X

“Sin bonificaciones ni recategorizaciones”, criticó Fegeppba. “Ni alcanza para contemplar la proyección inflacionaria”, afirmó ATE. Sigue el lunes.

Por 29/09/2020 16:12

Luego de un retorno a las negociaciones sin oferta, este martes, el gobierno de Axel Kicillof puso sobre la mesa paritaria estatal la propuesta de un 10% de aumento promedio al salario de bolsillo a partir de septiembre, que en el acumulado (tomando en cuenta el aumento de febrero y marzo) representaba un 25,2 %. La oferta fue rechazada de plano por los gremios del sector, que la calificaron de “insuficiente”. Las partes volverán a reunirse el próximo lunes a las 10.

“Sin bonificaciones especiales para los sectores esenciales. Sin bonificaciones especiales para los trabajadores de sede central y demás reparticiones de la salud y sin recategorizaciones para los trabajadores”, criticó Fegeppba.

ATE bonaerense espera una nueva propuesta que no implique pérdida de salario a manos de la inflación, que eleve sustancialmente los salarios más bajos, que contenga la ampliación del pago de la bonificación por pandemia a aquellos sectores que aún no la han percibido, que avance sobre las recategorizaciones adeudadas desde 2014 y que continúe con el pase a planta permanente de los precarizados y e inicie una nueva tanda.
 


La propuesta de Ejecutivo también contemplaba una suba en el tope y los montos de las asignaciones familiares de un 30%, respectivamente, además de una cláusula de reapertura para evaluar la situación en diciembre y, eventualmente, otorgar una suba adicional.

El secretario general de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, expresó: “Es absolutamente insuficiente el porcentaje ofrecido, porque ni siquiera alcanza el acumulado para contemplar la proyección inflacionaria de este año. Además, los salarios más bajos no tienen un aumento significativo, sin ser contemplados, como es el caso de los trabajadores y las trabajadoras de la educación, de la niñez y de desarrollo de la comunidad, entre otros”.
 


Por otra parte, de Isasi resaltó que, en la reunión, ATE insistió en “la necesidad que la Provincia otorgue licencias excepcionales a los trabajadores y las trabajadoras que están realizando tareas esenciales y se encuentran exhaustos. Esta situación de pandemia exige que el gobierno tome cartas en el asunto y haga rotación de personal en salud, niñez y todos los sectores que se encuentran trabajando al límite de sus capacidades”. 

Por el lado del Ejecutivo, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, destacó: “En esta segunda reunión, planteamos una actualización de las asignaciones familiares que estaban retrasadas y era un pedido recurrente de los gremios. La gestión anterior las desacopló de los montos que daba el gobierno nacional; hoy planteamos este incremento por primera vez en los últimos tres años”.