LA GRIETA

La novela de los hisopados que suma otro capítulo a la guerra del Congreso

El positivo del macrista Nuñez abrió una investigación de contactos en la sesión del martes. En JxC niegan resistirse a testeos y la Cámara pide certificados.

El contagio de covid 19 del diputado macrista José Nuñez, confirmado este domingo, originó un nuevo cruce de acusaciones entre el oficialismo y la bancada de Juntos por el Cambio (JxC), en vísperas de una nueva reunión de labor parlamentaria para negociar la renovación del protocolo de sesiones mixtas. El legislador santafesino estuvo en la última sesión y las autoridades médicas de la Cámara de Diputados concluyeron que tuvo 36 contactos estrechos. El interbloque encabezado por Mario Negri desmintió que se negaran a realizar el hisopado de los 90 miembros que participaron de la accidentada sesión. Sin embargo, todavía no hay precisiones sobre el testeo de un tercio de ese grupo, que se sentó en el recinto para reclamar una sesión presencial

 

Según informó la dirección médica del cuerpo, a cargo de Marcelo Halac, los hisopados de ese mapa se realizan desde este lunes, pero el informe también advierte que "se ha insistido particularmente en que aquellas personas que se hubieren hisopado por fuera del mapeo de la institución lo informaran".

 

En esa advertencia radica una parte de los tironeos, porque entre los asistentes a la sesión que estuvieron junto a Nuñez se realizaron hisopados en forma privada y no lo informaron a los médicos de la Cámara. De otros, todavía no se sabe nada. "Que lo hagan por las suyas, sin avisar, es un error y además exponen innecesariamente a los responsables médicos del cuerpo. No se pudo hacer el mapa de contactos estrechos de ese grupo", explicó a Letra P una fuente cercana a Sergio Massa, titular de la Cámara.

 

Nuñez dio positivo de Covid el domingo, cinco días después de la sesión. Tuvo 36 contactos estrechos. 

 

 

La diputada radical Karina Banfi tomó el guante y repudió las versiones sobre la negativa de JxC al hisopado de quienes asistieron al último round legislativo. "Nadie se está negando a hacerse el hisopado. El que dispone los hisopados es el presidente de la Cámara. Nosotros en junio se lo tuvimos que rogar, porque no quería hisopar a todos los presentes en la sesión, pero ahora estamos a disposición cuando lo determinen", dijo. 

 

En el principal conglomerado opositor sostuvieron que el total de contactos estrechos de Nuñez fue definido por la Cámara, pero que la cifra es menor porque "muchos del interior tienen la exigencia de hacerse el hisopado al regresar a sus provincias, más allá de si están o no en contacto con un caso positivo". Se refiere a un "grupo de 18 diputadas y diputados que se hisoparon en la Ciudad de Buenos Aires entre miércoles y jueves pasado, para tener el certificado que exigen en sus provincias. Otro grupo lo hizo cuando llegaron a sus distritos", como fue el caso de Negri, que dio negativo, y Núñez que apenas entró a su provincia tuvo que hacerse el testeo y dio positivo. 

 

 

 

En la misma línea, la diputada Cristina Álvarez Rodríguez habló en nombre del Frente de Todos (FdT) y criticó a Negri. Lo acusó de "mentir y faltarle el respeto al director médico de la Cámara, quien dejó en claro que solo podían ingresar 45 diputados y diputadas para respetar el distanciamiento. Se habilitaron además los palcos, pero no quisieron utilizarlos porque querían copar el recinto", aseguró, para rebatir los argumentos de la oposición. 

 

Al cierre de esta nota todavía no había precisiones sobre los testeos para quienes todavía no lo hicieron. La cifra llegaría a unos 60 y forma parte de las incógnitas que están en la mesa de negociación que Massa reanudará en una nueva reunión con todos los jefes y jefas del recinto para renovar el protocolo de sesiones mixtas por dos meses. 

 

 

 

A pesar de la zozobra que atraviesa a quienes estuvieron en contacto con Nuñez, las autoridades de JxC aseguran que tienen "voluntad de llegar a un acuerdo", pero hasta ahora han buscado condicionar la firma a la posibilidad de realizar sesiones presenciales en un lugar fuera del Congreso, que permita la asistencia de cualquiera que deseen hacerlo. Ese punto se activaría sólo a pedido de un interbloque que se resista a tratar un tema en forma remota y reclame hacerlo en forma presencial.

 

Todo esto, igualmente, quedó en un compás de espera hasta que se conozca la decisión que tome el juez contencioso Enrique Lavié Pico sobre el amparo urgente que presentó JxC. Para el oficialismo ese recurso podría ser rechazado en primera instancia y reforzar las negociaciones legislativas, pero la única decisión del caso es el plazo de cinco días que estableció el magistrado para que la presidencia de la Cámara presente sus argumentos. 
 

 

Gobernadores de JxC
Martín Menem. 

También te puede interesar