. La perspectiva había aumentado con el acuerdo del gobierno nacional para renegociar la deuda y la posibilidad de que las provincias avancen en resolver la situación de su pasivo en moneda extranjera.

En el caso de Río Negro, donde se concentra la mayor parte de la producción frutícola, el gobierno provincial tomó nota de la discusión y ya afianzó el diálogo con empresarios. Lo mismo hizo con productores y gremios, que organizan movilizaciones a favor y en contra de la zona desfavorable a mediados de mes en Cipolletti. “Nos gustaría saber si tiene la misma actitud que nosotros”, descargó uno de los empresarios más importantes de la región.

 

 

El plan busca que se le tome importancia a esta actividad, que tuvo una temporada auspiciosa: 22 mil toneladas de fruta salieron por el puerto de San Antonio Este, lo que significó el ingreso de 241 millones de dólares al país. Los datos brindados por la Dirección General de Aduanas (DGA), reproducidos por el diario Río Negro, fueron destacados desde la cámara que nuclea a los exportadores. Igual, recordaron los históricos problemas que padece la actividad, sobre todo, los pequeños y medianos productores.

Uno de los reclamos históricos es bajar los costos de exportación. Aunque el ministro nacional había dejado trascender que podría regresar el beneficio por puerto patagónico, la demanda se amplía. Actualmente, la fruta norpatagónica viaja a 60 países pero espera por destinos más que importantes, como el sudeste asiático o los gigantes India y China.